Solzhenitsyn

“Los dirigentes bolcheviques que tomaron Rusia no eran rusos, ellos odiaban a los rusos y a los cristianos. Impulsados por el odio étnico torturaron y mataron a millones de rusos, sin pizca de remordimiento… El bolchevismo ha comprometido la mayor masacre humana de todos los tiempos. El hecho de que la mayor parte del mundo ignore o sea indiferente a este enorme crimen es prueba de que el dominio del mundo está en manos de sus autores“. Solzhenitsyn

Izquierda-Derecha

El espectro político Izquierda-Derecha es nuestra creación. En realidad, refleja cuidadosamente nuestra minuciosa polarización artificial de la sociedad, dividida en cuestiones menores que impiden que se perciba nuestro poder - (La Tecnocracia oculta del Poder)

viernes, 6 de mayo de 2011

Sobre gigantes, hombres y dinosaurios

Gigantes

Fotografía publicada en la revista British Strand en diciembre de1895, vuelta a publicar en el libro de W. G. Wood-Martin, Traces of the Elder Faiths of Ireland, en el que se menciona un gigante fosilizado que se encontró en una mina en County Antrim, Irlanda:

Estuvo este gigante fosilizado en los depósitos de la compañía ferroviaria London and North-Western Railway Company, en la calle Broad. La fotografía se hizo en ese depósito.

Se dice que el gigante fósil lo halló Mr. Dyer mientras buscaba minerales de hierro en County Antrim.

Las medidas del gigante eran de 12 pies 2 pulgadas de altura (3,70 m); circunferencia del pecho 6 pies 6 pulgadas (2 m); longitud de los brazos 4 pies 6 pulgadas (1,36 m). Tenía 6 dedos en el pie derecho.

Dyer, exhibió el gigante en Dublin, y luego fue a Inglaterra a exhibirlo, primero en Liverpool y luego en Manchester. Cobraba seis peniques la entrada.

No se sabe nada del paradero de este gigante fosilizado.








En febrero de 2002, James Snyder, un habitante de la región de Ramona, hizo un descubrimiento curioso durante un paseo en la selva nacional de Cleveland (Cleveland National Forest). Al buscar oro en el macizo de Gowers, salió de los senderos trillados y encontró una huella gigante de pie fosilizada en la roca granítica de lo que fue sin duda un río, hace mucho tiempo... mucho, mucho tiempo...

La huella mide casi 60 centímetros, lo cual significa que el gigante debía medir unos 4 metros de altura.



En la primera foto vemos el fémur de uno de esos antiguos gigantes, el cual tenía una altura de casi cinco metros.
A finales de los años 50, durante la construcción de una carretera al sureste de Homs, en el valle del Eufrates, sureste de Turquía, se encontraron algunas tumbas de gigantes. Esos gigantes tenían más de 4 metros de la altura. En el interior de dos de esas tumbas se encontraron huesos del muslo, concretamente del fémur, que medían cerca de 1 metro 20 cm. de la longitud. Se calcula que este gigante tenía más de 4 metros de altura y pies de 53 centímetros de largo. Uno de los huesos (foto abajo) se expone en el museo fósil de TM Blanco, en la ciudad de Crosbyton, Texas, U.S.A.

Las momias de Martindale pertenecieron al Dr. Larry Cartmell quien se las vendió a Ripley en febrero de 1998. La mujer medía 2,02 m.

La madre y el niño fueron halladas en el valle de Yosemite, California, en 1891 y fueron expuestas al público por primera vez en Scranton, Kansas en 1899. 

El origen de las momias de Martindale es un misterio. 




Huellas del Parque de Glen Rose

Huella gigante contemporánea con la de dinosaurios hallada en el parque Dinosaur Park en Glen Rose. Un estudio dice que se trata de una huella de mujer gigante de unos 3,05 m (10 pies) y 454 kg (1.000 libras).

La huella es 45 cm más larga que el pie humano.




En Glen Rose, Texas, en el lecho del río Paluxy, el Dr. C.N. Dougherty descubrió enormes pisadas humanas de 54,61 cm. de largo por 13,97 cm. de ancho; algunas de ellas pueden ser observadas por los turistas en el interior de ese parque nacional.






Huellas descubiertas en 1908, cerca de Glenn Rose ( Texas ), muestran huellas de homínidos gigantes de 4 metros de altura ( según los estándars modernos ), mezcladas con huellas de dinosaurios ( entre 120 y 130 millones de años ).











Gigantes de España





Huella fosilizada de la región de
los gigantes en España.







Gigantes de la Patagonia


A la izquierda Mapa de 1562 en el que se representan a los gigantes de la Patagonia.

En el centro la portada de un grabado del libro “A Voyage round the World, in his Majesty's ship the Dolphin, commanded by the Hon. Comm. Byron, 1767” en el que se lee: "Un marinero dándole a una mujer de Patagonia un trozo de pan para su bebé".

A la derecha de la imagen hay un detalle de otro grabado de la época que muestra a soldados desenterrando un esqueleto gigante y matando un gran león.

Los primeros europeos que navegaron las costas patagónicas fueron Fernando de Magallanes y su tripulación en 1520. Su primer encuentro con los aborígenes (los Tehuelches) fue registrado por Antonio Pigafetta, el cronista de la expedición, en un famoso pasaje:

"... alcanzamos a los 49 grados y 30 minutos de latitud Sur (aclaración: por la costa atlántica de Sudamérica, en la actual República Argentina), donde encontramos un buen puerto..."

"Transcurrieron dos meses antes de que avistásemos a ninguno de los habitantes del país (alrededor del 20 de abril). Un día en que menos lo esperábamos se nos presentó un hombre de estatura gigantesca. Estaba en la playa casi desnudo, cantando y danzando al mismo tiempo y echándose arena sobre la cabeza."

"El comandante envió a Tierra a uno de los marineros con orden de que hiciese las mismas demostraciones en señal de amistad y de paz: lo que fue tan bien comprendido que el gigante se dejó tranquilamente conducir a una pequeña isla donde se encontraba el comandante. Yo también con varios otros me hallaba ahí."

"Al vernos manifestó mucha admiración y levantando un dedo hacia lo alto quería sin duda significar que él pensaba que habíamos descendido del cielo."

"Este hombre era tan alto que con la cabeza apenas le llegábamos a la cintura. Era bien formado, con el rostro ancho y teñido de rojo, con los ojos circulados de amarillo, y con dos manchas en forma de corazón en las mejillas. Sus cabellos, que eran escasos, parecían blanqueados con algún polvo. Su vestido, o mejor dicho, su capa, era de pieles cosidas entres sí, de un animal que abunda en el país, según tuvimos ocasión de verlo después. Este animal tenía la cabeza y las orejas de mula, el cuerpo de camello, las piernas de ciervo y la cola de caballo, cuyo relincho imita."

