Solzhenitsyn

“Los dirigentes bolcheviques que tomaron Rusia no eran rusos, ellos odiaban a los rusos y a los cristianos. Impulsados por el odio étnico torturaron y mataron a millones de rusos, sin pizca de remordimiento… El bolchevismo ha comprometido la mayor masacre humana de todos los tiempos. El hecho de que la mayor parte del mundo ignore o sea indiferente a este enorme crimen es prueba de que el dominio del mundo está en manos de sus autores“. Solzhenitsyn

Izquierda-Derecha

El espectro político Izquierda-Derecha es nuestra creación. En realidad, refleja cuidadosamente nuestra minuciosa polarización artificial de la sociedad, dividida en cuestiones menores que impiden que se perciba nuestro poder - (La Tecnocracia oculta del Poder)

martes, 25 de noviembre de 2014

Control social

Mucho peores que los sicarios del Nuevo Orden Mundial son esos felones que, desde posiciones «equidistantes», tratan de descalificar a quienes se juegan el tipo, aduciendo que la «crítica sistemática» no es de recibo, que hay que ser «constructivos», que no se puede ser «profeta de calamidades», etcétera. Contra estos tibios y fariseos que, so capa de moderantismo y «positividad», impiden u obstruyen la confrontación de ideas, escribió Chesterton La esfera y la cruz. Sin duda, el «pensamiento positivo» (que no es sino el disfraz de decencia que se pone la más abyecta corrección política) es uno de los instrumentos más aciagos de control social que el sistema ha introducido en nuestras vidas; y sus apóstoles, bajo su apariencia modosita, los más peligrosos jenízaros de la ideología mundialista.

En un libro muy notable que acabo de leer, Oligarquía y sumisión (Ediciones Encuentro), José Miguel Ortí Bordás se refiere muy acertadamente a esta nueva forma de control social o dominación de las conciencias que ya no actúa, como en los totalitarismos clásicos, allanándolas y forzándolas, sino moldeándolas a su gusto, adaptándolas complacientemente a los paradigmas culturales y políticos vigentes, y reduciendo a los pueblos a la categoría de rebaños gustosamente esclavizados, corifeos de la corrección política y del pensamiento positivo, fundado sobre una antropología optimista (¡el hombre es buenecito y, a poco que lo dejen, irá perfeccionándose todavía más!). Por supuesto, este control social se logra sin que nadie tenga la impresión de estar obedeciendo, sino abrazando libremente (¡con entusiasmo de lacayos fervorosos!) sus directrices. Y, una vez logrado el control completo, el discrepante será automáticamente visto como un desviado o un demente peligrosísimo.

Mucho más importante -nos recuerda Ortí Bordá- que alcanzar el poder político es conseguir el control social, pues de hecho el poder político no es más que el ejercicio efectivo de un control social previo, en el que las diversas oligarquías, con sus negociados de derecha e izquierda, pueden turnarse tranquilamente, admitiendo de vez en cuando nuevos socios en el reparto del pastel. Por control social debemos entender los mecanismos sibilinos de psicología de masas que logran el sometimiento de las conciencias a los paradigmas culturales de cada época (llámense 'capitalismo financiero', 'derechos de bragueta', 'consumismo', 'ideología de género', etcétera), ante los que se allanan sin darse cuenta, con la misma naturalidad con que respiramos. La finalidad de este control social no es otra sino reforzar la tendencia a la conformidad y lograr que los comportamientos «desviados» sean automáticamente reprimidos por el propio cuerpo social, que hace sentir a quien osa comportarse o pensar de forma «desviada» como una suerte de apestado. Para lograr el control social sobre los pueblos, previamente se destruyen las tradiciones culturales y religiosas que los vinculaban y hacían fuertes, hasta convertirlos en una mera agregación de átomos extraviados e individualistas (¡y con conexión a interné, oiga!); una vez rotos todos los vínculos, a esa agregación de átomos condenados a la intemperie espiritual se les da un catecismo gregario que endiose sus apetitos, al que gozosamente se adhieren mientras todos sus bienes materiales y espirituales son saqueados, de tal modo que «toda contradicción parezca irracional y toda oposición imposible», tal como establecía Herbert Marcuse en El hombre unidimensional.

Naturalmente, en este tipo de sociedades desintegradas es fácil criar individuos (como las hormigas crían a los pulgones) que consideren que el sistema político y social es difícilmente mejorable. La única discrepancia aceptable, que inmediatamente será asimilada por los negociados de derecha e izquierda existentes, será la que acepte las coordenadas prefijadas por los paradigmas establecidos; y en el caso de que tal discrepancia adopte apariencias airadas, se arbitrará un nuevo negociado ('marcas blancas' del sistema) que, con el reclamo de rebelarse contra alguno de los paradigmas vigentes, fomente la aceptación del resto. Así, por ejemplo, se permitirá al rebaño rebelarse contra los abusos del sistema financiero, siempre que no dejen de reclamar aborto y demás derechos de bragueta; pues el Nuevo Orden Mundial sabe bien que el mejor modo de saquear a la gente y así abastecer mejor los mercados financieros consiste en exaltar la lujuria y prohibir la fecundidad, para que la gente no tenga hijos y el expolio que sufre no lo perciba contra un atentado contra su prole.

Así, mediante este sutilísimo control social, nos llevan al matadero.

jueves, 20 de noviembre de 2014

Las 15 Mayores Mentiras que a Usted le Cuentan sobre... La Salud y La Medicina Oficial

Por Marco Torres del Sitio Web PreventDisease
Traducción de Editorial-Streicher del Sitio Web Editorial-Streicher
Versión original en ingles

En este conciso artículo tipo "lista de lavandería" el autor señala 15 puntos que denuncian otras tantas mentiras, según su perspectiva, que son constantemente propaladas por los medios de desinformación y por la casta médica y farmacéutica que tan entreverada está con los mecanismos del poder autoritario ("democracias"), gente al parecer bastante ignorante de las reales causas ontológicas de toda enfermedad y unos sinvergüenzas y unos bárbaros en cuanto al modo de remediarlas.

Esta gente engañadora no tiene ningún reparo en causar daños colaterales o futuros durante sus presuntas terapias, no como la Naturaleza, que no se equivocó al darnos un sistema inmunológico que estos tipos ahora dicen que no sirve o que es insuficiente.

Sirva esto para los que aún no están plenamente conscientes del carácter mercantil de la actual "medicina" oficial.



¿Cuestiona usted alguna vez lo que los médicos, los nutricionistas, las instituciones y hasta la ciencia le dicen sobre su salud, alimentación, medioambiente y estilo de vida?

Usted debería, porque vivimos en una época de engaño y duplicidad donde las fuentes de información más valoradas en que usted confía están secuestradas por intereses mucho mayores que los que usted puede imaginar.

La Internet es una de las últimas fronteras para la verdad, que informa y educa a miles de millones acerca de por qué nuestros sistemas de salud, nuestra agricultura, nuestra medicina y muchas otras áreas de las que dependemos nos están fallando.

La razón de que ellas nos estén fallando es porque los gobiernos corruptos, las corporaciones y los medios de comunicación constantemente nos están alimentando con mentiras cada día, las cuales, mediante su repetición, el público finalmente acepta como la verdad.

MENTIRA Nº 1: LOS ORGANISMOS GENÉTICAMENTE MODIFICADOS (OGM) PUEDEN ALIMENTAR AL MUNDO

Muchos alimentos que comemos hoy contienen ingredientes genéticamente modificados y por lo general sin nuestro conocimiento.

Los partidarios de esta tecnología sostienen que esto asegura y sostiene la seguridad alimentaria alrededor del mundo a medida que la población aumenta. Así como hay debates científicos acerca de los méritos de la comida genéticamente diseñada, hay igualmente, si es que no son más importantes, debates acerca de las implicancias socioeconómicas que conlleva el modo en que tal ciencia es publicitada y usada.

Los peligros de los alimentos GM [1] ya no pueden ser negados. Los investigadores han vinculado daños orgánicos [2] con el consumo del maíz GM de Monsanto.

Las compañías de biotecnología afirman erróneamente que sus manipulaciones son similares a los cambios genéticos naturales o a las técnicas tradicionales de cultivo.

Sin embargo, al ser hechas transferencias entre especies, como entre el pescado y los tomates, o entre otras especies no relacionadas, como no ocurrirían en la Naturaleza, se pueden crear nuevas toxinas, enfermedades y achaques. Cuando los ingenieros genéticos insertan un nuevo gen en algún organismo se dan "efectos de posición" que pueden conducir a cambios imprevisibles en el patrón de expresión del gen y en su función genética.

El producto proteico del gen insertado puede producir reacciones inesperadas y dar origen a productos potencialmente tóxicos.

Hay también una seria preocupación por los peligros de la utilización de virus genéticamente diseñados como vehículos de entrega (vectores) en la generación de plantas y animales transgénicos. Esto podría desestabilizar al genoma, y también posiblemente crear nuevos virus, y de esa manera nuevas enfermedades peligrosas.

A diferencia de la contaminación química o nuclear, la contaminación genética se auto-perpetúa.

Nunca puede ser invertida o limpiada; los errores genéticos serán transmitidos a todas las futuras generaciones de una especie [3].

MENTIRA Nº 2: LOS CAMPOS ELECTROMAGNÉTICOS Y LA RADIACIÓN INALÁMBRICA NO SON DAÑINOS PARA LOS HUMANOS

El peligro de la radiación magnética, eléctrica, inalámbrica, de radio (microondas), de la corriente de tierra y la de alta frecuencia, es que es sobre todo invisible hasta que el gran daño ha sido hecho, como el riesgo creciente de algunos tumores cerebrales en los usuarios de teléfono celular a largo plazo.

La sensibilidad a la radiación electromagnética es un problema de salud muy grande de nuestras generaciones más jóvenes.

Los medios de comunicación y la comunidad médica descartan esto, pero es imperativo que los practicantes de la salud, los gobiernos, las escuelas y nuestra sociedad entera aprendan más acerca de los riesgos porque lo que está en juego de la salud humana es significativo [4].

Los estudios sugieren que las mujeres brevemente expuestas a campos electro-magnéticos (CEM) de muy alta intensidad [5] tienen un riesgo mayor de aborto espontáneo, especialmente por los CEM emitidos por los cables eléctricos y otros aparatos.

Un porcentaje creciente de gente está prestando atención ahora al consejo de expertos de salud holística y eliminando sus hornos microondas debido a los peligros que éstos representan para los alimentos [6].

El efecto de los CEM en el tejido biológico sigue siendo controvertido.

Prácticamente todos los científicos están de acuerdo en que se requiere más investigación para determinar los niveles seguros o peligrosos. Es como un gran experimento humano del cual no conoceremos los resultados durante varias décadas.

Ahora, con la creciente proliferación de dispositivos portátiles inalámbricos, es literalmente imposible evitar los CEM en cualquier ciudad importante.

Lo que ellos saben realmente es que el hierro, que es necesario para la sangre saludable y que es almacenado en el cerebro, se ve altamente afectado por los CEM. La permeabilidad de las membranas celulares de nervios, vasos sanguíneos, piel y otros órganos, también es afectada, así como el intrincado ADN de los cromosomas.

Cada proceso bioquímico corporal implica precisamente un movimiento coreográfico de átomos, moléculas, e iones sensibles a los CEM.

No sólo los CEM afectan su propia salud y la de sus hijos y animales domésticos, sino también a la Tierra como un todo, por cuanto nuestro uso excesivo de la electricidad contribuye enormemente a la contaminación por parte de las plantas de electricidad que funcionan a carbón.

Aquellos que son sabios prestarán atención a las advertencias de la sensibilidad eléctrica y reducirán la radiación de CEM en sus casas mediante un buen diseño y reducción de la dependencia de aparatos eléctricos.

MENTIRA Nº 3: LOS EXÁMENES PREVENTIVOS Y LOS TRATAMIENTOS MÉDICOS 'PREVIENEN' LA MUERTE

Incluso aunque la comunidad médica abogue por exámenes detectores de enfermedades (screening) regulares para aquellos que tienen enfermedades, ellos pueden entregar poco beneficio y realmente pueden representar un daño para su salud.

Esto se aplica a casi cada tipo de examen preventivo médico para el cáncer y varias otras enfermedades. El examen preventivo conlleva un riesgo inmenso en sí mismo, no sólo debido al daño provocado por las técnicas examinatorias sobre el cuerpo humano, sino por la misma naturaleza de los protocolos de seguimiento médico.

Estos protocolos por lo general instan a los pacientes a involucrarse más profundamente en técnicas más invasivas, que posteriormente mutilan la salud y conducen a un porcentaje muy alto de víctimas.

Los médicos a menudo son criticados por prescribir tests y procedimientos innecesarios que dañan más que ayudan y que añaden gastos médicos que podrían ser de otra manera evitados. Doce pruebas y procedimientos médicos son ahora cuestionados a nivel mundial [7]como innecesarios, que potencialmente causan resultados a veces dañinos para los pacientes.

Los cánceres inducidos por la radiación se han triplicado en las últimas dos décadas, y los diagnósticos mediante imágenes han sido admitidos ya como una causa [8] por el Gobierno estadounidense.

