Solzhenitsyn

“Los dirigentes bolcheviques que tomaron Rusia no eran rusos, ellos odiaban a los rusos y a los cristianos. Impulsados por el odio étnico torturaron y mataron a millones de rusos, sin pizca de remordimiento… El bolchevismo ha comprometido la mayor masacre humana de todos los tiempos. El hecho de que la mayor parte del mundo ignore o sea indiferente a este enorme crimen es prueba de que el dominio del mundo está en manos de sus autores“. Solzhenitsyn

Izquierda-Derecha

El espectro político Izquierda-Derecha es nuestra creación. En realidad, refleja cuidadosamente nuestra minuciosa polarización artificial de la sociedad, dividida en cuestiones menores que impiden que se perciba nuestro poder - (La Tecnocracia oculta del Poder)

viernes, 16 de mayo de 2008

Los Banqueros Internacionales promueven las grandes guerras


Escrito por Richard C. Cook http://www.richardccook.com/

Conviene también recordar las palabras del General Wesley Clark:

El General retirado Wesley Clark está, como yo, preocupado con que la administración Bush lance un ataque a Irán. Arianna Huffington habló con él a principios de enero del 2007 y le preguntó por qué creía que eso podía suceder. Según el relato de Huffington del 4 de enero, Clark declaró esto: "Sólo hay que leer la prensa israelí. La comunidad judía está dividida, pero hay mucha presión desde la gente del dinero de Nueva York a los políticos."
Este artículo contiene varias predicciones, incluyendo el posible inicio de una gran guerra con consecuencias imprevisibles, si los EEUU atacan Irán. Las élites financieras internacionales, desde hace tiempo establecidas en Europa Occidental y en New York City, pueden ser quienes realmente están detrás del intento de que se inicie la Tercera Guerra Mundial, enfrentando a los EE.UU. contra los gigantes asiáticos, principalmente contra Rusia.

La élite desde hace mucho tiempo contempla el vasto y rico continente asiático como clave para controlar el mundo, con el punto de apoyo para la dominación en el rico en petróleo Oriente Medio.

El ataque a Irán podría ser nuclear, alentado por extremistas neocones en los EEUU y sus colegas en Israel, que podría simultáneamente atacar Líbano y Siria . Estos sucesos están estrechamente relacionados con la recesión económica de los EEUU y las elecciones presidenciales del 2008 en los EEUU.

Lo que es singular en el análisis, es la afirmación de que los EEUU están siendo utilizados, quizás sin ni siquiera percibirlo sus dirigentes, por los poderes financieros establecidos en Europa para sus propios intereses. Los banqueros saben que la economía estadounidense está en bancarrota, porque ellos lo han provocado mediante manipulaciones financieras en los últimos 25 años, que han destruido la base industrial y sumido al país en la deuda. Ahora quieren arrastrar a los EEUU a una guerra con Rusia, y quizás también con China. Una vez los EEUU queden exhaustos, es posible que solo queden en pie, como poderes nucleares, Europa e Israel . Obsérvese que Israel fue creado por los financieros europeos, a quienes aún obedecen, especialmente a los de Londres. Si los banqueros, ayudados por Israel, pueden instigar una gran guerra para eliminar a Rusia, junto a los EEUU, como potencias mundiales, habrán cumplido su objetivo.

Ya desde hace un siglo Rusia y los EEUU son víctimas de la rapacidad y codicia de los banqueros internacionales.
Fue realmente la élite europea, profundamente materialista e inhumana, la responsable de las dos grandes guerras del siglo XX, quien financió la revolución bolchevique en Rusia, y la que ha traído la actual crisis económica. Ahora acecha una nueva gran guerra, y aunque puede parecer que lo que la cause son las ambiciones de los EEUU en Oriente Medio, eso es una máscara que cubre las maquinaciones de los controladores europeos que mueven los hilos. A esta gente no le importa nada si los EEUU se arruinan o quedan destruidos en una gran guerra asiática. De hecho, ese parece ser el plan.

Otro siniestro actor que presiona para que los EEUU estén en guerra en Asia es el Lobby Israelí. Este lobby actúa quizás sin saberlo en contra de los EEUU y de sus ciudadanos, incluidos ellos mismos. Quizás sin querer, no solo ayudan a Israel, sino a las élites financieras. Cada vez más Judíos de buena voluntad están entendiendo que la oposición a estas élites financieras, a pesar de ser mayoritariamente judía, no implica automáticamente antisemitismo o judeofobia.

Conviene recordar aquí las profecías del general Confederado, satanista y freemasón, Albert Pike. Acertó en la primera guerra mundial de 1914 a 1918. Según Benjamin Freedman (1890-1984), un testigo americano de la administración de Woodrow Wilson, Wilson condujo a los EEUU a la guerra después de ser presionado para apoyar a Gran Bretaña, cuando los británicos accedieron a que se creara un estado Sionista en Palestina. Los financieros querían que el estado de Israel se fundara en Oriente Medio por su petróleo y cercanía al Canal de Suez. El resultado fue la Declaración de Balfour de 1916. Al final de la primera guerra mundial vino la Revolución rusa, los financieros pagaron a los bolcheviques para que destruyeran la Monarquía Rusa Cristiana de los Romanoffs. El Comunismo Soviético fue el resultado.

¿Cuál sería el resultado de toda esta conspiración contra la Humanidad? Seguramente una dictadura mundial, con los banqueros y aristócratas europeos en la cumbre. El centro de esta dictadura estaría en la City de Londres. Este grupo también controla a la Unión Europea. Lo que quedara de Norteamérica, Asia, África, y Latinoamérica serían colonias fuertemente controladas, habitadas por poca gente, considerados como ganado por sus guardianes. La ejecución de esta maquinaria de control y opresión sería el trabajo de profesionales, seguramente miembros del MI5, la CIA, el Mossad, y mercenarios privados como Blackwater y Halliburton.

El capitalismo financiero occidental está arruinando el mundo. Cada vez más gente se está dando cuenta. En el libro Currency Wars (Huobi Zhanzheng), escrito por un chino que vivió en los EEUU y trabajó en Wall Street, Song Hongbing, éste argumenta que la historia de las finanzas internacionales, es principalmente un proceso de cómo un pequeño número de poderosas familias de Occidente han establecido un control sobre los gobiernos y las instituciones internacionales.

Hay, asimismo, un resurgir del nacionalismo, por ejemplo en Rusia. Después de la caída del comunismo en 1991, los banqueros internacionales intentaron a través de los oligarcas tomar el control de los recursos de la nación. Pero Vladimir Putin frustró sus planes. Nótese el odio que la prensa occidental, controlada por los banqueros internacionales, tiene a Putin. Rusia hoy está recuperando su independencia.

¿Puede hacerse algo? En primer lugar debe abolirse la Reserva Federal privada de los EEUU, como propone Ron Paul. En segundo lugar debe eliminarse el fraude bancario que permite la creación de dinero de la nada para beneficio de unos pocos.

Asimismo Occidente debe aliarse con Rusia, entonces podría imponerse una solución en Oriente Medio, y al mismo tiempo se debería detener a los banqueros internacionales, sometiéndolos a juicio por crímenes contra la Humanidad.
Publicar un comentario