"Este hombre tenía también una especie de calzado hecho de la misma piel. Llevaba en la mano izquierda un arco corto y macizo, cuya cuerda, un poco más gruesa que la de un laúd, había sido fabricada con tripa del mismo animal; y en la otra mano, flechas de cañas, cortas, en uno de cuyos extremos tenían plumas, como las que nosotros usamos, y en el otro, en lugar de hierro, la punta de una piedra de chispa, matizada de blanco y negro. De la misma especie de pedernal fabrican utensilios cortantes para trabajar la madera."

"El comandante en jefe mandó darle de comer y de beber, y entre otras chucherías, le hizo traer un gran espejo de acero. El gigante que no tenía la menor idea de este mueble y que sin duda por primera vez veía su figura, retrocedió tan espantado que arrojó por tierra a cuatro de los nuestros que se hallaban detrás de él".

"Las mujeres no son tan grandes como los hombres, pero en cambio son más gruesas. Sus pechos colgantes tienen más de un pie de largo. Se pintan y visten de la misma manera que sus maridos, pero usan una piel delgada que les cubre sus partes naturales. Y aunque a nuestros ojos distaban enormemente de ser bellas, sin embargo sus maridos parecían muy celosos."

Pigafetta deja entrever que la conducta de los Marinos fue lentamente decepcionando a los gigantes, quienes comenzaron rápidamente a dudar que en verdad se tratase de visitantes del cielo. A pesar del asombro por los atavíos, las naves, la incomprensible abundancia de alimentos de las naves, y, sobre todo, el terror reverencial que deben haberles infundido las armas de fuego, los gigantes aborígenes dieron muestras de perspicacia y rapidez de comprensión. Incluso entre ellos mismos deben haberse producido facciones opuestas respecto de los europeos. Pigafetta continúa:

"Seis días después, algunos de nuestros marineros vieron otro gigante... Este hombre era más grande y mejor conformado que los otros, poseías maneras más suaves y danzaba y saltaba tan alto y con tanta fuerza que sus pies se enterraban varias pulgadas en la arena (!)."

"Al día siguiente obsequió al capitán uno de esos grandes animales de que hemos hablado... ; pero desde ese día no le volvimos a ver y aún sospechamos que le hubiesen muerto sus camaradas por lo que se había ligado a los nuestros."

Los europeos se prepararon para secuestrar a algunos de los nativos para poder mostrarlos y asombrar a los aristócratas de Europa. Los gigantes sospechaban algo.

"Al cabo de quince días vimos venir hacia nosotros cuatro de estos hombres, y aunque se presentaron sin armas supimos enseguida por dos de ellos que apresamos, que las habían ocultado entre los matorrales. Todos estaban pintados pero de maneras diversas."

"Quiso el capitán retener a los dos más jóvenes y mejor formados para llevarlos con nosotros durante el viaje a España; pero viendo que era difícil apresarlos por la fuerza usó el artifico siguiente: dióles gran cantidad de cuchillos, espejos y cuentas de vidrio, de tal manera que tenían las dos manos llenas; enseguida les ofreció dos de esos anillos de hierro que sirven de prisiones (grilletes encadenados) y cuando vio que deseaban mucho poseerlos porque les gusta muchísimo el hierro, y que... no podían tomarlos con las manos, les propuso ponérselos en las piernas... consintieron... y entonces nuestros hombres les aplicaron las argollas de hierro cerrando los anillos de manera que se encontraron encadenados. Tan pronto como notaron la superchería se pusieron furiosos, aullando e invocando a Setebos, que es su demonio principal..."

"...habiendo nueve de nuestros hombres más fuertes bastado apenas para arrojarlos al suelo y atarlos (consideremos que los gigantes ya estaban engrilletados con cortas cadenas), aun así uno de ellos lograba desatarse en tanto que otro hacía tan violentos esfuerzos que nuestros hombres le hirieron en la cabeza... "

Los europeos procuran luego apoderarse también de algunas mujeres y niños, pero los gigantes se dan cuenta.

"...emprendieron todos la fuga, hombres, mujeres y niños... abandonando su cabaña y todo lo que contenía. Sin embargo... uno de los hombres... hirió en un muslo con una flecha envenenada a uno de los nuestros, que murió poco después. Aunque los nuestros hicieron fuego sobre los fugitivos, no lograron atraparlos, porque... marchaban tan ligero como un caballo a escape. Los nuestros quemaron la cabaña de estos salvajes y enterraron al muerto."

Se cree que el nombre de Patagones alude a los enormes pies de los Tehuelches.





Gigantes de la cueva de Lovelock

cueva LovelockExiste un caso famoso sobre el tema y es el que ocurrió en 1911 se encontraron, en la cueva de Lovelock, cerca de Reno, Nevada, Estados Unidos, alrededor de 60 momias muy altas, entre 2 y 3 metros, con la característica, además de su inusual estatura, que tenían cabello rojo y rasgos muy peculiares.

Esta cueva Lovelock, situada a unas 70 millas al noreste de la ciudad de Reno, en el estado de Nevada (USA). En total, se hallaron unos 60 cuerpos, muchos de ellos momificados y gran cantidad de artefactos (esculturas de piedra, hueso y madera, realistas señuelos para cazar patos, todo tipo de cestería, etc.) que se consideran de los más antiguos encontrados en el Nuevo Mundo. Sorprende entre los hallazgos unos mocasines y sandalias excesivamente grandes.

La comunidad científica de la epoca, quizás sobrepasada por la magnitud del hallazgo, acabó por quitarle importancia a esos restos humanos, y muchos fueron enterrados incluso por los propios mineros locales. Sin embargo, los indios nativos de la zona, los Paiutes o Piutes, sí que conocían de la existencia de estos seres, a través de las leyendas transmitidas oralmente de generación en generación...

Cuando fueron consultados, los indios Paiutes narran que existen leyendas transmitidas desde tiempos inmemoriales sobre batallas que ellos tuvieron con unos gigantes blancos de pelo rojo que vivían en esa zona cuando la tribu de los Piutes llegaron por primera vez al territorio de Nevada. Los Paiutes llamaban a este pueblo de gigantes blancos “Si-Te-Cah”. Según ellos, estos hombres pelirrojos eran un pueblo guerrero y varias tribus indias se unieron para luchar juntos en una larga guerra contra ellos (se cuenta que pudo durar unos mil años). En esas leyendas se describe como en esas batallas los Paiutes y sus aliados emboscaron y lucharon contra los gigantes blancos hasta que casi mataron a todos, menos unos pocos a los que forzaron a refugiarse en una cueva (que no es otra que la cueva Lovelock). Según continua la leyenda de los Paiute, después de que hubieran rodeado a los supervivientes de los gigantes dentro de la cueva, ellos apilaron matorrales a la entrada de ella y la prendieron fuego. Los Paiute cuentan como mataron a todos los que intentaron salir de la cueva. Mantuvieron el fuego vivo hasta que todos los gigantes murieron asfixiados.