Hay una relación asociativa entre la mortalidad por cáncer de mama y los programas de exámenes por radiación, específicamente por las técnicas de diagnóstico médico como la mamografía [9].

En un estudio sueco de 60.000 mujeres, el 70% de los tumores descubiertos mamográficamente no era tumores en absoluto. Estos "falsos positivos" no son sólo tensiones financieras y emocionales sino que ellos también pueden conducir a muchas biopsias innecesarias e invasivas. En efecto, el 70 u 80% de todos los mamogramas positivos no muestran, tras la biopsia, ninguna presencia de cáncer.

Un análisis de sangre de la próstata busca el antígeno específico de la próstata, una proteína producida por la glándula prostática. Los niveles altos supuestamente tienen que ver con el cáncer de próstata. El problema es que la asociación no siempre es correcta, y cuando lo es, el cáncer de próstata es no necesariamente mortal.

Sólo aproximadamente el 3% de todos los varones muere de cáncer de próstata.

El test de sangre prostática por lo general lleva a un sobre-diagnóstico, con biopsias y tratamiento en el cual los efectos secundarios son la impotencia y la incontinencia. Las biopsias repetidas pueden esparcir células cancerígenas en la huella formada por la aguja, o derramar células cancerosas directamente en la corriente sanguínea o el sistema linfático.

La cobertura de noticias de muchas enfermedades se enfoca demasiado en los tratamientos y no lo suficiente en la prevención, una tendencia que podría demostrar ser riesgosa a largo plazo para la mayor parte de las personas que no entienden cómo tener cuidado de su salud.

MENTIRA Nº 4: EL FLUORURO PREVIENE LA CARIES DENTAL

Un creciente número de comunidades está decidiendo dejar de añadir flúor a sus sistemas de agua [10], aunque el gobierno federal y los funcionarios federales de salud mantengan su apoyo total a una medida que ellos dicen que provee una reducción del 25% en las caries a escala nacional.

Hay ahora hechos serios y riesgos de salud en cuanto a la fluoración [11] que ya no pueden ser ignorados, y la práctica misma está siendo cuestionada por la mayor parte del mundo.

Investigadores austriacos demostraron en los años '70 que tan poco como 1 ppm [partes por millón] de concentración de fluoruro puede interrumpir a las enzimas reparadoras del ADN en un 50%. Cuando el ADN no puede reparar las células dañadas, envejecemos más rápido.

El fluoruro envejece prematuramente el cuerpo, principalmente por la deformación de la forma de las enzimas. Todos los sistemas del cuerpo son dependientes de las enzimas.

Cuando el fluoruro cambia las enzimas, esto puede dañar cada sistema y función del cuerpo.

El doctor Paul Connett, Ph. D., declaró:
"Cuando los historiadores lleguen a escribir sobre este período, ellos señalarán la fluoración como el más grande error en la política pública que hayamos tenido alguna vez".
David Kennedy, cirujano dental, presidente de la Academia Internacional de Medicina Oral y Toxicología dijo que,
"la fluoración del agua es el mayor caso de fraude científico en la historia del planeta, promovido por el gobierno, apoyado por los dólares de los contribuyentes, y ayudado e instigado por la ADA (American Dental Association) y la AMA (American Medical Association)".

MENTIRA Nº 5: ENFOCARSE EN DISMINUIR EL COLESTEROL MALO PARA PREVENIR ENFERMEDADES CARDÍACAS

Quizás uno de los mayores mitos de la salud propagados en la cultura occidental y ciertamente en Estados Unidos, es el mal uso del término "colesterol malo" [12] inventado por los medios de comunicación y la comunidad médica.

Además, un público científicamente ingenuo ha sido engañado para que crea en una correlación fraudulenta entre colesterol elevado y enfermedad cardiovascular (ECV). El colesterol no ha sido demostrado que provoque realmente ECV. Por el contrario, el colesterol es vital para nuestra supervivencia, y tratar de disminuirlo artificialmente puede tener efectos perjudiciales, particularmente cuando envejecemos.

Nos hemos convertido en una cultura tan obsesionada con la comida de alimentos bajos en colesterol y grasa, que muchos expertos de salud están cuestionando ahora las consecuencias.

¿Podríamos realmente mantener un estilo de vida alimenticio que fuera tan ajeno a muchas de nuestras poblaciones ancestrales sin ningún mal efecto en nuestra salud?

Muchos investigadores están concluyendo ahora que la respuesta a aquella pregunta es "NO". Los actuales datos están sugiriendo ahora que niveles de colesterol más bajos preceden al desarrollo de cáncer. Los informes científicos demuestran que la gente con un alto colesterol LDL llamado "malo" viven durante más tiempo [13].

La tonta ciencia ofrecida por hombres de mercadotecnia a un público por lo general científicamente ingenuo ha llevado a muchas personas a creer que deberíamos sustituir ciertas opciones de comida por productos especialmente desarrollados que pueden ayudar a "reducir el colesterol".

Naturalmente esto tiene un precio y requiere de aquellos que pueden permitírselo que paguen tal vez cuatro o cinco veces lo que un producto típico y común podría costar.

Pero ¿está justificada esta aparente "necesidad general" de esforzarse por disminuir nuestro colesterol? Y, en realidad, ¿es saludable?.

El colesterol mismo, ya sea transportado por LDL (lipoproteínas de baja densidad) o HDL (lipoproteínas de alta densidad), es exactamente el mismo. El colesterol es simplemente un ingrediente necesario que se requiere que sea regularmente conducido alrededor del cuerpo para un eficiente desarrollo, mantenimiento y funcionamiento saludable de nuestras células.

La diferencia está en los "transportadores" (las lipoproteínas de baja y alta densidad), y ambos tipos son esenciales para la logística de entrega en el cuerpo humano para que trabaje con eficacia.

Pueden ocurrir problemas, sin embargo, cuando las partículas LDL son pequeñas y cuando su capacidad de transporte excede al potencial de transporte de HDL disponible. Esto puede conducir a que más colesterol sea "entregado" en el cuerpo con menores recursos para devolver la capacidad excedente al hígado.

Tenemos que reformar la educación en cuanto a lo que realmente causa la enfermedad cardíaca y por qué el colesterol, sea alto o bajo, no es un proceso maligno en el cuerpo sino una parte natural de nuestra biología.

Cuando dejamos de escuchar a los doctores médicos, repentinamente comenzamos a escuchar lo que nuestros cuerpos ansían... ser la versión más saludable de nosotros mismos.

MENTIRA Nº 6: LA LUZ DEL SOL ES DAÑINA Y LOS FILTROS SOLARES SON LA MEJOR DEFENSA

Los filtros solares están llenos de algunos de los productos químicos más tóxicos conocidos. Pero tanto la industria del cáncer como la de los filtros solares insisten en su uso para, irónicamente, prevenir el cáncer originado por la luz del Sol "mala". La gente todavía cae por estas tonterías, y se esparce ávidamente los filtros solares con la esperanza de protegerse contra un enemigo inexistente. Si el Sol fuera realmente tan dañino, estaríamos todos muertos hace mucho tiempo.

Mientras tanto, un creciente cuerpo de pruebas muestra que impedir que los rayos del Sol alcancen nuestra piel influye dramáticamente en nuestros niveles óptimos de vitamina D, lo que conduce a una mortalidad más alta, a enfermedades críticas, a desórdenes de salud mental [14] e, irónicamente, al cáncer mismo.

Por eso usted tiene que hacer su propia pantalla solar.

Existen más de 800 referencias en la literatura médica [15] que muestran la efectividad de la vitamina D, tanto para la prevención como para el tratamiento del cáncer.

La exposición a luz del Sol y a la luz ultravioleta se ha demostrado repetidamente que NO es la causa del cáncer de piel. Científicos del MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas reportaron que la exposición a rayos UVA es muy improbable que haya contribuido al aumento de la frecuencia del melanoma [16] durante los pasados 30 años.

La idea de que los filtros solares previenen el cáncer es también un mito promovido por las compañías farmacéuticas, por la medicina convencional y por los medios dominantes de comunicación, con un objetivo: obtener ganancias.

La industria de los filtros solares hace dinero vendiendo productos de loción que realmente contienen productos químicos que causan cáncer.

Ella luego dona una parte de aquel dinero a la industria del cáncer mediante grupos 'sin fines de lucro', como Sociedades de Cáncer que, a su vez, publicitan desgarradores anuncios de servicio público que impulsan a la gente a usar filtros solares para "prevenir el cáncer".


MENTIRA Nº 7: LAS VACUNAS PREVIENEN LA ENFERMEDAD E INCREMENTAN LA INMUNIDAD

El término "inmunización", a menudo substituido por "vacunación", es falso y debiera ser impugnado legalmente.
La investigación médica ha establecido bien que la inyección directa de proteínas externas y otro material tóxico (particularmente conocidos venenos inmuno-sensibilizantes como el mercurio) hace del receptor de aquello más, no menos, fácilmente afectado por lo que él encuentra en el futuro. Esto significa que dicho material hace lo opuesto de inmunizar, comúnmente incluso impidiendo desarrollarse la inmunidad después de la exposición natural.

Hay 5 fases en el despertar a los peligros de la vacunación [17] y mucha mentira en diferentes fases.

La frecuencia real de problemas de salud ha sido estimada por las autoridades [de salud] que es probablemente hasta 100 veces, o más, mayor que la reportada por agencias del Gobierno.

Aquella diferencia se debe a la falta de obligación o incentivo para los médicos para que reporten efectos adversos. Con los movimientos anti-vacunación que ahora están exponiendo la verdad en Internet, la comunidad médica está ahora en alerta máxima, defendiendo sus afirmaciones y siéndoles dicho por los fabricantes de vacunas que ellos nunca deben dejar que sus pacientes (o los padres) piensen que los riesgos podrían ser mayores que los beneficios [de las vacunas], cuando en realidad es precisamente lo contrario lo que es verdad.

Finalmente está saliendo a la luz evidencia convincente [18], en estudios certificados que muestran que el rápido incremento en el número de vacunas dadas a los niños está creando una toxicidad sinérgica y un estado de sobrecarga inmunológica en la mayoría de los receptores de vacunas, que se manifiesta en cuestiones de salud relacionadas, incluyendo epidemias de obesidad, diabetes y autismo.

La proporción riesgo/beneficio es una decisión importante en cualquiera que decida si hay que vacunar o no.

Contrariamente a la creencia popular y al marketing, las enfermedades infantiles en un país desarrollado no son tan peligrosas como nos quieren hacer creer. Coger una enfermedad particular no significa que usted va a morir de ella. Las vacunas realmente fueron introducidas en un momento en que las enfermedades habían disminuido ya a un nivel de riesgo bajo.

Este hecho está demostrado, científicamente.

Los principales avances en el combate de las enfermedades durante los pasados 200 años han sido una mejor alimentación y el consumo de agua limpia... no las vacunas. Una higienización mejorada, mejores condiciones de vida y un menor hacinamiento también han contribuido.

Esto también se confirma en la investigación publicada y examinada por pares, que demuestra que la vacuna no nos ha salvado [19].

Existe una evidencia irrefutable que muestra que la aplicación histórica de vacunas no ha tenido ninguna ventaja o impacto de salud en la prevención de enfermedades infecciosas [20].

Todas las vacunas contienen:
  • agentes de esterilidad
  • neurotoxinas
  • immunotoxinas
  • compuestos cancerígenos
Algunos ejemplos incluyen,

  • el formaldehído, un cancerígeno encontrado en casi cada vacuna
  • neurotoxinas como el glutamato monosódico [21]
  • cloruro de potasio
  • timerosal [22]
  • agentes esterilizantes como el Triton X-100, octoxynol-10, polisorbato 80
  • immuntoxinas como neomicina, fosfato de potasio monobásico o deoxicolato de sodio,

...por nombrar sólo algunos de los muchos.

No es ninguna coincidencia que mientras más instruido es usted, menos posibilidad hay de que usted se vacune [23], lo que contradice las falsas ideas de muchos profesionales de la salud que sostienen que los padres no vacunan a sus hijos porque ellos tienen escasa educación, son pobres o están mal informados.

Aquellos que se informan completamente de los peligros de las vacunas nunca las ven de la misma forma otra vez, ya que sus motivos entonces se hacen claros.

MENTIRA Nº 8: LA MEDICINA CONVENCIONAL Y EL SISTEMA DE ASISTENCIA MÉDICA AYUDAN A LA GENTE ENFERMA

Quizás el mito de salud más grande hoy es la idea falsa que tiene el público de que la medicina predominante y el sistema de asistencia médica ayudan a la gente enferma. Nada podría estar más lejos de la verdad.

¿Por qué la gente sigue a las autoridades médicas [24] que prescriben, vacunaciones, medicaciones y tratamientos todos tóxicos, ...que sólo sirven como un perjuicio para la salud humana?

La libertad de la gente para elegir una sanación natural, una medicina alternativa y otros métodos de prevención de enfermedades podría ser amenazada pronto por lobistas corporativos que harán cualquier cosa para proteger su riqueza a costa de vuestra salud.

El 90% de todas las enfermedades (cáncer, diabetes, depresión, enfermedad cardíaca, etc.) es fácilmente evitable por medio de dieta, nutrición, luz de Sol y ejercicios. Ninguna de estas soluciones es jamás promovida por la medicina convencional, porque ellas no producen ningún dinero.

