Solzhenitsyn

“Los dirigentes bolcheviques que tomaron Rusia no eran rusos, ellos odiaban a los rusos y a los cristianos. Impulsados por el odio étnico torturaron y mataron a millones de rusos, sin pizca de remordimiento… El bolchevismo ha comprometido la mayor masacre humana de todos los tiempos. El hecho de que la mayor parte del mundo ignore o sea indiferente a este enorme crimen es prueba de que el dominio del mundo está en manos de sus autores“. Solzhenitsyn

Izquierda-Derecha

El espectro político Izquierda-Derecha es nuestra creación. En realidad, refleja cuidadosamente nuestra minuciosa polarización artificial de la sociedad, dividida en cuestiones menores que impiden que se perciba nuestro poder - (La Tecnocracia oculta del Poder)

domingo, 13 de julio de 2008

Divide y vencerás: la estrategia angloamericana y sionista en Irak


Por Andrew G. Marshall.

Muchos no se creen que los Anglo-Americanos están detrás de algunos de los actos terroristas en Irak, como los de los Británicos en Basora, cuando dos soldados británicos del SAS fueron detenidos vestidos como árabes, con explosivos y un arsenal masivo de armas.

Una estrategia Imperial

En 1982, Oded Yinon, un periodista israelí con relaciones con el Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel, escribió un artículo para ser publicado en el World Zionist Organization, en el que subrayaba la "estrategia de Israel en los años 80." En este artículo, declara:

"La disolución de Siria e Irak en áreas étnicamente o religiosamente homogéneas, como en Líbano, es el principal objetivo de Israel en Oriente Medio. Irak, rico en petróleo por un lado, desmembrado por otro lado, es el objetivo de Israel. Su disolución es incluso más importante para nosotros que la de Siria. Irak es más fuerte que Siria. A corto plazo, es el poder irakí el que constituye la principal amenaza para Israel.

Una guerra entre Irak e Irán desgarraría Irak y causaría su caída antes de que pudiera organizar un amplio frente contra nosotros. Cualquier tipo de confrontación inter-árabe nos ayuda a corto plazo y acelera el objetivo de romper Irak en confesiones religiosas como en Siria y Líbano. En Irak, una división en provincias por confesiones o etnias como en Siria durante el Imperio Otomano es posible. Así, tres (o más) estados existirán alrededor de tres ciudades principales: Basora, Bagdad y Mosul y áreas Chiítas en el Sur, que se separarán del Norte Suní y Kurdo".

La guerra entre Irán e Irak, que duró hasta 1988, no materializó el deseo de Oded Yinon, pues Irak no se dividió según líneas étnicas. Tampoco sucedió en la 1ª Guerra del Golfo de 1991, ni en la siguiente década de sanciones y bombardeos áreos durante la administración de Clinton.

Diseñando una Guerra Civil para obtener "la solución de los tres Estados"

Poco después de la invasión de Irak en el año 2003, el New York Times publicó un artículo de Leslie Gelb, Presidente Emérito y Miembro del Consejo del Council on Foreign Relations, el think tank más influyente y poderoso de los EEUU. El artículo, titulado, "The Three State Solution," publicado en Noviembre del 2003, manifestaba que la "única estrategia viable" para Irak,


"Puede ser la de corregir un defecto histórico y avanzar por etapas hacia una solución de tres-estados: Kurdos en el norte, Suníes en el centro y Chiítas en el sur."
Citando el ejemplo de la disoluciónde Yugoslavia, Gelb manifestaba que los Americanos y los Europeos "dieron a los musulmanes y a los croatas de Bosnia los medios para defenderse, y los Serbios aceptaron la separación." "El primer paso sería crear regiones autónomas en el norte y en el sur, con fronteras trazadas lo más próximas posibles con las divisiones étnicas," y exigir "elecciones democráticas en cada región."

Seguir el ejemplo de Yugoslavia, requeriría diseñar una guerra civil entre los diversos grupos étnicos. Los EEUU apoyaron y financiaron a las fuerzas musulmanas en Bosnia a principios de los años 1990, bajo el liderazgo de los Mujahideen afganos entrenados por la CIA. En Bosnia, los Mujahideen estaban "acompañados por las fuerzas especiales de los EEUU," y Bill Clinton personalmente aprobó la colaboración con "varias organizaciones fundamentalistas islámicas, incluyendo la de Osama bin Laden, al Qaeda."

En Kosovo, años después, "mercenarios Mujahideen procedentes del Oriente Medio y Asia Central fueron reclutados para luchar en las filas del Kosovo Liberation Army (KLA) entre los años 1998-99, y fueron ampliamente apoyados por la OTAN." La Defense Intelligence Agency (DIA) de los EEUU, el MI6 británico, soldados británicos del SAS y empresas privadas de seguridad norteamericanas y británicas, armaron y entrenaron al KLA. Paradójicamente, "el Departamento de Estado de los EEUU puso al KLA en la lista de organizaciones terroristas, señalando que financiaba sus operaciones con dinero del tráfico internacional de heroína y préstamos de países islámicos e individuos, entre ellos presuntamente Usama bin Laden," y además de eso, "el hermano de un líder de una organización egipcia para la Jihad y comandante militar de Usama bin Laden, lideraba una unidad de élite del KLA durante la guerra de Kosovo."

Asia Times Online informaba en el 2005, que el plan de "balcanización" de Irak en varios estados menores, "es una réplica exacta de un plan israelí de extrema-derecha para balcanizar Irak - una parte esencial de la balcanización de todo el Oriente Medio. Curiosamente, Henry Kissinger vendía la misma idea antes de la invasión de Irak en el 2003." "Es el clásico divide y vencerás: el objetivo es la perpetuación de la desunión árabe."

"La limpieza étnica funciona"

En el 2006, el diario de las Fuerzas Armadas publicó un artículo del teniente coronel retirado Ralph Peters, titulado, "Fronteras sangrientas: Cómo sería un Oriente Medio mejor." En el artículo, Peters explica que el mejor plan para Oriente Medio sería "reajustar" las fronteras de los países.

"Irak debería haberse dividido en tres estados menores inmediatamente después de la invasión. Arabia Saudí debería ser desmantelada, así como Pakistán," e "Irán debería perder buena parte de su territorio en favor de Azerbaijan, un Kurdistán libre, un estado árabe Chiíta y un Baluchistán libre, pero ganaría las provincias alrededor de Herat en el actual Afganistán. Lo que Afganistán perdería en favor de Persia en el oeste, lo ganaría hacia el este, pues las tribus del noroeste de Pakistán se reunificarían con las afganas.

Oh, y un sucio secreto que nos revelan 5000 años de historia: la limpieza étnica funciona"

Los mapas de ese nuevo Oriente Medio se usaron en los programas de entrenamiento de la OTAN para oficiales de alta graduación.
Publicar un comentario