Los Paiutes cuentan que los Si-Te-Cah vivían literalmente en un lago sobre el que se situaba, dominando, la cueva. Vivían en este lago para evitar los hostigamientos de los Indios por lo que sus casas estaban emplazadas sobre balsas construidas con una planta fibrosa acuática llamada tule, una especie de cáñamo. Esta planta “tule” ya no se encuentra en la zona, por lo que se cree que fue introducida por estos gigantes. La denominación de Si-Te-Cah significa “comedores de tule”. Los Paiutes y los pelirrojos de largas piernas no se llevaban demasiado bien. Los indios acusaban a los Si-Te-Cah de ser caníbales y por eso guerrearon contra ellos.

Volviendo a los tiempos modernos, en 1911 una empresa, que trataba de explotar la cueva para recoger el guano de los murciélagos como abono y fertilizante, comenzó a extraer el guano que ocupaba un espesor de 4 a 6 pies (1 a 2 metros) dentro de la cueva. Cuando ya se había extraído guano hasta alcanzar alrededor de 1 metro de profundidad, comenzaron a encontrarse diversos artefactos y utensilios. Antes de que los arqueólogos llegaran a la zona, muchos de los hallazgos fueron dañados o descartados. Pero fue en ese momento cuando lo que encontraron les dejó atónitos.

Encontraron lo que las leyendas de los indios Paiute siempre habían contado: existía un estrato de material quemado y también encontraron unas flechas rotas que probablemente habían sido disparadas desde el exterior de la cueva. La sequedad de la cueva, más otros factores climáticos (sin olvidar el efecto del guano) hicieron que muchos de esos gigantes blancos se transformaran en restos momificados. Entre los muchos bellos artefactos y objetos encontrados, se encuentran una piedra con forma de donut que tiene 365 muescas en el borde exterior (que muy posiblemente podrían indicar los 365 días del año, algo sorprendente para la antigüedad de los restos) y 52 muescas en el borde interior (que quizás podrían ser las distintas fases lunares). Muchos de estos objetos se pueden contemplar en el museo de la ciudad de Winnemucca, Nevada.

En algunos textos que me he encontrado se afirma que en estudios posteriores han confirmado que estos restos tienen una edad de más de 4 mil años. Esta antigüedad descarta cualquier relación con posibles vikingos, como ya os comenté al principio.

Según el investigador Stan Nielsen, mientras buscaba una mina de oro perdida en Nevada para un documental que estaba realizando, él tuvo la oportunidad de explorar la cueva Lovelock y visitar el pequeño, pintoresco e interesante museo de la ciudad de Lovelock, Nevada. El conservador del museo le habló sobre el cráneo de uno de los gigantes que estaba en el museo de Winnemucca.


Después de un viaje posterior que Stan Nielsen realizó a la zona, pudo obtener un molde dental a tamaño real de un hombre adulto actual de un amigo suyo que era dentista. Este molde lo llevó en un posterior viaje que hizo al museo de Winnemucca y lo pudo comparar con la mandíbula del cráneo de uno de los gigantes de la colección del museo, previo permiso por parte del conservador del museo, Stan Nielsen pudo comprobar asombrado como su molde era mucho más pequeño que la mandíbula del cráneo del gigante. De hecho, los dientes de la mandíbula del cráneo eran casi el doble de tamaño que los del molde que trajo de una persona normal actual. También había otros detalles que lo diferenciaban de los humanos de ahora.

Es una suerte que sean los museos pequeños de los pueblos y poblaciones pequeñas donde se encuentran los restos arqueológicos más interesantes ya que siempre tienden a exponer todas las pocas cosas que tienen, no como en los grandes museos donde la mayoría de las objetos terminan guardados y acumulando polvo en sus sótanos y almacenes.


Algunos de estos restos humanos, incluyendo un cráneo de casi un pie (30 cm) de largo, se pueden encontrar en la Sociedad Histórica de Nevada, en la ciudad de Reno. Aquí podéis ver algunas fotos del cráneo y de la mandíbula con la que hizo pruebas Stan Nielsen. Y a Stan en la entrada de la cueva.
Comparación de mandíbulas
Stan Nielsen a la entrada de la cueva Lovelock


Las huellas de estos gigantes pelirrojos no acaban aquí. En 1931 se descubrieron unos esqueletos en el lecho del lago Humboldt, lago próximo a la ciudad de Lovelock. El primero de esos dos esqueletos medía 8 pies y medio de alto (unos 2 metros y medio) y parecía haber sido envuelto en una tejido como de goma similar a la manera egipcia. El segundo esqueleto medía 10 pies de alto (¡3 metros de altura!). Esta noticia aparecía en el diario local Review Miner el 19 de Junio de 1931.

Ocho años después, otro misterioso esqueleto se desenterró en el rancho Friedman, cerca de Lovelock. Medía 7 pies y 7 pulgadas (unos 2 metros y 30 cm.). Esta otra noticia apareció en el mismo diario local Review Miner el 29 de Septiembre de 1939.

En cada uno de esos casos, los esqueletos o momias eran excepcionalmente altos y parecían tener una conexión con esa extraña raza de pelirrojos.

Según los indios, los Si-Te-Cah construyeron una estructura piramidal de piedra en New York Canyon, algunas millas más allá en el condado de Churchill. Desafortunadamente, en la zona son frecuentes los terremotos y las ruinas de piedra han ido destruyéndose a lo largo de los años.

No ha quedado mucho de los Si-Te-Cah. Cuando las autoridades arqueológicas oficiales rechazaron tomar su existencia en serio, un número de pequeños museos privados surgieron para rellenar el vacío. Algunos de estos museos son los mencionados anteriormente en Lovelock y la Nevada State Historical Society. Como casi siempre suele ocurrir, un incendio en uno de estos museos destruyó una colección irreemplazable de huesos, restos momificados, objetos de cuero y conchas grabadas con misteriosos símbolos. De todas maneras, los responsables de estos museos declaran que estos restos no son más que otros restos indios.