Ningún producto farmacéutico realmente cura o resuelve las causas subyacentes de la enfermedad. Incluso los fármacos "exitosos" sólo manejan los síntomas, por lo general a costa de interferir con otras funciones fisiológicas, lo que provocará efectos secundarios durante el proceso. No hay tal cosa como un fármaco sin un efecto secundario.

No hay ningún incentivo financiero para nadie en el sistema de la medicina de hoy (compañías farmacéuticas, hospitales, médicos, etc.) para sanar realmente a los pacientes. Las ganancias se encuentran en la enfermedad continuada, y no en la salud o en la prevención.

El principal error del enfoque biomédico es la confusión que hay entre procesos de la enfermedad y orígenes de la enfermedad.

En vez de preguntar por qué ocurre una enfermedad, y tratar de remover las condiciones que condujeron a ella, los investigadores médicos tratan de entender los mecanismos biológicos mediante los cuales funciona la enfermedad, de modo que ellos puedan interferir con dichos mecanismos.

Estos mecanismos, más bien que los verdaderos orígenes, son vistos como las causas de la enfermedad en el pensamiento médico corriente, y esta confusión está en el centro mismo de los problemas conceptuales de la medicina contemporánea.

Casi todos los programas de "prevención" que usted ve hoy (como mamografías gratis u otros programas detectores de enfermedades) no son nada más que planes de reclutamiento de pacientes, diseñados para aumentar los ingresos [del sistema médico] y las enfermedades. Ellos usan programas de detección gratis para asustar a la gente y que ésta esté luego de acuerdo en tratamientos innecesarios que sólo conducen a enfermedades posteriores.

Nadie tiene ningún interés en vuestra salud excepto usted mismo.

Ninguna corporación, ningún médico y ningún gobierno tiene ningún deseo de realmente sanarlo a usted. Esto ha servido a los intereses financieros a corto plazo de poderes superiores en Occidente muy bien.

Los únicos individuos saludables, conscientes y críticamente pensadores están todos 100% libres de productos farmacéuticos y de alimentos procesados.

MENTIRA Nº 9: HAY NIVELES ACEPTABLES DE PRODUCTOS QUÍMICOS

Hay niveles "aceptables" según las industrias y los estándares reguladores, pero nuestra exposición a otros "niveles aceptables" de productos químicos tóxicos que luego interactúan unos con otros y danzan con nuestras células dentro de nuestros cuerpos, nunca es tenida en cuenta.

Tenemos más de 200 productos químicos sintéticos en nuestros cuerpos ahora mismo. Nuestra exposición a toxinas es así omnipresente.

La mayor parte de nosotros no descubre su presencia a cada momento cada día, pero tenemos que preguntarnos: ¿cómo nos están afectando, y qué significa esto para las futuras generaciones?

Todo esto es ignorado por todas las industrias.

Los productos químicos representan 3.700 billones de dólares anuales en ventas en todo el mundo. Estados Unidos compone casi el 19%.

Muchos empleos dependen de esta industria, y sin embargo el 85% de los productos químicos en el comercio hoy no ha sido probado.

¿Cómo están impactando nuestra salud los productos que contienen aquellos químicos?
¿Cuál es el impacto sobre aquellos que trabajan o viven cerca de las plantas químicas?

¿Es realmente muy difícil para la mayoría de las personas aceptar que estamos siendo agredidos cada día por el terrorismo químico? [25]

Los alimentos genéticamente modificados, los sabores artificiales, los colorantes, los preservantes, los emulsionantes y los endulzantes, todos están hechos con productos químicos venenosos, todos los cuales se ha demostrado que son tóxicos para la salud humana.

Los endulzantes artificiales [26], los preservantes, los nitratos, los colorantes artificiales, el glutamato monosódico... si se trata de alimentos procesados, es probable que contengan uno o varios de estos ingredientes. El benzoato de sodio y el benzoato de potasio son preservantes que son a veces añadidos a los refrescos para prevenir el crecimiento de hongos, pero el benceno es un cancerígeno conocido.

El butilhidroxianisol (BHA) es otro preservante que es potencialmente causador de cáncer. Leer las etiquetas es una solución fácil: si usted no reconoce un ingrediente, no compre dicho producto alimenticio.

No hay ningún nivel aceptable de ningún producto químico que esté en nuestros alimentos, y es tiempo de sacar a la industria química de nuestras comidas.


MENTIRA Nº 10: LA ENFERMEDAD NO PUEDE SER REVERTIDA SIN FÁRMACOS

Muchas combinaciones de productos naturales son tan eficaces como los fármacos artificiales, pero sin los efectos secundarios cuando actúan contra enfermedades específicas.

Para una evidencia empírica, sólo vea a las tribus y culturas indígenas que todavía usan muchas formulaciones que preceden al registro histórico, y con gran éxito. Un estudio completo y el primero de su clase, publicado en la revista científica PLOS ONE, evaluó 124 combinaciones de productos naturales, y encontró que en las combinaciones correctas, ellas pueden compararse con la potencia de nivel de los fármacos.

Las plantas son mejores que los fármacos en muchos niveles [27].

Hierbas, frutos y vegetales específicos se ha encontrado en muchos casos que funcionan mejor que la medicación para enfermedades específicas. Por ejemplo, se descubrió que el fruto de la guanábana (Graviola - Annona muricata) mata el cáncer hasta 10.000 veces más eficazmente que la quimioterapia fuerte [28].

El consumo diario de manzanas en algunos estudios se encontró que era más efectivo que la medicación de estatinas en la reducción de la enfermedad cardíaca. El zumo de arándano [29], el ajo [30] y la cúrcuma son sólo tres de docenas de otros alimentos que superan a los fármacos en el tratamiento y prevención de enfermedades.

Hay hierbas que refuerzan y sanan los pulmones, otras que aumentan la energía y la vitalidad, y muchas que estabilizan la tiroides [31] e incluso disminuyen la presión arterial [32] (los Siete Fármacos más Prescritos en el Mundo y sus Homólogos Naturales [33]).

A pesar del modelo médico que se basa en la intervención farmacéutica para cada enfermedad conocida, hay más de cien enfermedades comunes que pueden ser revertidas naturalmente [34]. Esa es la diferencia entre el tratamiento por lucro y la sanación para el bienestar.

La artritis (tanto la reumatoide como la ósea), la diabetes (tanto del tipo I como del II), la hipertensión y el cáncer, son todos reversibles con estrategias herbarias apropiadas, con nutrición y ejercicio.


MENTIRA Nº 11: EL MEJOR MODO DE TRATAR EL CÁNCER ES CON QUIMIOTERAPIA Y RADIACIÓN

Los médicos y las compañías farmacéuticas hacen dinero de aquello. Ésa es la única razón de que la quimioterapia todavía sea usada, no porque sea eficaz, porque reduzca la morbidez, la mortalidad o disminuya cualquier tasa de cáncer específica.

De hecho, ella hace lo contrario. La quimioterapia fomenta el crecimiento del cáncer y las tasas de mortalidad a largo plazo [35].

La mayoría de los pacientes de quimioterapia mueren o se ven plagados con enfermedades dentro de 10 ó 15 años después del tratamiento. Esto destruye su sistema inmunológico, aumenta la decadencia neuro-cognoscitiva, interrumpe el funcionamiento endocrino y causa toxemias orgánicas y metabólicas. Los pacientes básicamente viven en un permanente estado de enfermedad hasta su muerte.

La industria del cáncer marginaliza las curas seguras y eficaces mientras promueve sus remedios patentados, caros y tóxicos, cuyos riesgos exceden por lejos cualquier beneficio. Esto es lo que ellos hacen mejor, y lo hacen porque eso hace dinero, pura y simplemente.

La razón de que una tasa relativa de sobrevivencia de 5 años sea el estándar usado para evaluar las tasas de mortalidad es debido a que la mayoría de los pacientes con cáncer van cuesta abajo después de ese período.

Eso es excepcionalmente malo para el negocio, y la industria del cáncer lo sabe.

Ellos nunca podrían mostrar al público la tasa estadística de fracasos del verdadero 97% en el tratamiento de cánceres metastásicos a largo plazo.

Si ellos publicaran realmente la estadística a largo plazo para la quimioterapia citotóxica administrada a todos los cánceres, que es de más de 10 años, y produjeran los datos objetivos sobre evaluaciones rigurosas, incluso la relación costo/efectividad, impacto sobre el sistema inmunológico, calidad de vida, morbilidad y mortalidad, le quedaría muy claro al mundo que la quimioterapia hace poca o ninguna contribución a la supervivencia del cáncer en absoluto.

Ningún tal estudio ha sido conducido alguna vez por investigadores independientes en la historia de la quimioterapia.

Los únicos estudios disponibles vienen de instituciones y científicos financiados por la industria, y ninguno de ellos ha cuantificado inclusivamente alguna vez las variables mencionadas.


MENTIRA Nº 12: LA CIENCIA ES RESPETABLE Y HONESTA

La búsqueda de la verdad en la investigación científica moderna está empañada por la codicia y la ganancia [36], y por un concepto de la verdad construido sólo sobre la presunción de un bien no examinado.

Mientras las aprobaciones de drogas farmacéuticas, de alimentos genéticamente modificados y de varias otras polémicas tecnologías pueden parecer estar basadas en la "ciencia", los intereses corporativos y las ganancias a menudo interfieren con el verdadero sentido de lo que la ciencia representa tanto para los académicos como para el público.

La metodología primaria de la ciencia es separar la realidad en sus partes componentes a fin de entender mejor cómo funciona el todo.

La lógica cartesiana comenzó con la separación de mente y materia, y el método científico depende de la separación del observador con respecto a lo observado. La separación absoluta entre mente y materia ha sido mostrada ahora como completamente ficticia, y sin embargo la importancia de la objetividad dentro del método científico no ha disminuido.

Hay poca verdadera ciencia a ser encontrada en la práctica común de la medicina predominante.

Más bien, lo que hoy pasa como "ciencia" es una colección de mitos, verdades a medias, datos deshonestos, reportes fraudulentos y correlaciones inadecuadas hechos pasar como causalidades.

Los estudios correlacionados NO pueden demostrar la causalidad, y aún así el resultado final de la mayoría de los estudios científicos en la medicina predominante hace una afirmación de causa sin ninguna prueba y luego pasan aquellas sugerencias al público para venderle el modelo médico.

Los anunciantes y los fabricantes de productos ciertamente han usado esta inherente tendencia cognoscitiva a confiar en los "hechos científicos" a fin de comercializar productos que ellos afirman que tienen una base científica en su efectividad.

Lo mismo es verdadero, por supuesto, dentro de las ideologías y la política.

Mientras muchos deciden enfocarse en los grandes escándalos, como el fraude de la investigación farmacológica, innumerables afirmaciones científicas fraudulentas son hechas cada día en la publicidad, a menudo sin repercusiones.


MENTIRA Nº 13: HAY DOSIS SEGURAS DE PRODUCTOS QUÍMICOS EN LOS MEDICAMENTOS

Pregunte a cualquier científico en el campo de la salud y la seguridad y ellos le dirán que la toxicidad tiene que ver principalmente con la dosis.

No realmente. Mientras usted puede morir de cualquier cosa tomada en exceso, incluso agua, usted también puede entrar en serias complicaciones fatales por cualquier veneno en cualquier dosis si usted lo toma durante bastante tiempo.
No hay ninguna dosis segura de un veneno [37] porque el cuerpo reconoce incluso la dosis más pequeña e inmediatamente crea cascadas inflamatorias y respuestas inmunes para combatir aquellas entidades foráneas. Los productos químicos tóxicos están invadiendo ahora cada faceta de nuestras vidas, desde nuestras escuelas a nuestros lugares de trabajo.

Ellos están deteriorando gradualmente cada sistema en nuestros cuerpos y causando muchas enfermedades, por lo que es difícil ahora aislar exactamente qué productos químicos están causando cada enfermedad.

Las pruebas químicas que actualmente hacemos para establecer si alguna sustancia química es segura pueden no ser suficientes.

En particular, podríamos no estar apuntando a ni entendiendo los efectos de niveles muy bajos de contaminantes químicos durante las fases críticas cuando el organismo está "escuchando" a los mensajeros químicos.

Esto ocurre, por ejemplo, durante el desarrollo fetal y durante los cambios que ocurren en la pubertad.

La primera pregunta que tenemos que estar haciendo es: ¿imitan estas sustancias químicas a alguno de los químicos mensajeros de los que los organismos dependen para su supervivencia?

Lo que la mayor parte de estas compañías de gestión de productos químicos, sus agencias reguladoras y científicos, no aprecian, es qué organismo delicadamente equilibrado somos, sobre todo a nivel molecular.
En este nivel, los productos químicos actúan más bien como un apretón de manos que como un tercer jarro de cerveza.


MENTIRA Nº 14: LA GENTE ES MÁS SANA HOY QUE EN GENERACIONES ANTERIORES

La expectativa de vida al nacer se elevó en unos años tanto para hombres como para mujeres en las dos décadas pasadas del siglo XX.

Esto ha significado un costo enorme en calidad de vida para nuestros ancianos, ya que ellos sufren más dolor y mayor invalidez que nunca antes en los últimos 15 años de vida. La gente globalmente está viviendo más, pero las condiciones debilitantes crónicas se están haciendo cada vez más frecuentes.