Una de las personas que ayudaron a conservar parte de los restos fue un ingeniero de minas y arqueólogo aficionado llamado John T. Reid. En 1911, cuando se descubrieron estos restos, él inmediatamente dio parte del descubrimiento a numerosas instituciones e universidades, incluyendo la Universidad de Pensilvania y el Instituto Smithsonian. Ya que pasó más de un año hasta que la Universidad de California enviara un observador no profesional a la zona, él tomó interés en los restos de los Si-Te-Cah e hizo lo que pudo para documentar los hallazgos según iban siendo desenterrados. También entrevistó a muchos habitantes locales que habían tenido conocimiento del asunto. Sus memorias se pueden encontrar en los archivos de la biblioteca y museo Nevada Historical Society Archives, en el 1650 North Virginia Street, Reno, NV 89503.

Sarah Winnemucca Hopkins, hija del jefe Paiute Winnemucca, narra muchas historias sobre los Si-Te-Cah en su libro: “Life Among the Paiutes” (Vida entre los Paiutes) publicado en 1883.

En la página 75, ella narra: “Mi pueblo dice que la tribu que exterminamos tenía el pelo rojizo. Yo tengo algunos de esos cabellos, los cuales han ido pasando de mano a mano de padres a hijos durante generaciones. Yo tengo un vestido que ha pertenecido a nuestra familia durante muchísimo tiempo, decorado con ese cabello rojizo. Me lo pondré en algún momento cuando yo dé una conferencia. Se llama vestido del luto, y nadie más tiene un vestido como éste excepto mi familia”. En otra parte del libro explica que estos gigantes de pelo rojizo llegaron a este territorio por barco, al parecer cuando esta zona era parte de un mar interior. Eran en número unos 2600, su pueblo los llamaba Sai-i, eran de una raza diferente, hablaban una lengua diferente y mantuvieron una larga guerra con su pueblo.
Libro sobre los Paiutes

Existen también algunos datos contradictorios en toda esta historia. En un libro titulado Lovelock Cave escrito por Llewellyn L. Loud y M.R. Harrington editado por University of California Press en 1929, aparece reflejada una pequeña historia que le sucedió a John T. Reid: “En 1887, cuando perseguía unos caballos salvajes por la zona, John T. Reid, un ingeniero de minas en Lovelock, acampó allí (cerca de la cueva Lovelock) con unos pocos indios al anochecer. Captain Natches, uno de los indios, le habló a Reid sobre una gran calamidad que había ocurrido en esa cueva a otra raza de gentes quienes habían sido exterminados por los Paiutes. John T. Reid fue informado de que unas 4 o 5 generaciones atrás los indios lucharon hasta la exterminación contra unos pelirrojos que hablaban otra lengua. Aunque un indio Paiute había muerto recientemente en Stillwater de quien se dice que había participado en esa lucha y que tenía un ojo tuerto por una flecha en una de las escaramuzas en la entrada de la cueva”.
Así que no parece que se pongan muy de acuerdo sobre la fecha en que sucedió esta guerra entre los Paiute y los gigantes pelirrojos. Si hacemos caso de las 4 o 5 generaciones en el pasado estaríamos hablando de unos 500 años atrás partiendo de 1887. Esto sería sobre el año 1400 más o menos.
Conchas Olivella

Para añadir mas leña al fuego, el Dr. James Chatters, la única persona que ha realizado un estudio serio a los restos óseos del Hombre de Kennewick (otra historia interesante que contaré en otra ocasión sobre el posible origen europeo de los paleo-indios americanos, como se conoce a los ancestros de los indios americanos), confirmó en una conferencia realizada en la ciudad de Sacramento en 1998 la no procedencia india de esos restos de la cueva Lovelock. Restos que se relacionan con muchas otras leyendas de los indios sobre la existencia de personas de piel clara que precedieron a los indios americanos en el noroeste de la costa del Pacífico de los Estados Unidos de América.

El Dr. James Chatters es conocido por sus estudios sobre el ADN mitocondrial de los indios o nativos americanos. Hasta ahora sólo existían cuatro grupos de alelos mitocondriales para los nativos americanos. Estos grupos mitocondriales se denominaban con las letras A, B, C y D. Recientemente, se añadió un nuevo grupo llamado X. El grupo mitocondrial X es muy extraño en los Indios Americanos, pero puede encontrarse en los esqueletos arcaicos caucasoides que se han encontrado en restos muy antiguos en América tras los estudios realizados por el Dr. Chatters. Este grupo Mitocondrial X se encuentra frecuentemente en Europa y en el Oriente Medio. Esto confirmaría la procedencia de esos restos antiguos de humanos de raza blanca o caucásicos.

Algunas personas afirman que muchas momias de pelo negro que se encuentran en una cueva oscura cambian su color al rojo, pero esto no tiene mucha consistencia en nuestro caso tras conocer las declaraciones de los descendientes de los Paiutes.

Más casos interesantes de momias de pelo rojizo los podemos encontrar en las momias Tocharians encontradas en el desierto Takla Makan de China. También se describen en libros chinos muy antiguos sobre emperadores de pelo rojizo, ojos verdes o azules, largas barbas, piel blanca…

Otras momias pelirrojas las podemos encontrar en un lugar más cercano: Las islas Canarias. Estas momias pertenecen a los antiguos guanches.

Otro ejemplo sorprendente es la característica peculiar de la familia dirigente de los habitantes de la Isla de Pascua: tienen tendencia a ser pelirrojos, de narices afiladas y piel clara en contraste con el resto de la población que son de piel oscura, nariz chata y pelo negro. Y así podría continuar de casos parecidos en el resto del mundo, pero eso lo dejaremos para otros artículos.

Todos estos hallazgos podrían corroborar las teorías del escritor e investigador Alexander Eleazar acerca de un viaje de exploración de hombres de raza blanca comandado por el rey Dardanos hace miles de años por la costa oeste de USA. Estos gigantes de pelo rojizo serían algunos de los expedicionarios que se quedaron en esas tierras a vivir, tal y como cuenta Alexander Eleazar en su libro Los Bere. También es curioso ver la relación entre el nombre de la tribu de los Paiutes con el nombre que da el Sr. Eleazar de la raza amarilla Paios.





Gigantes de Australia


Huella gigante de un pie humano situada en el parque nacional de Kanangra (Australia)


Gigantes en la Biblia

Gén 6:4 Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre.

Núm 13:33 También vimos allí gigantes, hijos de Anac, [raza] de los gigantes: y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos [también] a ellos.

Deu 1:28 ¿Adónde iremos? Nuestros hermanos nos dejaron sin aliento, cuando nos dijeron: 'Son gente más grande y más alta que nosotros; las ciudades son enormes y están provistas de murallas que se elevan hasta el cielo. Allí vimos también a los anaquitas'".


Deu 2:10 Antiguamente habían estado allí los emíes, un pueblo fuerte, numeroso y de elevada estatura como los anaquitas.


Deu 2:11 Tanto ellos como los anaquitas eran tenidos por gigantes, pero los moabitas los llaman emíes.

Deu 2:20 También este era considerado un país de gigantes; habitaron en ella gigantes en otro tiempo, a los cuales los amonitas llamaban zomzomeos;

Deu 2:21 Eran un pueblo fuerte, numeroso y de elevada estatura como los anaquitas; pero el Señor los destruyó por medio de los amonitas, que los desposeyeron y se establecieron en lugar de ellos.


1Sa 17:51 Entonces corrió David y se puso sobre el filisteo, y tomando el cuchillo de él, sacándola de su vaina, lo mató, y le cortó con él la cabeza. Y cuando los filisteos vieron su gigante muerto, huyeron.

2Sa 21:22 Estos cuatro le habían nacido al gigante en Gat, los cuales cayeron por la mano de David, y por la mano de sus siervos.

2Sa 21:20 “La cuarta guerra fue en Get, donde se presentó un hombre de estatura descomunal, que tenía seis dedos en cada mano y en cada pie, esto es, veinticuatro dedos, y era de la raza de rafá.”





La Biblia contiene abundantes referencias a una raza de gigantes que desapareció al principio de la historia humana. Los hebreos se referían a ellos como refaíms. "Allí nacieron los gigantes, los famosos desde la antigüedad, de alta estatura, diestros en la guerra. Pero no eligió Dios a éstos ni les dio a conocer el camino de la sabiduría, y así perecieron por falta de prudencia."

En el Libro Primero de Samuel (17,4), leemos: "Salió de las filas de los filisteos un hombre llamado Goliat, de Gat, que tenía de talla seis codos y un palmo. Cubría su cabeza con un casco de bronce y llevaba una coraza escamada, de bronce también, de cinco mil siclos de peso."

Si traducimos las unidades empleadas, su estatura alcanzaría los 3,20 metros. La coraza pesaría 72,5 kilogramos.

"Og, rey de Basán, era el único que de la raza de los refaím quedaba; como puede apreciarse por su sarcófago, que todavía se encuentra en Rabat de los hijos de Ammón, es un sarcófago de basalto de nueve codos de largo y de cuatro codos de ancho, codos humanos." Deuteronomio 3,11.

Según este texto, el último de los gigantes dormía en un duro lecho de 4,5 metros de largo por dos de ancho.




Baalbek (Líbano)



Humanos más antiguos de lo reconocido oficialmente


En 1850 el arqueólogo norteamericano D. Carter hizo un descubrimiento sensacional en San Diego, California, en la calle Texas. Su descubrimiento accidental parecía ser el de unas huellas de los primeros americanos de hace entre 80.000 y 90.000 años.

Se han estudiado muchos artefactos desde entonces. El arqueólogo no pudo encontrar pruebas sólidas que apoyaran su teoría y fue objeto de burlas. Determinado a demostrar su punto de vista a sus escépticos colegas, Carter decidió organizar otra excavación en 1953.

Invitó a muchos científicos famosos para que vieran sus hallazgos. Todos declinaron su invitación. Carter escribió más tarde, "La Universidad estatal de San Diego rechazó ver los hallazgos encontrados en su propio patio trasero."

El caso de George Carter es típico, había declarado haber encontrado, en una excavación en San Diego, hornos y herramientas de piedra del último periodo interglacial, de hace unos 80.000-90.000 años.

Aunque el trabajo de Carter lo apoyaron algunos expertos tales como el erudito en piedras líticas John Witthoft, el poder establecido se burló. La universidad estatal de San Diego rehusó inclujso examinar las pruebas halladas en su propio patio y la universidad de Harvard lo difamó públicamente en un curso sobre arqueología fantástica.

Lo que se aprecia es una élite académica arrogante y fanática más interesada en preservar sus privilegios y autoridad antes que la verdad.

Dedo petrificado encontrado en piedra caliza del cretácico. En excavaciones en esta piedra caliza se han encontrado también dientes de niño y cabello humano.






La sección del dedo revela la típica estructura porosa del hueso humano. 

Las áreas oscuras son el interior del hueso y la médula del hueso. 





La foto corresponde al camino Zapata, encontrada en piedra cáliza del Pérmico en Nuevo Mexico. En 1987 Jerry MacDonald descubrió varias huellas humanas fosilizadas en Robledos Mountains en New Mexico no demasiado lejos de la huella Zapata. La revista Smithonian publicó un artículo en julio de 1992. El artículo reconocía la denominada ‘problemática arqueológica.’ Se describían huellas de grandes mamíferos y pájaros que "evolucionaron mucho después del periodo Pérmico, sin embargo estas huellas son claramente del Pérmico." Con un poco de trabajo detectivesco y algo de suerte los aficionados han encontrado estas "problemáticas."

("Petrified Footprints: A Puzzling Parade of Permian Beasts," The Smithsonian, Vol. 23, July 1992, p.70.)





Calavera de lignito de FreibergEn el año 1842, una calavera humana, mal conservada, es hallada en un lignito (Roca sedimentaria pardusca, combustible, que procede de la decomposición incompleta de varios vegetales) de una antiguedad que varía entre los 15 y 50 millones de años.
El objeto forma parte de la colección de la Academia minera de Freiberg en Alemania.


Oreopithécus
En Italia en los años 1870, en una mina de carbón, se encontró el fósil de un homínido de 12 millones de años, bautizado Oreopithécus.



Humanos coetáneos con dinosaurios

Esta piedra de 140 libras se recuperó en julio del 2000 en la orilla de un riachuelo que alimenta el río Paluxy cerca de Glen Rose, 53 millas al sur de Fort Worth, Texas. Las huellas muestran que el dinosaurio pasó después del humano, indicando que el hombre y el dinosaurio coexistieron.

El fósil puede verse en el museo del Dr. Carl Baugh (evidencias de la creación ).



En 1983 el profesor Amanniyazov, Director del Instituo de Geología de Turkmenia informó del hallazgo de huellas humanas en estratos del Mesozoico. Encontraron más de 1.500 huellas de dinosaurio en las montañas del sujdeste de la república.(Rubstsov, "Tracking Dinosaurs,"Moscow News, No. 24, p. 10, 1983.). La edad de las huellas es de al menos 150 millones de años. Tiene 26 cm de longitud y corresponde a un humano más alto que los actuales. (Amanniyazov, Kurban, Science in the USSR T 986, "Old Friends Dinosaurs," p. 103-107.)