Un reciente estudio de 2010 de Global Burden of Disease involucró a 486 autores en 50 países que pretendieron ofrecer una actualización completa sobre enfermedades y lesiones desde el último de tales informes en 1990.

Allí se encontró que el principal factor de riesgo que explica la carga de la enfermedad en la mayoría de las naciones más desarrolladas es la dieta.

Quizá más preocupante es la medicación de la infancia, lo que nos conduce a la enfermedad en la adultez:
  • si los niños tosen después de hacer ejercicios, ellos tienen asma
  • si tienen problemas de lectura, son disléxicos
  • si son infelices, están deprimidos
  • si alternan entre infelicidad y vivacidad, tienen desorden bipolar
Mientras estos diagnósticos pueden beneficiar a los pocos que tengan síntomas severos, uno tiene que preguntarse sobre el efecto sobre los muchos cuyos síntomas son moderados, intermitentes o pasajeros.

Cada generación sucesiva está más enferma y más afectada que su predecesora [38].

El autismo, los problemas de aprendizaje, el trastorno de déficit atencional e hiperactividad, el asma, la diabetes y muchas otras enfermedades, continúan aumentando con rapidez.

Ninguna agencia del Gobierno ha hecho o hará alguna vez algo sobre ello, excepto seguir recopilando estadísticas.


MENTIRA Nº 15: LAS PLANTAS TERAPÉUTICAS SON DROGAS PELIGROSAS
La razón de que la cannabis sea tan eficaz con fines médicos [39] está directamente relacionado con su capacidad para interactuar con receptores en el cuerpo que inhiben la inflamación y previenen la enfermedad.

El cannabis hace esto muy bien, y pocos fármacos pueden competir con su nivel de potencia que viene esencialmente sin efectos secundarios. En consecuencia, la cannabis es etiquetada como una amenaza para la medicina predominante.

La pregunta ya no es qué enfermedades puede curar el cáñamo, sino qué enfermedad NO puede curar. Un estudio publicado en Nature Reviews [40] proporciona una explicación histórica y detallada sobre cómo el THC y los canabinoides naturales contraatacan al cáncer, pero preservando las células normales.

No es ninguna sorpresa que Estados Unidos haya decretado que la marihuana no tiene ningún uso médico aceptado [41] y que debería permanecer clasificada como una droga tan peligrosa como la heroína.

La aceptación y promoción de los poderosos beneficios de salud de la marihuana cortaría al instante las enormes ganancias orientadas hacia el tratamiento del cáncer, y Estados Unidos tendría que admitir que encarcela a la población sin ninguna causa. Casi la mitad de todas las detenciones por drogas en Estados Unidos son por marihuana.

Según el editor de MarijuanaNews.com Richard Cowan, la respuesta es que porque hay una amenaza para que se prohíba el cáñamo,
"realmente hay una prueba contundente [42] de que la supresión de la marihuana medicinal representa el mayor fracaso de las instituciones de una sociedad libre, su medicina, su periodismo, su ciencia, y de nuestros valores fundamentales", nota Cowan.
Muchos investigadores han notado que ha habido datos "inadecuados" durante décadas para determinar si la marihuana fumada era segura o eficaz en el tratamiento de síntomas de dolor y prevención de enfermedades.

La razón primordial de la carencia de datos tenía que ver con el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA), que era la única fuente para la investigación de la cannabis, y ellos bloquearon los estudios más significativos debido a sus cercanos lazos con las compañías farmacéuticas.

Esta opinión fue respaldada por el doctor David Bearman, vicepresidente ejecutivo de la Academy of Cannabinoid Medicine / Society of Cannabis Clinicians.
"Parte del problema en Estados Unidos es que el NIDA ha bloqueado casi todos los estudios significativos sobre la cannabis", dijo Bearman.
Bearman sostiene que mientras las píldoras de cáñamo sintético ofrecen realmente alivio del dolor, la marihuana es más barata, tiene menos efectos secundarios y puede ser más eficaz.

Ahora las décadas de propaganda están siendo revertidas a medida que los científicos y el público están siendo confrontados con el verdadero potencial de la cannabis y su capacidad tanto para curar como para prevenir enfermedades.

Notas

1.- http://preventdisease.com/home/tips80.shtml

2.- https://preventdisease.com/news/10/010710_gm_foods_organ_damage.shtml

3.- http://preventdisease.com/news/13/050613_Former-Pro-GMO-Scientist-Speaks-Out-On-The-Real-Dangers-of-Genetically-Engineered-Food.shtml

4.- http://preventdisease.com/news/08/040408_rf.shtml

5.- http://preventdisease.com/news/articles/electro_risk.shtml

6.- http://preventdisease.com/news/14/072314_12-Facts-About-Microwaves-Should-Terminate-Their-Use.shtml

7.- http://preventdisease.com/news/13/081213_12-Medical-Tests-and-Procedures-Even-Doctors-Claim-Are-Useless.shtml

8.- http://preventdisease.com/news/13/061113_CT-Scans-Cause-Radiation-Induced-Cancer.shtml

9.- http://preventdisease.com/news/13/022713_As-Medical-Screening-and-Mammograms-Increase-For-Breast-Cancer-So-Does-Death.shtml

10.- http://preventdisease.com/news/14/060514_Why-Fluoride-Drinking-Water-Is-Poison.shtml

11.- http://preventdisease.com/news/14/031214_15-Facts-Most-People-Dont-Know-About-Fluoride.shtml

12.- http://preventdisease.com/news/11/050611_bad_cholesterol_not_bad.shtml

13.- http://preventdisease.com/news/13/080813_Scientific-Papers-Prove-That-People-With-High-So-Called-Bad-LDL-Cholesterol-Live-Longest.shtml

14.- http://preventdisease.com/news/13/012313_Why-Using-Sunscreen-Leads-To-Mental-Health-Disorders-and-Critical-Illness.shtml

15.- http://www.mercola.com/article/vitamin-d-references.htm

16. http://preventdisease.com/news/10/050510_sun_not_cause_melanoma.shtml

17.- http://preventdisease.com/news/14/032114_5-Phases-Awakening-To-Dangers-of-Vaccination.shtml

18.- http://preventdisease.com/news/14/051514_9-Ways-Vaccines-Reducing-Immunity-Inducing-Immune-Overload-In-Children.shtml

19.- http://preventdisease.com/news/10/102510_vaccines_did_not_save_us.shtml

20.- http://preventdisease.com/news/13/052413_Irrefutable-Evidence-Historical-Application-Vaccines-No-Health-Benefit-Impact-on-Prevention-Infectious-Disease.shtml

21.- http://preventdisease.com/home/tips100.shtml

22.- http://preventdisease.com/news/09/102609_Alert_Canadians_Arepanrix_vaccine_analysis.shtml#formaldehyde

23.- http://preventdisease.com/news/11/020211_more_educated_less_likely_to_vaccine.shtml

24.- http://preventdisease.com/news/12/112112_Why-Do-People-Follow-Medical-Authorities.shtml

25.- http://preventdisease.com/news/12/042012_The-Reality-of-Chemical-Terrorism-In-Our-Food.shtml

26.- http://preventdisease.com/news/13/092413_Choosing-Artificial-Sweeteners-Linked-To-High-Calorie-Alternatives-In-The-Future.shtml

27.- http://preventdisease.com/news/11/020911_plants_better_than_drugs.shtml

28.- http://preventdisease.com/news/12/022112_Sour-Sop-Fruit-100-Fold-Stronger-At-Killing-Cancer-Than-Chemotherapy.shtml

29.- http://preventdisease.com/news/12/030812_Forget-Prescription-Drugs-Two-Glasses-of-Cranberry-Juice-Prevents-Hardening-of-Arteries.shtml

30.- http://preventdisease.com/news/12/050212_Garlic-Proven-100-Time-More-Effective-Than-Antibiotics.shtml

31.- http://preventdisease.com/news/14/071614_15-Herbs-Plants-Stabilize-Thyroid-Function.shtml

32.- http://preventdisease.com/news/14/061814_9-Herbs-Plants-Lower-Blood-Pressure-Naturally.shtml

33.- http://preventdisease.com/news/13/021213_The-7-Most-Prescribed-Drugs-In-The-World-And-Their-Natural-Counterparts.shtml

34.- http://preventdisease.com/news/14/030414_4-Diseases-Few-Are-Aware-Can-Be-Reversed-Naturally-Without-Drugs.shtml

35.- http://preventdisease.com/news/14/033114_97-Percent-of-The-Time-Chemotherapy-Does-Not-Work.shtml

36.- http://preventdisease.com/news/14/022414_False-Science-Propaganda-Masquerades-As-Scientific-Progress.shtml

37.- http://preventdisease.com/news/14/031314_No-Such-Thing-As-Safe-Dose-Poison-How-Chemicals-Invading-Every-Major-System.shtml

38.- http://preventdisease.com/news/12/052912_Chilling-Statistics-What-Are-We-Doing-To-Ourselves-And-Our-Children.shtml

39.- http://preventdisease.com/news/14/051214_5-Diseases-Proven-To-Respond-Better-To-Cannabis-Than-Prescription-Drugs.shtml

40.- http://americanmarijuana.org/Guzman-Cancer.pdf

41.- http://preventdisease.com/news/11/071211_marijuana_no_medical_use.shtml

42.- http://safeaccess.ca/research/cancer.htm

lunes, 17 de noviembre de 2014

La gran contradicción de la Medicina que nadie quiere afrontar




 
Este es un asunto controvertido, que provoca reacciones airadas y muchas veces irreflexivas.

Podríamos considerarlo casi como un tema tabú en nuestra sociedad, pues nos enfrenta con una de esas "verdades inviolables" y comúnmente aceptadas que sostienen el Sistema en pie.

Y todo arranca de una pregunta bien simple…
¿Cómo gana dinero un médico o un farmacéutico?
Y es que responder a esta pregunta nos lleva de cabeza a una de las paradojas más absurdas del mundo actual. Pues resulta que tu médico o tu farmacéutico solo ganan dinero cuando estás enfermo.

De hecho, toda la industria de la medicina y la farmacia ganan dinero gracias a la enfermedad.
 


 

Llegados a este punto, una mente con una mínima capacidad de raciocinio debería preguntarse: si la medicina y la farmacia ganan dinero con la enfermedad ¿qué interés pueden tener estas grandes industrias en que estemos sanos?

Es un argumento tan lógico y obvio que resulta indignante y incluso descorazonador que nadie quiera aceptarlo como una realidad.

Para comprender mejor las implicaciones de este razonamiento, profundicemos un poco más, utilizando la lógica más simple.

Si relacionamos el negocio de la medicina y la farmacia con el estado de sus pacientes, veremos que sus ganancias se dirimen a través de 3 ecuaciones básicas:

ENFERMO = DINERO
SANO = POSIBLE GANANCIA FUTURA
MUERTO = GANANCIA NULA

Eso dibuja 2 esquemas de negocio básicos:
  1. En el primero, se gana dinero gracias a la alternancia cíclica en el estado Sano-Enfermo de los pacientes. A mayor frecuencia en la aparición del estado "enfermo", mayores oportunidades de ingreso cíclicas.
     
  2. En el segundo, aún más óptimo, se gana dinero gracias a la enfermedad continuada en el tiempo, es decir, a la enfermedad crónica.
En ambos casos, es esencial ofrecer la suficiente calidad de vida al paciente para que siga sufragando el tratamiento y ante todo, evitar o posponer su muerte, pues ésta significaría el fin de los ingresos.

Queda claro pues, que la salud completa, en ningún caso implica ganancias. En cambio, la enfermedad, siempre las garantiza.
 



Sabemos que éste es un argumento chocante, pero por más vueltas que le demos, es la pura realidad.

Quizás deberíamos dejar de calificar a la medicina y a la farmacia como "ciencias de la salud" y empezar a llamarlas "ciencias de la enfermedad", ¿no? Evidentemente, no estamos diciendo que los médicos no se interesen por la salud de sus pacientes o que promuevan la proliferación de enfermedades.

Los médicos, como personas y como profesionales quieren lo mejor para sus pacientes y aplican todos sus conocimientos,procedentes de la educación recibida, en devolver la salud a las personas enfermas.

Pero la clave reside precisamente aquí. En la educación recibida por parte de los médicos.

Es decir, en cómo se les han transmitido los conocimientos. 


 
Porque lo cierto es que desde que acceden a la facultad de medicina, son entrenados y educados para formar parte de la industria médico-farmacéutica y adaptarse a sus lógicas de funcionamiento, de la misma forma que un soldado es entrenado y educado para formar parte de un ejército y adaptarse a sus lógicas de funcionamiento.

Siguiendo estas mismas lógicas, la industria farmacéutica gana inmensas cantidades de dinero gracias a la enfermedad, de la misma manera que la industria armamentística gana inmensas cantidades de dinero gracias a la guerra.

Y llegados hasta aquí,
  • ¿No resultaría muy ingenuo pensar que la industria farmacéutica promueve la salud?
  • ¿O es que acaso alguien imagina a un fabricante de armas promoviendo la paz en el mundo?
Como vemos, la relación y la influencia que ejerce la industria armamentística sobre el mundo militar, es análoga a la que ejerce la industria farmacéutica sobre el mundo de la medicina.