Esta huella de dinosaurio piedra caliza del cretácido que se halla en la orilla del río Paluxy River es de aproximadamente 30 cm (un pie) de largo, y se halla cerca de otras similares. Las primeras excavaciones en este área revelaron huellas humanas dentro de las huellas de dinosaurio, lo que difundió el rumor de que las huellas humanas tenían garras –posteriores excavaciones desenterraron huellas humanas de hasta 64 cm de longitud (25 pulgadas) cerca de las huellas de dinosaurio—. También se halló una huella de mano humana.

 
En las fotos de arriba vemos una huella de gigante junto con otra de Acrocantossauro. Comparando los tamaños de las huellas se calcula que la altura del gigante era casi la misma que la del dinosaurio (poco más de 4 metros). En la foto de al lado una comparación del tamaño de un Acrocantossauro con los seres humanos de tamaño normal.


Las huellas humanas contemporáneas con las de los dinosaurios contradicen la teoría de la evolución.

Piedras de enterramientos incas. Quizás de la cultura Nasca. El Dr. Javier Cabrera encontró unas 1100 en los años 1930.


 Foto tomada bajo uno de los puentes del cañón White Rock Canyon (en el Parque Natural Bridges State Park cerca de Blanding), en Utah.

Los petroglifos los hicieron los Anasazi que vivieron ahí desde el año 400 al 1800 de nuestra era. La pintura está cubierta de un fuerte barniz del desierto, que se forma de manera natural con el tiempo, y no puede reproducirse fraudulentamente.

Este petroglifo puede verse en Natural Bridges, National Monument Utah, y se atribuye a los indios Anasazi quienes vivieron ahí aproximadamente entre los siglos 5º y 14º.
"Hay un petroglifo en el Natural Bridges National Monument que se parece asombrosamente a un dinosaurio, concretamente a un Brontosaurio (renombrado Apatosaurus), con una larga cola y cuello, pequeña cabeza..."
(Prehistoric Indians, Barnes and Pendleton, 1995, página 201).


Mosaico del siglo II. Se le conoce como mosaico del Nilo de Palestrina. Representa escenas del Nilo desde Egipto a Etiopía.





LOS DINOSAURIOS IMPOSIBLES


Los dinosaurios aparecieron sobre la Tierra hace unos 240 millones de años, prácticamente al mismo tiempo que los primeros mamíferos ( ¡lo que olvidamos muchas veces ! ). Y nos cuentan que reinaron exclusivamente hasta su desaparición brutal y total hace 65 millones de años.

Varias teorías se sucedieron para intentar explicar esta repentina extinción pero ninguna parece satisfactoria del todo. (Véase la extinción de los dinosaurios ).

La gran pregunta queda : ¿ por qué todos los dinosaurios habrían desaparecido y los cocodrilos no, por ejemplo...? No resultaría verosímil considerar que durante esta última extinción masiva - como durante las precedentes - numerosas especies desaparecieron, sólo quedando unos pocos individuos durante un tiempo más o menos largo... Si tal era el caso encontraríamos algunas huellas...


Prácticamente todas las mitologías se refieren a dragones legendariosgrifos y otras criaturas fantásticas. Los dinosaurios tales como los conocemos actualmente no se pueden vincular con aquellos dragones míticos. Por lo menos es la tesis oficial.

Como mucho se puede suponer que el descubrimiento ocasional de restos petrificados o de huellas fósiles ha podido originar tales leyendas. Indicios serios existen para apoyar esta tesis, como por ejemplo el famoso vaso del Monstruo de Troya.
Vase grec du Monstre de Troie
En este vaso se puede ver el cráneo fósil de un dinosaurio saliendo de un afloramiento erosionado.

La historiadora americana Adrienne Mayor afirma que eso demuestra que los griegos fueron los primeros paleontólogos de nuestra civilización.


El primer descubrimiento moderno de hueso de dinosaurio petrificado fue en 1677, en Inglaterra. Entonces se atribuyó a un elefante, y sólo un siglo más tarde fue identificado como perteneciendo a un reptil gigante, no todavía a un dinosaurio...

Bien se conocen ahora las dificultades encontradas por los primeros paleontólogos modernos cuando se trataba de extrapolar, a partir de escasos fósiles, los animales que antaño dominaron el planeta. Cometieron gran cantidad de errores. Entonces, ¿ cómo explicar aquellas representaciones fieles de nuestros antepasados ? ¿ Eran más competentes que nuestros paleontólogos modernos o sencillamente han descrito lo que han visto ? Alrededor de todo el globo...Y en varias épocas...



  • Sobre estas piedras descubiertas en Perú, testimonios de una civilización desaparecida muy antigua, se pueden ver numerosos dinosaurios, unos cazados, otros cabalgados...
    Véanse las Piedras de Ica.

  • En Francia, en el valle del Ródano, se descubrieron unos sílex tallados y grabados de una civilización antigua de más de 20 millones de años, en los cuales estan grabados unos dinosaurios.
    Véanse los Burdigalienos de Cerro-Brigoule.

  • La gruta de Bernifal, situada en Dordoña ( Francia ) es mundialmente famosa por sus 110 grabados y pinturas rupestres, en particular este mamut magnífico trazado en arcilla ( figura izquierda ). Pero se ve con menos frecuencia la imagen de la derecha que parece representar un dinosaurio enfrentándose con un mamut...

  • A partir de 1944, M. Julsrud encontró más de 33 000 figuritas en Acambaro, México. La mayoría son de terracota fechadas desde 1 000 hasta 4 000 antes de J.C.

    Un gran número de las figuritas representan con una precisión asombrosa, una gran variedad de dinosaurios. Incluso parece que ciertos de esos animales fueron domesticados....
    Véanse las figuritas de Acambaro.

  • Las tribús aborígenes de Queensland, Australia, cuentan la historia deYarru o Yarrba, animal de cuello alargado con aletas. Se parece de un modo asombroso ¡ a un plesiosaurio ! Además su sistema digestivo está bien descrito, lo que hace pensar que el animal fue cazado y descuartizado. ( ref. )

  • En Zimbabwe, cerca de Salisbury, se han descubierto pinturas rupestres en grutas situadas en las colinas de Gorozomzi. Los dibujos representan de un modo muy preciso elefantes, hipopótamos, jirafas y otros animales entre los cuales ¡ un brontosaurio ! ( ref. )
    La imagen de la izquierda, que representa 3 animales de cuello alargado y cola larga, procede de la gruta de Nachikufu cerca de Mpika en el norte de Zimbabwe. ( ref. )

  • Mucho antes de que conociéramos los dinosaurios, en Ghana y su región, se transmitían, de generación a generación, pesas de oro.
    Esas pesas representaban el animal totémico de su proprietario.
    ¿ Qué animal inspiró a los negociantes Ashantis ?