Ambas industrias instrumentalizan a aquellos que "usan sus productos" en el ejercicio de su desempeño profesional.

No es disparatado pensar que utilizarán parte de su inmenso poder económico en influir en la educación o programación de los médicos y los farmacéuticos, aquellos que el día de mañana deberán seguir garantizando que el esquema de negocio continúe.

Así pues, es lógico pensar que todo el conocimiento relativo a la medicina y a la farmacia está orientado para adaptarse a la lógica de negocio,
"enfermedad = dinero".


 

Sin duda habrá lectores que se estarán tirando de los pelos de la cabeza.

Para empezar, porque aceptar esta realidad choca con sus concepciones más profundamente arraigadas.

Sería tanto como admitir que la ciencia puede pervertirse por amor al dinero. Algo inconcebible en la mente inocente de muchas personas, que creen que el mundo de la ciencia es algo puro e incólume, poblado por hombres sabios e íntegros que como ángeles ataviados con batas blancas, ponen su intelecto al servicio del bienestar humano de forma desinteresada.

A estas personas, deberíamos recordarles que TODAS las armas del mundo, tanto convencionales como de destrucción masiva han sido creadas por científicos.

TODOS los desastres ambientales, desde los vertidos petrolíferos hasta la contaminación química o radiactiva, habrían sido imposibles sin la implicación directa del mundo científico, al servicio de la codicia más desenfrenada.

El mundo de la ciencia no está formado por seres superiores, sino por personas normales, tan corruptas, codiciosas e inconscientes como lo pueda ser cualquier otro colectivo humano.
 


 

Pero volvamos a centrarnos de nuevo en el mundo de la medicina y en la perversa lógica "enfermedad = dinero" y a los argumentos que pueden esgrimirse en contra de ésta afirmación.

Sin duda, habrá muchas personas que afirmarán que:
"la enfermedad es consustancial a la vida humana y a la naturaleza y que la actividad de la medicina consiste, precisamente, en luchar contra la enfermedad".
Es decir, concluirán que el cometido de las industrias médica y farmacéutica es luchar contra las enfermedades y que por lo tanto, de forma lógica y natural, la inevitable aparición de la enfermedad reporta beneficios a ambas industrias, sin que ellas tengan la culpa de ello.

¿Pero sería posible que la medicina y la farmacia centraran sus esfuerzos y su negocio en la salud y no en la enfermedad?

Vamos a razonarlo.

Para que este modelo fuera factible, el médico solo debería ganar dinero mientras el paciente estuviera sano. Y dejar de ganarlo mientras estuviera enfermo.

Las 3 anteriores ecuaciones del negocio médico-farmacéutico se transformarían en las siguientes:
 
ENFERMO = GANANCIA NULA
SANO = DINERO
MUERTO = GANANCIA NULA
Así, el médico centraría sus esfuerzos en que sus pacientes mantuvieran la salud todo el tiempo, previniendo la enfermedad antes de que ésta apareciera y por lo tanto estudiando y atacando sus causas y no sus consecuencias.

Y en el caso de que el paciente cayera enfermo, el médico se esforzaría en devolverlo lo más pronto posible a su estado saludable, para volver a ganar dinero con él y mantener su prestigio profesional.

El papel del farmacéutico sería complementario y consistiría, básicamente, en suministrar aquellos productos necesarios para fortalecer y prolongar la salud del paciente, y en su caso, los necesarios para combatir la enfermedad cuando ésta apareciera.

Como podemos deducir, según este modelo, el farmacéutico estaría más relacionado con el mundo de la nutrición que con el de la química.

Esta forma de funcionar, que a mucha gente le puede parecer fantasiosa, ya ha funcionado con anterioridad.

Recordemos que en la antigua China, los médicos cobraban un salario por mantener sanos a sus pacientes y dejaban de percibirlo cuando éstos enfermaban, hecho que repercutía negativamente en su prestigio profesional y por lo tanto, en sus ganancias.
 


 
  • ¿Te parece, pues, un modelo absurdo?
  • ¿Más absurdo que una industria médico-farmacéutica que sólo gana dinero cuando estás enfermo?
Evidentemente, tal y como está estructurada nuestra sociedad actual, este modelo resulta muy difícil de aplicar, a pesar de resultar mucho más lógico y potencialmente beneficioso para el paciente.

Y llegados aquí, quizás deberíamos preguntarnos:
¿porqué desde sus inicios la medicina optó por un modelo en el que la ganancia se asocia a la enfermedad y no a la salud?
Y la respuesta no puede ser más triste: todo gira alrededor del poder.

La enfermedad es un período excepcional de crisis en la vida de una persona, en la que,
  • el enfermo, desesperado, se muestra dispuesto a ceder o pagar lo que sea necesario para salvar su vida
  • el médico se erige en la única figura con capacidad para conseguirlo


 

Por esa razón la medicina centra su actividad en la enfermedad, porque es la situación crítica que implica mayor acaparamiento de poder y autoridad, fluyendo desde el paciente hacia el medico.

Lo hemos visto a lo largo de la historia, donde incluso reyes y emperadores se han inclinado ante sus galenos.

En cambio, si la medicina centrara sus esfuerzos en mantener la salud del paciente, la situación de crisis asociada a la enfermedad correría en contra del médico, pues durante su transcurso perdería prestigio social y desaprovecharía esa oportunidad única en la que el enfermo está dispuesto a conceder mayor dinero, poder y autoridad a su médico.

Por lo tanto, la medicina no ha evolucionado alrededor del concepto de salud:
  • Lo ha hecho alrededor de la autoridad y el prestigio social.
  • Y de las ganancias que éstos acarrean.
  • Y estos beneficios solo se pueden obtener a través de la enfermedad.
  • Un funcionamiento completamente opuesto al que debería ser.
  • Ésta es la gran contradicción de la medicina.
  • Se basa en mecanismos tan simples que cualquier persona puede entenderlos.
Sin embargo y a pesar de tenerlo enfrente de nuestras narices, el mundo sigue cerrando los ojos a esta realidad tan obvia.

Y es que el mundo no está lleno de ciegos, sino de personas que no quieren abrir los ojos


Fuente.
Fuente original.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Las farmacéuticas y el agua de mar

Estamos acostumbrados a pensar que el agua de mar no se puede tomar. Es que así nos lo han hecho creer y, aunque naturalmente no se nos da por tomarla, sencillamente porque nos sabe demasiado salada, lo cierto es que, en primer lugar es una falacia (cuando no una vil mentira) y, en segundo lugar, el agua de mar es tan rica en nutrientes y minerales que si la consumiéramos habitualmente gozaríamos de “demasiada” salud y podríamos prescindir en gran medida de los médicos y –he aquí el problema mayor– de los laboratorios.


Laboratorios que, por cierto, son los principales interesados en que la población no conozca los beneficios que se derivan del consumo de agua de mar y, por el contrario, que sigamos creyendo que el agua de mar no es apta para el consumo humano.

Vamos a explicar un poco de qué estamos hablando.

Antes de hablar del agua de mar, sus propiedades y beneficios, tal vez convenga detenernos brevemente en la sal que más suponemos conocer, la que usamos cotidianamente en nuestra cocina y en nuestras mesas familiares. ¿Qué dicen de ésta los promotores de la alimentación y la salud “alternativas”? Sal de mesa “refinada” para asegurar que nos enfermemos. Ellos dicen que, a diferencia de la sal marina pura, que contiene 84 elementos de gran valor para la salud humana, durante el proceso de “fabricación” de la sal fina (o de mesa), ésta es “lavada”, proceso durante el cual pierde algas microscópicas que fijan el yodo natural en el organismo, y que éste es importante para la prevención del bocio. También se elimina azufre, magnesio, calcio y otros elementos esenciales, con el propósito declarado de “blanquear” el producto y hacerlo más vistoso para los consumidores.

Pero ahí no termina el proceso de industrialización. Una vez “blanqueada”, la sal fina es “enriquecida” con aditivos químicos que evitan la formación de cálculos, pero estos químicos no son naturales y resultan perjudiciales para la salud. Y aunque la sal fina es más agradable a la vista, cuando la probamos en grandes cantidades resulta desagradable al paladar, mientras que una piedra de sal marina puede llegar a ser muy agradable.

La sal sin refinar provee al cuerpo numerosos minerales esenciales, en cambio la refinada, además de haber sido despojada de casi todos ellos (salvo dos), contiene aditivos dañinos y silicato de aluminio, uno de los principales causantes de la enfermedad de Alzheimer.

Ahora vamos un poco a los hechos: los promotores del consumo de agua de mar explican –y suena muy razonable– que el mar es como un delicioso y saludable “caldo”, producto de la disolución en sus aguas, durante millones y millones de años, de toda la riqueza vital de la tierra, arrastrada por ríos provenientes de montañas, llanuras, pantanos, rocas y cascadas, más el constante flujo y reflujo de las mareas carcomiendo las playas y acantilados de los miles de kilómetros de costas continentales e isleñas en toda la superficie del planeta, para no contar el propio lecho marino. Sobreviviendo con la “sopa” oceánica

De hecho, “náufragos voluntarios” dispuestos a demostrar la falacia del supuesto de que el agua de mar no se puede tomar (si eres náufrago puedes morirte de sed y de hambre flotando sobre la más deliciosa sopa que pueda existir jamás), sobrevivieron días enteros bebiendo esa agua y alimentándose de ella. Claro: hay que saber cómo hacerlo, cosa que explicaremos inmediatamente.


El agua de mar tiene una concentración de 36 gramos de sal por litro, mientras que nuestro organismo tiene 9 gramos por litro. Si tomáramos el agua marina así sin más, la concentración de sal en nuestro cuerpo subiría tanto que los tejidos deberían liberar agua para que la concentración de sales volviera a 9 gramos por litro. Eso conduciría a diarreas y a la deshidratación. La solución puesta en práctica durante el experimento fue tomar una cucharada de agua de mar cada veinte minutos, bebiéndola muy lentamente para dejar que la saliva redujera la salinidad del agua ingerida.

Otra manera de tomar el agua de mar, si no somos náufragos y tenemos acceso a esa agua en nuestra vida cotidiana –según explican los expertos– es hacerlo “de forma isotónica”: rebajando el agua de mar con agua dulce, o añadiendo agua de mar al agua dulce. Considerando que la cantidad de sales recomendada es de unos 9 gramos al día, y sabiendo que la salinidad del agua de mar es de 36 gramos por litro, la cantidad de agua de mar recomendada es de un cuarto de litro por día.

Además de las sugerencias previas, los expertos recomiendan verificar que no seamos intolerantes al agua de mar, lo que podemos hacer comenzando por pequeñas cantidades hasta asegurarnos de que nos sienta bien. Algunas personas, además, son más propensas que otras a sufrir diarreas al beber agua de mar, lo que resulta una razón adicional para ir incrementando las cantidades de a poco. Una sugerencia general es mezclar el agua de mar con zumos, o con agua normal mezclada con unas gotas de limón. Esto ayuda a habituarnos a beber esta agua sin aborrecerla en las primeras etapas. Por cierto, también tenemos que asegurarnos de no sufrir alguna enfermedad en la que la ingesta de sal sea contraproducente (aunque la hipertensión es un capítulo aparte, según veremos unas líneas más abajo). 

Cocinar con agua de mar
El agua de mar resulta muy apropiada para cocinar. Como ya hemos explicado, debido a los intereses industriales la sal comercial (la sal fina o “de mesa”) es una sal “muerta”, en la que solo se ha preservado el cloruro de sodio y, en el mejor de los casos, yodo, además de los aditivos químicos perjudiciales para la salud. Contrariamente, el agua de mar contiene muchos elementos muy beneficiosos, por lo que proporciona un gran enriquecimiento a nuestra dieta.

Para darle una vuelta más a la cuestión, la sal refinada resulta perjudicial para la salud por su alto contenido de sodio, que favorece la hipertensión y la retención de líquidos. Eso no sucede con la sal marina, al punto que los hipertensos pueden consumirla con moderación y con supervisión médica, ya que su contenido de sodio es mucho menor. Una paulatina incorporación a la dieta de recetas que incorporen sal marina produce una lenta modificación de los hábitos alimenticios, con una mejora en la salud como resultado general y a largo plazo.

Si tenemos en cuenta que las enfermedades se desarrollan en entornos ácidos, es fácil entender que el consumo de agua de mar, alcalina por derecho propio, es un alcalinizador de nuestro organismo, lo que previene todo tipo de enfermedades y nos mantiene alejados de los médicos y de las farmacias, por lo que el consumo masivo de agua de mar acarrearía irremediablemente la bancarrota de los grandes laboratorios.

Como alcalinizador, el agua de mar aporta, entre otros, todos estos beneficios: es regulador del medio interno, nutriente celular, reconstituyente, dentífrico y colutorio (enjuagatorio medicinal), laxante, purgante, desinfectante y cicatrizante para infecciones de boca, estomacal y neutralizador de acidez de estómago. Como si todo eso fuera poco, tomada antes de comer calma el apetito, lo que la hace muy apropiada para bajar de peso.