  • Los antiguos habitantes de Sumatra han descrito animales de cuello alargado, cola larga con una cresta encima de la cabeza.
    En el Museo Etnográfico de Budapest, se puede admirar esta lámina describiendo la caza de un animal que podría pertenecer a la familla de los corythosaurios. ( ref. )

  • En América del norte existen algunos petroglifos antiguos, pero imposibles de fechar con precisión, como por ejemplo :
    En el Natural Bridges National Monument.
    En el cañón Havasupai en Arizona.

  • Los animales que figuran en este sello cilíndrico mesopotámico de 3 300 años antes de J.C. se parecen mucho a dinosaurios ... ( ref. )


  • En 1902, Robert Koldewey, arqueólogo alemán, descubrió la Puerta de Ishtar en las ruinas de Babilonia. Alternando con leones y auroces, se encuentra este animal extraño, el sirrush ( dragón ).
    Esta puerta, construida 600 años antes de J.C. por el rey Nabuchodonosor, fue reconstituida en el Museo Pergamon de Berlín.

  • Estas dos paletas votivas de pizarra proceden de Hierakonpolis en Egipto Alto y son de la época predinástica de Egipto antiguo, o sea de unos 3 300 años antes de J.C.
    ¿ Perros o dinosaurios ?   ( ref. )

  • Entre los numerosos sellos egipcios de la famosa colección Philip Mitry, algunos describen animales que se podrían comparar con dinosaurios. Por ejemplo, este sello ( alrededor de 1 400 años antes de J.C. ) adornado con un animal parecido a un plesiosaurio por debajo de la tarjeta de Tutmosis III.

  • Este sello ( fechado entre 1 300 y 1 150 antes de J.C. ) conservado en el Instituto de arqueología de la universidad de Tel Aviv, describe un pterodáctilo atacando una gacela.

  • Esta urna, encontrada en Caria en Turquía ( fechada de unos 530 antes de J.C. ) describe un animal parecido a un mosasaurio en medio de otros animales marinos perfectamente conocidos e identificados.    ( ref. )
  • Igualmente se encuentran descripciones de dinosaurios en unos mosáicos romanos del siglo II.
         
       ( ref. )  El mosáico del Nilo de Palestrina
    atribuido a Demetrius el geómetro,
    representa a unos etíopes cazando
    un "Cocodrilo-Leopardo". ( ref. )

  • Estos artefactos romanos fueron descubiertos cerca de Tucson, Arizona, en 1924. Pero, como "bien se sabe" que América fue "descubierta" por Cristóbal Colón en 1492, esos artefactos a pesar de haber sido desenterrados por arqueólogos profesionales son muy controversados por supuesto. Se fechan desde 590 hasta 900.
    En una espada está grabado un dinosaurio.

  • Pintura rupestre del "dragón" de la gruta de Oxtotitlan en el sur de México.

  • Esta pintura mural Maya de Bonampak enseña la cabeza de un dinosaurio.

  • Motivo extraño en este tapiz Nazca...

  • Después de su viaje a Acambaro para estudiar las figuritas de M. Ulsrud, el Pr Hapgood trajo huesos no fosilizadospertenecientes a ninguna especie viva conocida.
    El Pr Hapgood piensa que podrían pertenecer a un estegosaurio.

  • En medio de los años 80, un cazador americano llamado Jim Kosi declaró haber filmado un pterodáctilo volando mientras se encontraba en Namibia. Incluso presentó un cráneo no fosilizado con colgajos de carne por encima al zoologista Roy Mackal. De vuelta a Chicago, pidió 1 millón de dólares par enseñar sus pruebas y el conjunto yace todavía en una caja fuerte...
    Otros pterodáctilos fueron señalados en muchas partes del mundo... Pero sólo se trata de testimonios...Que reanudan con la leyenda de los Thunderbirds, las aves- trueno de los indios norte americanos...


  • El 25 de abril de 1977, a lo largo de Nueva Zelanda un barco pescador japonés trajo en sus redes esta criatura marina extraña parecida a un plesiosaurio. Este armazón estaba tan descompuesto que después de un examen somero por la tripulación y unos científicos que se encontraban a bordo, tuvo que ser arrojado al mar... Desgraciadamente...



La versión oficial pretende que, puesto que se decidió que todos los dinosaurios desaparecieron hace 65 millones de años, ¡ todos esos descubrimientos son imposibles !
No se trata más que de descripciones de animales míticos y
toda semejanza con animales que existieron ya es ¡¡¡ mera casualidad !!!
Por supuesto si algunos dinosaurios han sobrevivido, no eran muy numerosos.


Oficialmente todavía ne se han encontrado huesos recientes. Acaso puede explicarse por el hecho de que se atribuía un "poder mágico" a esos animales, igual que el que se atribuía a los huesos de dragones o incluso hoy a los cuernos de rinocerontes, lo que pone en peligro la superviviencia de esta especie...

A pesar de las certidumbres cientistas, sin embargo se descubrieron animales que creíamos desaparecidos para siempre como los Dragones de Komodo, el Celacante del devónico y el esfenodón del mesóico en Nueva Zelanda.
Sólos los criptozoólogos siguen las investigaciones...

Dinosaurios en el arte religioso asiático

El 'Stegosaurus' camboyano





Templo de Ta Prohm, Camboya. (siglo XI de nuestra era).


Se trata de un Stegasorus. Se sabe que es original porque la profundidad del relieve es la misma en el resto de la fachada.

















Herramientas "imposibles"

Cuatro hachas de piedra gigantes se recuperaron del lecho básico del lago Makgadikgadi en el desierto del Kalahari. ¿Cómo debería ser de grande quien usara semejante herramienta?

En junio de 1934, la familia Hahn descubrió una roca, suelta en un saliente junto a una cascada en las afueras de London, Texas. El lugar principalmente se compone de rocas del cretáceo de entre 75-100 millones de años de edad. La piedra se encontraba a la intemperie y solo sobresalía el mango de madera. Abrieron la roca y se vio la cabeza del martillo. Aún se aprecia el corte brillante que le hicieron con una lima para comprobar si era de hierro. La inusual metalurgia es de un 96% de hierro, 2.6% clorina y 0.74% sulfuro (no carbónico). 

Los tests de densidad muestran un interior del metal muy puro sin burbujas. La industria moderna no puede producir hierro fundido de esta calidad.




Otro martillo encontrado en Glen Rose. La cabeza del martillo es de hierro y el mango es de madera. El martillo está solidificado en arenisca. 