La sal común y sus enfermedades asociadas:
  • Hipertensión arterial
  • Edemas
  • Eclampsia o pre-eclampsia
  • Arteriosclerosis cerebral
  • Arteriosclerosis
  • Cálculos renales
  • Cálculos vesicales Cálculos biliares
  • Hipoplasia de la tiroides
  • Nódulos en la tiroides
  • Disfunción de la paratiroides

Entre las funciones más importantes de la sal marina, se destacan:
  • Regula la presión arterial, junto con el agua.
  • Extrae el exceso de acidez de las células del cuerpo, en especial las del cerebro.
  • Equilibra los niveles de azúcar en la sangre, importante para los diabéticos.
  • Es esencial para generar energía en las células del cuerpo.
  • Es importante en la absorción de nutrientes a través del tracto intestinal.
  • Limpia los pulmones de mucosidad, importante para asmáticos y enfermos de fibrosis quística.
  • Limpia el catarro y la congestión de los senos paranasales. Antihistamínico natural.
  • Previene los calambres musculares.
  • Previene la excesiva producción de saliva. La saliva que fluye mientras se duerme es señal de deficiencia de sal.
  • Aporta dureza a los huesos. La deficiencia de sal, o comer sal refinada, es una de las principales causas de la osteoporosis.
  • Regula el sueño, actuando como un hipnótico natural.
  • Previene la gota y la artritis gotosa.
  • Es vital para mantener la libido y la sexualidad.
  • Previene las varices y las venas de araña en piernas y muslos.

Ecoportal.net

http://www.aquamaris.org/


jueves, 6 de noviembre de 2014

Apoyo a Rusia


Por Antonio Moreno Ruiz

La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas cayó, dizque sin apenas estruendo. Yo personalmente me alegro bastante de que desapareciera de la faz de la tierra aquella tiranía que sojuzgó a medio mundo gracias a la ayuda liberal-capitalista, como nos recordó el eminente polígrafo Alexander Solzhenitsyn QEPD, el gran anticomunista que, asimismo, fue un bravo denunciante de los errores de Occidente. No se hubiera mantenido la URSS si Trotsky no hubiera sido financiado desde Estados Unidos por los Rockefeller, si Lenin no hubiera recogido dinero en Zurich (procedente principalmente de Prusia) y si Roosevelt no hubiera proveído de constante ayuda logístico-económica a Stalin. Con todo, ¿qué es lo que venía después? No nos engañemos: Si bien fue el mundo liberal occidental el que pactó con el comunismo desde mucho antes de la II Guerra Mundial ((1)), todo ello era por algo. Amén de intereses comunes, ahora los buitres esperaban su carroña. Lo que ellos ni sabían ni intuían era lo que decía el ínclito jurista Álvaro D´Ors ya en 1987:
“No quisiera ocultar mis reservas frente a aquellos que, ante el conflicto Este-Oeste, toman decidido partido por el Oeste: Prefieren el Capitalismo al Comunismo. Esta opción, corriente en España como en todo Occidente, es explicable, pero no sé si es del todo acertada; en todo caso, estamos de nuevo en el error de la política del ‘mal menor’.

Es evidente que en el hemisferio del Capitalismo la vida es más llevadera, y no deja de haber aquí un cierto aire de libertad, aunque las elecciones suelen estar muy condicionadas por la seducción de las masas, que ha alcanzado una perfección técnica irresistible, y que esta apariencia de libertad falta en el hemisferio comunista. Pero no es menos cierto que el deterioro humano del Capitalismo, al ser más placentero e insensible, resulta por ello mismo mucho más letal que la brutal disciplina del Comunismo. Este, por lo menos, puede hacer mártires, en tanto que el Capitalismo no hace más que herejes y pervertidos”.
A ello, añadamos la constancia en la fe de muchas mujeres rusas que, como recordó el profesor letón Walter Schubart en Europa y el alma del Oriente ((2)), bautizaban a sus hijos aun a escondidas (Putin fue uno de ellos), manteniendo en el hogar la lumbre de la fe contra viento y marea. Es por ello que a pesar de que aún hay bastante ateísmo, la tradición cristiana vuelve a resurgir en Rusia en particular en y la Europa del Este en general.

Con todo, en nuestros días se masca la tragedia en Kiev, y la jugada angloamericana en Ucrania viene precedida por toda una geopolítica agresiva que consiste en anular a Rusia. Desde los sangrientos conflictos provocados en el mundo árabe (¡y lo llaman “primavera”!), se ha envalentonado la carrera mundialista. El pseudo-imperio anglosionista, coaligado con los déspotas petroleros de la Península Arábiga y con los delirios de imperialismo otomano de Erdogan, actuó a saco en Túnez, Libia y Egipto, pareciendo facilonas sus prefabricadas revoluciones. Pero he ahí que en Egipto el gobierno de los Hermanos Musulmanes, apoyado por esta caterva (¡los que dicen luchar contra Al Qaeda!), ha durado poco porque el ejército, fuente de poder en el país de las pirámides, ha reaccionado con contundencia. Eso sí: A las puertas de un conflicto civil que puede empezar y acabar como el rosario de la aurora, para mayor gloria de los traficantes de armas y los colaterales intereses. Empero, donde no les ha salido nada es en Siria. Por un lado, las críticas que había hacia Bashar Al Assad en la propia República Árabe fueron disipándose con las reformas emprendidas desde el mismo Baaz ((3)), y lo único que han conseguido es que el pueblo sirio (uno de los pueblos más preparados, conscientes y orgullosos del mundo arábigo), en abrumadora mayoría, se repliegue a favor de su presidente y combata contra la injerencia extranjera. A eso, sumémosle la finta diplomática de Rusia, quien hizo caer al bobalicón John Kerry en sus propias palabras, haciendo las barras y las estrellas un ridículo como no se había visto en la contemporaneidad de las relaciones internacionales. Desde todo punto de vista, tuvieron que asumir la ilegalidad de una intervención armada como las de Irak y Afganistán. Obama (¡premio nobel de la paz!) y McCain, quienes estuvieron teóricamente disputándose unas elecciones, sin embargo, concuerdan en armar a los mercenarios wahabitas que, venidos del Magreb, Chechenia, el África Negra o sacados de las cárceles saudíes, siembran el caos y exterminan cristianos. Sin embargo, no contentos con la matanza de cristianos árabes (no lo olvidemos: los descendientes directos de los primeros cristianos. No es casualidad esta saña) y con este estrepitoso y sanguinolento fracaso, ahora van por Ucrania. Pero esto no es nada nuevo: Tenemos que remontarnos en el tiempo, porque a muchos les sonará la Guerra del Cáucaso, pero es que antes que la Georgia de Saakasvhili estuvo Kosovo, donde hay monumentos a Clinton y Bush. ¿Qué interés tenían los Estados Unidos en los Balcanes? ¿Hay petróleo o gas por allí? En principio parece que no, aunque hay rumores de que entre Albania y Kosovo hay reservas de petróleo y gas natural. Y la cercanía de zonas estratégicas es evidente, empezando por la presencia del Mediterráneo. ¿Pero por qué ese apoyo a Albania, y en concreto, al nacionalismo albanés que sigue ansioso de una Gran Albania que nunca existió, y más a costa de aquella tierra tan significativamente serbia (su Covadonga, por así decirlo)?

Vayamos escudriñando los tiempos:

KOSOVO:

La Guerra de los Balcanes saltó a la palestra informativa por mor de su crueldad. En español tenemos el concepto “balcanización” y no es casualidad. Yugoslavia, esto es, “Paneslavia del Sur”, fue un engendro apoyado en su día por el imperialismo anglosajón que eclosionó tras la Gran Guerra para socavar los Imperios Centrales, y de paso, finiquitar el Imperio Ruso aun estando como aliado, que no se olvide. A posteriori, las plausibles fracturas balcánicas fueron mitigadas por una dictadura comunista encabezada por Tito, quien siendo teóricamente croata, era de sangre eslovena y judía. Por desgracia, aquí no se cumplió eso de que muerto el perro, se acabó la rabia: Aquí parecía que muerto el perro, la rabia era todavía peor, y se desencadenó una guerra de todos contra todos y sálvese quien pueda donde una Europa inservible apenas acertaba a mirar y unos Estados Unidos siempre ávidos aprovecharon para meter sus narices de lleno, apoyándose principalmente en los albaneses. Albania, un país de apenas cinco millones de habitantes, donde la religión mayoritaria es la islámica y que está enfrentado a todos sus vecinos, y que en la Segunda Guerra Mundial cooperó abiertamente con el nacionalsocialismo alemán para formar la “Gran Albania”, y luego estuvo en la órbita de los regímenes marxistas…. ¿Qué se les había perdido a los gringos por Tirana y alrededores? En verdad no mucho a priori, pero desmenuzando el percal, podemos ver que mientras Alemania se disputaba Eslovenia y otros países occidentales se disputaban las fincas turísticas de Croacia, Rusia miraba sus ojos a Serbia y viceversa. Los norteamericanos estaban pendientes de que Yeltsin dejara Moscú como un solar para extender la mano y disponer con facilidad, primero, de cuantiosas reservas de cereales, petróleo y gas, y segundo, de llegar a Asia por Europa a placer. Aparte del negocio que se podía hacer con los depósitos de armas, negocio que podría abrirse a todas las ex repúblicas soviéticas. Pero la cosa está en que no se consagró el “yeltsinismo”, y Rusia, con todos sus defectos y problemas, no sucumbió a los occidentales cantos de sirena. Apareció un tal Putin, que había sido miembro del KGB y había pululado por ahí con Yeltsin, y poco a poco se fue haciendo con las riendas.

Con todo, entonces nadie pensaba ni en Rusia ni en Serbia. De Clinton a Bush se aupaba a una mafia islámica cuyos vínculos con el tráfico turco de heroína y con la venta de órganos es más que descarado. No pocos paisanos de ellos, cuando van a España (y a otros muchos países), se hacen famosos por sus asaltantes maneras, que consisten en que amén de robar todo lo habido y por haber, apalean y violan a las víctimas. Nadie entendía a qué venía esto. Pero era el primer trazo geopolítico que adelantaba el siglo XXI. Luego de la caída del muro de Berlín, el escenario mudaba. De los Balcanes se fue a los terribles atentados del 11 de septiembre, y nos vendieron que la destrucción de las Torres Gemelas fue perpetrada por cuatro islamistas locos. De Mohamed Atta no quedó ni rastro, sin embargo, apareció su pasaporte. Ya ni se molestan en hacer bien los montajes… Después de esta brutalidad que sacudió al mundo, matando a tantos inocentes, la ingeniería social se creyó con el campo libre. La implementación de políticas antifamiliares, ya fuera por abortismo u homosexualismo, experimentó un brutal auge. España conoció en los 80 la llamada “movida madrileña” con un Tierno Galván, socialista alcalde de Madrid, que decía que “el que no esté colocado que se coloque”, para alucinógeno aliño de la Transición; y en los 90, gracias a figuras como el venezolano Boris Izaguirre, cuyo cometido era saltar, gritar y enseñar el culo, la telebasura aumentó hasta llegar a sus más asquerosas cuotas, permaneciendo hasta hoy en este plan. El ser una loca desatada se convirtió en un reclamo profesional. Si en los años 80 las leyes abortistas se habían generalizado, todo iba ir a todavía peor, enseñando el infanticidio como un “derecho inherente a las oprimidas, explotadas e históricamente menospreciadas y vejadas mujeres” y exigiendo que el Estado lo financiase.

Por entonces Vladimir Putin veía los nefastos resultados que esto estaba trayendo en Occidente y pensaba que si Rusia seguía esa estela, no levantaría cabeza nunca y se convertiría en un país débil. Con todo, la ofensiva yanqui por convertirse en una contestable potencia unipolar seguía con sus acelerones, y fue en caucásica dirección.

CÁUCASO:

Por Georgia apareció un tal Mijail Saakashvili. Su única ideología definida era que Georgia entrase en la Unión Europea y en la OTAN. Casado con una norteamericana e introductor de la CIA y el Mossad en su país, eliminó con malas artes a sus opositores y pronto se mostró como dueño y señor de Georgia, un país tradicionalmente aliado de Rusia y luego parte del imperio de los zares, que tras la caída de la URSS quedaba en la más absoluta indefinición, al igual que sus vecinos. Putin advirtió que Rusia no iba a tolerar más casos como el del Kosovo, auténtica tragedia para el pueblo serbio y para toda Europa. Sin embargo, a Estados Unidos le había salido muy fácil la jugada, y pensó que todo el monte era orégano. Ante la indefinición rampante, pretendió seguir un discurso de Guerra Fría y fomentar la división entre (teóricamente…) rusófilos y rusófobos. Saakashvili era lo segundo, y claro, resulta que en Abjasia y Osetia del Sur, buena parte de la población no quería saber nada ni de estar contra Rusia ni de la república georgiana propiamente dicha. Saakashvili no entendió eso y obligó manu militari a esa población no ya sólo a estar bajo su mando, sino a estar en la órbita de la Unión Europea y la OTAN, ante lo cual Rusia hizo valer su influencia e interés, protegiendo así a una población que se consideraba parte de su contexto patrio. En cinco días, Saakashvili hizo el ridículo más absoluto. Sus asesores norteamericanos e israelíes, así como la Unión Europea a la que tanto aclamaba, lo dejaron más tirado que una colilla. La huella que dejó en el castigado pueblo georgiano fue grave, y de ahí muchos sacaron la conclusión que ni él, ni la Europa occidental ni la OTAN eran de fiar.

Putin lo advirtió: No iba a haber otro Kosovo.

Con todo, desde Hollywood se ayudaba ya a la guerra mediática, por ejemplo con la peliculita “Cinco días de guerra”, de Renny Harlin ((4)). No nos llega a Occidente ni una película rusa, pero desde este lado del mundo muy pronto se utilizan la televisión y el cine para crear monstruos a conveniencia.

¿PRIMAVERA ÁRABE?

Prosigamos: Estados Unidos pensó que esto no sería más que un tropiezo, porque como decía el hoy entalegado José María Del Nido, lo mejor está por llegar. Ya no hay Pacto de Varsovia, por tanto, hay que pensar en otra cosa, y desde las Torres Gemelas del 11 de septiembre y los trenes de Madrid del 11 de marzo (cuya vergonzosa versión oficial nadie se cree), el islamismo loco era el eje del mal según la administración Bush. Luego vino Obama, y se llevó por banda el premio Nobel de la paz. ¡Toma ya! Mas Obama seguía metido en Afganistán y dejaba Irak como un solar. Sin embargo, la estrategia parecía un poco diferente: Las dictaduras laicas de Túnez a Egipto debían ser arrasadas, dizque en nombre de la democracia y la libertad.

Si bien la ministra Condoleeza Rice parecía hacer las paces con Gadafi, la venganza que se estaba preparando era terrible. Ciertamente, Gadafi no era un santo, y le gustaba más el poder absoluto que a un tonto un lápiz, pero hay una cosa que hay que reconocerle: Su enorme habilidad política. Aunque Libia es un país con gas y petróleo, no llega a siete millones de almas, divididas en tribus mal avenidas en la mayoría de las veces. Gadafi, desde muy jovencito, aprovechó su experiencia militar y política para anteponerse como equilibrio ante los diferentes intereses y divisiones de un país de idiosincrasia beduina. Como estaba en contra de la política de Occidente, apoyó todo lo que intuía que podía fastidiarlo por dentro, ya fuera a la derecha o a la izquierda, y por eso, lo mismo hacía buenas migas con neofascistas europeos que financiaba a la Nación del Islam de los negros norteamericanos. Fue una especie de Maquiavelo moro. Con todo, lo cortés no quita lo valiente, y justo es decir que en Libia no se pasaba hambre, y era el único país del Magreb cuyos hijos no se veían forzados a emigrar, todo lo contrario de lo que acontece en Marruecos, Argelia y Túnez. Y es que tenemos que tener en cuenta lo siguiente: No hay estados-nación en buena parte del mundo. El estado-nación es un invento artificial de la criminosa Revolución Francesa, que vio su consecución con las desordenadas revoluciones del siglo XIX bajo los auspicios del romanticismo, ante un mundo que perdía acaso definitivamente el orden de las monarquías tradicionales. Querer aplicar este concepto revolucionario y partidista a otros entornos socioculturales, y más concretamente en un ambiente como el Magreb, con tanta influencia tribal, es no entender absolutamente nada. Y Gadafi sí que lo entendió bien, conociendo Europa por dentro en su juventud. Pero al final, cayó en la trampa de los gringos y los europeos, y sus buenas relaciones traducidas en negocios vieron su contrapunto en una guerra asquerosa teledirigida por Obama y capitaneada por la Francia de Sarkozy. En Túnez, Ben Alí salió corriendo a la primera de cambio. Gadafi quiso resistir, incluso tras el montaje montado por el sionista Bernard-Henri Levy en una supuesta Plaza Verde que en verdad era un plató televisivo de Qatar, tiranía petrolera aliada de los angloamericanos y muy interesada en extender su visión wahabita del islam, y en primar económicamente sobre los vecinos que puedan ser más o menos díscolos. Y hay que contarlo todo: En la cuestión libia, el papel de Medvedev, quien entonces era el político más destacado de Rusia, fue el de comparsa.

Con todo, Gadafi siempre fue una garantía de respeto para los cristianos. El único país del Magreb que recibía emigración por mor de oportunidades laborales, donde la pobreza había sido eliminada, ofrecía tolerancia tanto para los negros como para los trabajadores europeos y asiáticos. Sin embargo, pronto en la Libia postgadafista comenzaron las terribles persecuciones a los cristianos, siendo muchos negros masacrados bien por cristianos bien por gadafistas, mientras que la prensa políticamente correcta calla este odio racial, político y religioso. En Irak, el 3% de la población cristiana no había tenido problemas bajo el baazismo de Saddam Hussein; en cambio, cuando llegaron las barras y las estrellas se dispararon los asesinatos, siendo que la gran mayoría ha emigrado del país. Este patrón es el que se va a intentar reproducir en Egipto, mas allí la cosa no es tan fácil, ya que el 15% de la población es cristiana, de cóptica tradición para más señas. Sin embargo, los Hermanos Musulmanes y adláteres implantaron una política de terror, apoyados por los jeques sauditas. Pero la reacción no se ha hecho esperar, a y a la par que muchos musulmanes de buena voluntad que han protegido a sus paisanos cristianos, el ejército ha reaccionado y el corrupto Morsi ha sido depuesto. Con todo, la situación en Egipto tras el derrocamiento de Mubarak (quien estaba admitido en la Internacional Socialista) es muy confusa, como ya apuntamos.

Y claro, como lo de Túnez fue pan comido y en Egipto se creó lo que se creó, Siria debería caer como una pieza más del dominó mundial. Pero he ahí que pasó lo que ellos quizá no se esperaban: Que la República Árabe de Siria resiste y se mantiene, puesto que, como dice el periodista Vicente Talón Ortiz, tiene un sistema creado, y eso no se derrumba tan fácil.

Realmente, en los pueblos árabes, como en tantos otros pueblos del mundo, el sistema de partidos políticos surgidos del mundo anglosajón y la Revolución Francesa y Francia no ha calado. Siria no es un país tribal, pero su historia está regida por caudillos y emperadores. Y si en España, que ya los romanos hablaban de la Devotio Iberica y Alfonso X el Sabio trató el caudillaje en sus Partidas, nunca calará, no esperemos que en otras latitudes lo haga. La “democracia absoluta”, cada vez más corrompida y menos disfrazada, es en verdad el poder absoluto para las oligarquías financieras que no tienen más patria que el parné. En Europa, ya ni se molestan en disimular. Para eso sirve la burocracia europeísta: Véanse, si no, los puestos a dedo en Grecia e Italia, o como a España desde hace años se le veta su potencial de producción agropecuaria, sobre todo en productos como el aceite y la leche. Y eso es lo que la administración Obama está intentando imponer en los países árabes. En Libia y Túnez, esto se antoja tragicómico. Pero en Siria, la resistencia se ha hecho efectiva. El pueblo sirio es bien avispado y no se enfrenta a “rebeldes compatriotas”, sino a mercenarios pagados por Estados Unidos e Israel y venidos de muy distintos puntos del planeta. Asimismo, Bashar Al Assad sigue siendo muy popular en Siria, y si él quisiera ser reelegido, podría serlo con relativa facilidad. A Estados Unidos le ha salido el tiro totalmente por la culata. Lejos de aprender de sus grandes errores históricos, se creían que el cuento del Maine, con el que invadieron las últimas Españas Ultramarinas, les iba a salir de rositas siempre. En el Vietnam no fue así. Franco le advirtió por carta a Johnson que la guerra estaba perdida, que se fuera de allí; y también le dijo que Ho Chi Min era un patriota. No sabemos qué brillantes conclusiones sacarán de estos hechos aquellos que piensan en Rusia y se les viene la URSS al momento. Nosotros le podremos oponer aquello que dijo el mentado y añorado Solzhenitsyn ((5)):
“Tienes que entender. Los dirigentes bolcheviques que tomaron Rusia no eran rusos. Ellos odiaban a los rusos. Ellos odiaban a los cristianos. Impulsado por el odio étnico torturaron y mataron a millones de rusos, sin una pizca de remordimiento humano… Con sus manos manchadas de sangre, muchos de mis compatriotas sufrieron más horrendos crímenes que cualquier pueblo o nación alguna vez haya sufrido en la totalidad de la historia humana. No estoy exagerando. El bolchevismo ha llevado a cabo la mayor masacre humana de todos los tiempos. El hecho de que la mayor parte del mundo sea ignorante e indiferente sobre este enorme crimen es prueba de que la prensa mundial está en manos de sus autores.” 
Y es que Solzhenitsyn no se cansó de denunciar que en verdad en Occidente no existía propaganda anticomunista sino antirrusa. Desde los Estados Unidos, se enfocaba el problema soviético como el problema del “malvado ruso”, obviando que muchos soviéticos eran judíos, georgianos, bálticos, o incluso “ucranianos”… Y obviando que el pueblo ruso fue el pueblo que más vidas y sacrificios entregó en esta trágica parte de su historia, siendo que la diáspora de rusos es superior a veinte millones de personas esparcidas por Europa y Asia. Y encima, seguimos con la propaganda del “ruso malo”, volviendo ahora a reverberar el facilón discurso, convergiendo en Occidente lo mismo a través de liberales que de progres, feministas y neonazis, quienes en Ucrania se unen con el mayor de los desenfados, bajo el mando del mentado Bernard-Henri Levy. La ofensiva estadounidense utiliza a estos diversos grupos juntos y revueltos intentando sacar de quicio el sentimiento antisoviético (¡a buenas horas, mangas verdes!) y los choques interétnicos, y mientras que en Europa se armó la escandalera del siglo cuando el partido griego Amanecer Dorado obtuvo representación parlamentaria, sin embargo, nadie ha hablado del racismo de Svoboda, Pravdy Sektor y compañía, cuyo odio a rutenos y polacos es público y notorio. Y claro, tampoco se quiere caer en la cuenta que buena parte de Ucrania, al ser uno de los territorios tradicionalmente rusos, es rusófona, y que en verdad Crimea jamás ha sido ucraniana como tal.

Con todo, a ciertos pretenciosos historicismos utilizados por románticos tardíos, se les podrían oponer muchos otros y desde un punto de vista español, en especial sobre cómo la monarquía rusa apoyó la causa de Carlos V de España, o cómo a posteriori Jaime III, rey legítimo y gran patriota español, que fue vetado en la armada austrohúngara y sin embargo, sirvió a las órdenes del zar Nicolás II.

Y es que de todas formas, aquí no se trata de Putin o no Putin, se trata del papel geopolítico y espiritual que juega Rusia en nuestro tiempo, en el tiempo de un Kerry cuya pérdida electoral es recompensada en la más alta burocracia. Lo mismo le sucedió a Hillary Clinton. Estos son los méritos del autoproclamado “país de las oportunidades”…

Amén de la gran jugada diplomática de la Federación Rusa, que ha impedido una intervención directa –imitando los modelos de Afganistán e Irak-, estamos ante el único país europeo que le ha ofrecido un protectorado a los cristianos árabes (ofreciéndose a colaborar con el Vaticano, si se diera el caso), esto es, los descendientes directos de los primeros discípulos de Nuestro Señor Jesucristo, mientras que la cómplice Unión Europea calla ante este genocidio perpetrado por las armas y los dineros anglosionistas.

Pero en Siria no acaba la cosa. Estamos inmersos en una nueva fase.

UCRANIA:

En Ucrania se ha intentado algo muy parecido a lo que se coció en Georgia. Desde hace años se patrocinó desde Occidente la llamada “Revolución Naranja”, que consistía en desplazar a los sectores políticos que pudieran ser rusófilos e instalar en el poder a los rusófobos, resucitando la dialéctica de la Guerra Fría y tocando determinadas fibras sensibles. Cierto es que en Ucrania está muy presente la masacre de Holodomor, todas las terribles hambrunas y persecuciones. Pero es que los rusos también fueron víctimas de esa tiranía. Además, ¿no era Stalin georgiano? ¿No era Jruschev ucraniano? El nacionalismo no casa con la objetividad histórica. Intentar explotar el drama de los crímenes del comunismo (que no hay que olvidar ni soslayar nunca) con una geopolítica actual es una desfachatez. Ucrania es una de las cunas de Rusia, la Rus de Kiev, la Rusia Pequeña (al igual que Bielorrusia es la Rusia Blanca) y por lógica, la integración geopolítica se impone en un mundo global. Ya que hablamos de Solzhenitsyn, no está de más referir que él era hijo de un cosaco ucraniano. Ucrania no es un país independiente de toda la vida: Fue desgajada de Rusia por el comunismo. El nacionalismo ucraniano, como todo nacionalismo, no deja de ser un artificio que tiene que recurrir a manipulaciones cuando no a directas mentiras. Y para subsistir, se echa en brazos de “Occidente”, el cual está consiguiendo lo que la URSS no pudo.