Los estudios metalúrgicos indican que el tipo de hierro usado no se podría haber fabricado en las condiciones atmosféricas actuales.


http://paleo.cc/paluxy/hammer.htm




Las esferas sudafricanas - 'The Klerksdorp Spheres'

Cita de M. A. Cremo & R. L. Thompson. Forbidden Archaeology. 1993. Bhaktivedanta Institute.


 - 'Desde hace décadas los mineros sudafricanos han encontrado centenares de esferas metálicas, al menos una de ellas tiene tres surcos paralelos que recorren su ecuador. Las esferas son de dos tipos - "uno de metal sólido azulado con  motas blancas, el otro tipo es una bola hueca con un centro espojado en el centro" (Jimison, 1982). 


La esfera de la foto, se encontró en un depósito mineral Precámbrico, lo que significa que la bola tiene 4.500 millones. Algunas de las esferas pueden verse en el museo Klerksdorp de Sudáfrica.


Al menos 200 esferas se han encontrado en roca profunda en la mina Wonderstone Silver de Sudáfrica, de un diámetro medio de 1-4 pulgadas (2,5 a 10 cm). Se componen de una aleación de níquel y acero que no puede darse de forma natural. Algunas tienen una delgada capa de alrededor de un cuarto de pulgada de espesor, cuando se rompe esta capa sale un extraño material esponjoso que se desintegra en polvo al contactar con el aire.





Caius Julius Verus Maximinus. El emperador gigante de Roma

27-may-2010 Carlos Montero
Maximus - ---
Maximus Trax
El adjetivo grande no hace referencia a la grandeza que proporcionó al Impero, sino que, literalmente Máximo fue un gigante.






El antiguo Imperio Romano fue cuna de emperadores de todo tipo y de todas las personalidades. A los magníficos Julio César o Augusto, se les unieron a través de la Historia otros como los depravados Calígula o Nerón, pasando por otros muchos que, en mayor o menor medida, contribuyeron a forjar uno de los imperios más poderosos de la Historia.

El caso que se presenta a través de estas líneas es probablemente, la historia de un ser increíble que llegó a ser nada más y nada menos que Emperador de Roma. Se trata del gigante Caius Julius Verus Maximus, Máximo a partir de ahora.

En realidad, la figura de este hombre es la primera referencia histórica hacia un gigante en el significado literal de la palabra puesto que, atendiendo a datos históricos, Máximo contaba con una estatura de 2’60 metros.


Orígenes humildes


El lugar de nacimiento de Máximo se sitúa en Tracia, una zona que actualmente se corresponde con Bulgaria. Nació en el año 173 y sus comienzos correspondían con la vida humilde que se llevaba en estas tierras, ya que desempeñaba el oficio de pastor.

La vida de Máximo transcurría con normalidad, a pesar de su desmesurada altura, ajeno a los tejemanejes que se urdían todos los días en Roma.

Sin embargo, las legiones comandadas por el emperador Septimio Severo, se asentaron durante un tiempo en la zona donde habitaba el gigante y después de una demostración de lucha, en la que Máximo derribó a cuantos soldados se le pusieron por delante, Severo le otorgó un puesto en su guardia personal asombrado y maravillado por la fuerza de su nuevo guardaespaldas.


Exitosa carrera en la legión


En el campo de batalla, Máximo no solo demostró toda la fuerza y valentía que se esperaban de él sino que, a esto, le unió una gran capacidad de liderazgo. Por ello, consiguió escalar puestos en el ejército hasta que, ya con el nuevo emperador Aurelio Antonio Severo Alejandro, fue nombrado comandante supremo de las legiones romanas, encargándose de adiestrar a los soldados.

Según una cita del historiador Herodiano “(…) Máximo se ganó la admiración de sus soldados (…) demostraba personalmente a cada hombre lo que quería que hiciera”, todo esto desembocó en una gran admiración de la tropa hacia el gigante ya que, “los reclutas elogiaban la hombría de Máximo y despreciaban al joven emperador, al que consideraban un niño escondido tras las faldas de su madre”.


Y Máximo llegó a Emperador


Durante la campaña contra los germanos en el Rin, en el año 235, tuvo lugar la conjura que habría de llevar al gigante a ser la máxima autoridad del imperio.

Las legiones andaban descontentas debido al escaso empuje del emperador, al cual acusaban de estar doblegado a los deseos de su madre. La campaña estaba siendo un fracaso y el líder no hacía nada por arreglarlo. Por ello, se decidió prescindir de sus servicios, mediante la vía del asesinato y nombrar a Máximo como nuevo emperador de Roma, hecho que, cuando se supo, fue ratificado por el Senado.

Excelente soldado, pésimo gestor


Pronto se dio cuenta el gigante de bruces con la realidad del Imperio. Las campañas militares costaban mucho dinero a las arcas públicas y el pueblo estaba descontento. Para subsanar el problema, Máximo comenzó a adoptar medidas impopulares como subir impuestos, expropias propiedades o incluso saquear ciudades. Por ello, aunque la tropa le veneraba, los ciudadanos de a pie comenzaron a odiarle y a llamarle cosas como “el cíclope” o “la bestia salvaje”.

Con este panorama, las conspiraciones para eliminarlo no tardaron en surgir. Después de algún intento fallido, en el año 238 el Senado decidió destituirlo mientras Máximo se hallaba sofocando una revuelta en la provincia africana de Sirmio.

Máximo, al enterarse de la afrenta, cargó con su ejército hasta Roma pero era evidente que sus tropas ya no le seguían como antaño.

El final de Máximo habla por si solo de la fortaleza, y al mismo tiempo de la humanidad, de este hombre. Cuando un grupo de soldados entró en su tienda para asesinarle, ninguno osó dar el primer paso temerosos de la fuerza del gigante, el cual esperaba dispuesto a vender cara su vida. Solo cuando le mostraron el cadáver de su hijo, el coloso dejó, cegado de dolor, que le mataran.


¿Fue en realidad un gigante?


Pues parece ser que sí. A sus 2’60 metros de altura hay que añadir que existen algunos datos que parecen corroborar que Máximo era un ser colosal.

El historiador Julio Capitolino cuenta en sus textos que Máximo usaba un calzado que era alrededor de 30 cm más largo que el de un hombre corriente, que comía 20 kilos de carne y bebía 27 litros de vino todos los días y que usaba las pulseras de su mujer a modo de anillos.

Todos estos datos perduraron hasta la actualidad dejando como parte de la Historia, la vida, obra y muerte de un gigante en toda regla.

Gigantes modernos


A la izquierda un ruso gigante llamado Machnov; medía 7 pies y 11 pulgadas (2,40 m). Vivió entre 1882-1905

Publicar un comentario en la entrada