No hace mucho que los intereses eslavo-orientales y angloamericanos están colisionando en el Ártico, todo un mundo de materias primas por explorar ante la dificultad del hielo. Sin embargo, lejos de limar asperezas, los Estados Unidos, a través de Europa, quieren cortarle a Rusia la salida al Mar Negro, lo que significa también el Mediterráneo, esto es, un mar cálido que le conecta con más de medio mundo. Y Rusia siempre ha adolecido de mares cálidos, básicamente porque otros países europeos la han querido cercar todavía más que los turcos. Así fue el lamentable papel del imperio británico y la Francia bonapartista en el siglo XIX.

En fin, el caso es que, intentando reproducir los desórdenes de Egipto, de la mano de sionistas europeos y demócratas y republicanos yanquis, los mismos que aúpan a los terroristas sirios (aún están frescas las imágenes de McCain con el wahabismo internacional), han intentado deponer al presidente Yanukovich para poner en su lugar a todos sus amigos, empezando por Yulia Timoshenko, procesada por corrupción.

Por desgracia, el fin de la URSS no supuso el fin de la corrupción, y más en los países que quisieron girar hacia la Unión Europea y Estados Unidos. Yanukovich, aun no estando en esa órbita, no escapa tampoco al tal caso. El desconcierto ha sido aprovechado por las oligarquías de más diverso pelaje. Con todo, Putin no dejó de ofrecer acuerdos económicos muy ventajosos para la administración de Kiev, mientras que Estados Unidos lleva años extendiendo su escudo antimisiles y forzando a las naciones más “díscolas”, como pueden ser Irlanda, Hungría o Polonia, a entrar en la dinámica homosexualista y abortista supervisada desde los despachos de Bruselas. Estados Unidos interviene política y directamente, y sin embargo, se pone de los nervios cuando Rusia ofrece meros acuerdos económicos.

En esta confusión, aparte de que a la oligarquía ucraniana no le ha salido la jugada, y a pesar de su euro-yanquismo, ya Bruselas le está imponiendo los célebres recortes y subidas. No les afectará a Timoshenko y compañía, por supuesto, que como el resto de las oligarquías del Viejo Continente, se seguirán enriqueciendo; así que no les va a temblar el pulso en aplicar tijeretazos.

Con todo, resulta que los crimeos han dicho que nanay de la China, que ellos quieren formar parte de Rusia. Y ya Estados Unidos se echa las manos a la cabeza. Como en Siria, Putin les juega en su propio terreno y los hace esclavos de sus palabras. Otra vez Kerry muestra impotencia y McCain queda como lo que es… Y claro, lo de Kosovo es válido pero lo de Crimea no. En el primer caso se pasó por encima de sus serbios pobladores, en el segundo, son sus pobladores los que han reivindicado su ligazón rusa. Y reiteramos, ya lo advirtió Putin: No iba a haber más Kosovos.

Por supuesto que esto de Ucrania no acaba aquí y todavía dará muchísimo más que hablar. Y es por ello que ahora nos compete ir remachando nuestra temática.

HABLANDO EN GENERAL:

Cuando se habla de Rusia, en seguida salen los términos “URSS” y “Putin”, como si fueran una especie de simbiosis indivisible per secula seculorum. Por esa lógica, colegiremos que la Alemania de la Merkel es nazi (o comunista, ya que la susodicha fue más roja que diablo en salsa), y que España es franquista. Menudos lumbreras los anacrónicos interesados… Que no es eso, que no es eso… Pero bueno, ya en serio, y dejando de lado las anteojeras, podemos decir lo siguiente, centrándonos en lo que sucede en tierras eslavas:

-Se está formando el lío del Monte Pío. Por un lado, tenemos en Kiev a hooligans/skins, Femen, liberales y progres, y por el lado moscovita vemos a zaristas, “eurasiáticos” y nostálgicos soviéticos. Los primeros acusan de sovietismo, los segundos de fascismo, y Occidente compara a Putin con Hitler… Definitivamente: Los esquemas ideológicos forjados en los desastres del XIX y el XX ya no sirven. Con todo, ¿será que en verdad Perón fue un adelantado a su tiempo y que lo que se va a imponer son formas peronistas en distintas partes del mundo? ¿O estamos ante un nuevo proceso hegeliano de tesis/antítesis/síntesis? Sea como fuere, si en Argentina hay quien le coloca gorros frigios a la Virgen de Luján, si en Francia hay quien le coloca el Sagrado Corazón de Jesús a la bandera tricolor, o si en Albania, país que se enorgullece del islam como religión nacional y sin embargo, el héroe patrio es Skanderberg, quien en el siglo XV luchó denodadamente contra el mahometismo, ¿por qué no iba a haber en Rusia una parcela de desquiciamientos provocados por el siempre irracional nacionalismo? Que conste que ni me gusta ni justifico, pero no hay otra cosa en esa confusión de banderas, no pretendamos ver “más allá”, o al menos, no más allá de lo que tenemos ante nuestras cercanas narices. Y, desde luego, no pretendamos ver los derroteros de la política rusa en particular ni de otras muchas políticas del mundo en general con ojos de telediario occidental.

-La idea de “Eurasia” es, en todo caso, buena o plausible para los pueblos eslavo-orientales y sus aliados más próximos. Si se pretende un sistema de alianzas fundamentales, puede ser interesante. Ahora bien: Si se pretende hacer de eso una consecuencia europeísta post-Thiriart, es un fracaso anunciado. Europa per se no es nada, más allá que un conjunto de diferencias y debilidades; y menos todavía si aderezamos el asunto con un vago espiritualismo que en el fondo no es más que relativismo religioso. El “paneuropeísmo”, y más sin un espíritu claro y definido, está claro que no va a ninguna parte. Caso similar, salvando las distancias, ha sido el del panafricanismo. Con todo, no siendo duguiniano (Duguin me parece un “Toltsoi de derecha” y en todo caso me parecen inmensamente mejores Dostoyevski y Solzhenitsyn), le doy un mérito a Duguin, y es que por lo menos, aun equivocado si está hablando de “bloque”, busca algo autóctono para su pueblo. Muchos que critican a Duguin no hacen sino querer copiar modelos extranjeros y nada aportan a lo que debería ser la Hispanidad ((6)).

-Y que quede claro de una vez por todas: Aquí no se trata de Putin sí o Putin no. Por encima de Putin, nos interesa la fuerza geopolítica y espiritual de Rusia. Con Putin se podrá estar de acuerdo o no, pero hay que auscultar algo más importante, puesto que los gobernantes pasan mas las patrias permanecen: Por encima de las convicciones personales de Putin, hay que ver si está actuando conforme a las convicciones, la espiritualidad y la tradición de su pueblo, o si al menos, se adecua a ello aun por conveniencia; o si, por el contrario, algún día elige ponerse en contra de él, como Bush y Obama. Si la primera opción va calando, y de hecho si siguen cercando a Rusia para anularla, creo que se puede provocar una reacción, o por lo menos un principio de eso. Putin en efecto está haciendo una síntesis de la tesis historicista y la antítesis soviética, lo mismo glorifica la “Gran Guerra Patria” que manda que los niños estudien Archipiélago Gulag en las escuelas. No sé muy bien qué puede salir de Rusia Unida y compañía, pero también sé que Rusia, con la situación actual, necesita de un liderazgo sólido y fuerte. Y por supuesto, de una monarquía, y de tantas otras cosas como erradicar los terribles problemas económicos y morales que la acucian. Ahora bien, mucho me temo que no hay mucho margen para “alternativas grandiosas” a corto plazo.

Como ejemplo de praxis, podemos decir lo siguiente: El Partido Social Nacionalista Sirio no es el Baas de Al Assad, pero gracias a su influencia popular y a sus milicias organizadas, logra influir en el gobierno de Siria.Valga el siguiente ejemplo: El Partido Social Nacionalista Sirio no defiende en absoluto el régimen, pero sabe de su fuerza y popularidad, y que si Al Assad cae derrocado, lo que venga será mucho peor, sobre todo para el 10% de la población que es cristiana; y por ello entra en coalición con el Baaz y hasta puede influir en el gobierno. No sé si algo parecido puede pasar en Rusia a través del asociacionismo (modelo suprapolítico y superior en resultados); con todo, lo que sí sé es que Occidente no vale para nada, y que si algún país tendría razones buenas para ser rusófobo por la pseudo-lógica anacrónica de la Guerra Fría, ése sería Hungría, y sin embargo, su política se orienta cada vez más a la amistad con Rusia.

Reitero que a mí Putin ni me va ni me viene, y que por supuesto, no digo que no tenga cosas criticables. Ahora bien: Todos esos grandes teóricos conspiranoicos de lapidaria y anacrónica retórica (que se esparcen por diversos sectores), ¿se han preocupado de intentar llevar a la práctica sus respectivas infalibilidades, o siquiera de informarse un poco y de intentar ser medianamente ecuánimes ante la realidad por encima de sus romanticismos? Por desgracia, la respuesta es obvia, y así les (y nos) luce el pelo.

Por otra parte, en estos enlaces pueden ver un par de vídeos cortos:



https://www.facebook.com/photo.php?v=702112223174296&set=vb.428733140512207&type=2&theater

Bien, ¿alguien me puede mostrar dónde ocurre algo parecido en Occidente? Como decía el peruano general Odría: “Hechos, no palabras”. Y a hechos como estos me refiero cuando hablo de Rusia.

Frente a la degeneración en todos sus ámbitos (que del homosexualismo cabalga hacia la legalización de la pederastia) ((7)), frente a un Nuevo Orden Mundial que sólo escuche las voces de Washington y Tel Aviv, en la práctica no tenemos otras muchas herramientas. Estamos ante un enésimo paso revolucionario, que esta vez viene más descaradamente desde un extraño anarquismo financiero: Los señores del dinero. Y algunos siguen queriendo tapar el sol con un dedo…

Se entiende que en un mundo falto de fe, ni lo que “profetizó” el mentado Walter Schubart ((8)), así como el mensaje de Nuestra Señora en Fátima, no tendrá “consecuencias”. Otros en cambio intentamos analizar los tiempos desde el pasado y sí creemos, sin ser milenaristas ni necesitar de falsos paganismos redivivos, que el reencuentro con el cristianismo oriental puede ser un clave plausible. ¿Que eso no tiene nada que ver con Putin? Ni lo sé ni me importa, pero tiene que ver con Rusia. Que es lo que me importa. Por eso apoyo a este pueblo que tantos años de padecimiento parece anhelar la vuelta por sus fueros, aun con todos los defectos del mundo. ¿Pero quién no los tiene?

En fin, y para terminar de verdad, puedo decir que no sé si con este extenso artículo habrá quedado clara mi postura. No soy ningún “rusófilo nuevo”, la cultura rusa me ha fascinado desde hace mucho tiempo. Yo diría que desde que vi la película “Doctor Zhivago”, con el papelón de Omar Sharif por bandera. Luego vinieron las lecturas de Dostoyevski, algún picoteo de Gogol, Chejov, Soloiev y Berdiaev, algo de Tolstoi (que ha ido de más a menos), y por supuesto, Alexander Solzhenitsyn, el gran culpable definitivo de mi interés para con todo lo que significa Rusia. Entre lecturas solzhenitsyanas leí, asimismo, elStrannik, el libro del peregrino ruso, que, salvando las distancias, es algo así como un camino de Santiago eslavo-oriental. Y al final siempre vuelvo a D. Alexander, cuyas lecturas comencé a compartir con mi señor padre en una época entrañable de mi vida, y su influencia es visible en aquellos medios que me han permitido colaborar, en forma de artículos y apologías, y teniendo un poema a su memoria en mi libro En voz alta ((9)). Esta “rusofilia cultural” no me lleva a una ceguera política, sino que al escudriñar lo que hay dentro de Rusia, y al ir conociendo progresivamente sus paralelismos con España, creo que hay un potencial a destacar, y que sabiendo moverse, en este mundo moderno, se pueden hacer cosas. Existe el libre albedrío: En el mundo, aunque haya poderosos con más malas ideas que un gato pisado por el rabo, no tenemos por qué ser marionetas y sí que podemos trabajar por mejorar las cosas, aunque por supuesto, siendo conscientes de que el paraíso no es de este mundo y la victoria siempre pertenece a Dios; por lo cual, me reafirmo: Apoyo a Rusia desde una mentalidad fuertemente hispanista.

He dicho.

Notas

(1) Recordemos que Trotsky fue financiado por los Rockefeller y recomendamos el excelente libro Lenin en Zurich, de Alexander Solzhenitsyn.

(2) Un breve comentario sobre el particular: http://poemariodeantoniomorenoruiz.blogspot.com/2014/02/mis-lecturas-europa-y-el-alma-del.html

(3)Ya hablamos en su día: http://movimientoraigambre.blogspot.com/2013/07/a-favor-de-siria.html

(4) Véase: http://poemariodeantoniomorenoruiz.blogspot.com/2014/03/de-cine-cinco-dias-de-guerra-de-renny.html

(5) En su día expusimos: http://movimientoraigambre.blogspot.com/2013/09/el-bolchevismo-no-fue-ruso.html

(6) Algo intentamos aportar al respecto: http://www.revistalarazonhistorica.com/24-1/

(7) Véase el trabajo del ensayista francés Alain Soral: https://www.youtube.com/watch?v=STuJ5Q75ExQ

(8)Recuérdese (2)

(9) Sobre “En voz alta”, véase: http://poesiaerestu.com/en-voz-alta-antonio-moreno-ruiz/

Fuente: Raigambre