Solzhenitsyn

“Los dirigentes bolcheviques que tomaron Rusia no eran rusos, ellos odiaban a los rusos y a los cristianos. Impulsados por el odio étnico torturaron y mataron a millones de rusos, sin pizca de remordimiento… El bolchevismo ha comprometido la mayor masacre humana de todos los tiempos. El hecho de que la mayor parte del mundo ignore o sea indiferente a este enorme crimen es prueba de que el dominio del mundo está en manos de sus autores“. Solzhenitsyn

Izquierda-Derecha

El espectro político Izquierda-Derecha es nuestra creación. En realidad, refleja cuidadosamente nuestra minuciosa polarización artificial de la sociedad, dividida en cuestiones menores que impiden que se perciba nuestro poder - (La Tecnocracia oculta del Poder)

sábado, 22 de diciembre de 2012

Operaciones de falsa bandera para desarmar a la población estadounidense

El derecho a portar armas está establecido en la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, aprobada por el Congreso en 1789, y pasó a formar parte de la Carta Magna en 1791 cuando el estado de Virginia ratificó 10 de las enmiendas propuestas.

Desde entonces, se han dado discusiones políticas acerca de la interpretación de esta enmienda:
“Una Milicia bien regulada, siendo necesaria para la seguridad de un Estado libre, el derecho de las personas a portar armas, no debe ser infringido”. Segunda enmienda constitucional. Texto original en inglés..

Origen de la Segunda enmienda constitucional

La enmienda fue incluida como respuesta a discusiones respecto a si se debían mantener las armas en poder de la Milicia, una fuerza armada formada por los ciudadanos que combatieron al ejército británico en la Revolución Americana.

Desde la época de los primeros asentamientos británicos los colonos formaron grupos locales de soldados a tiempo parcial para defenderse de los indígenas o para garantizar el orden público y el cumplimiento de las leyes. Aunque en varios periodos estos grupos de civiles armados no fueron tan eficaces como las tropas británicas, aun así, siempre se mantuvo con orgullo el concepto del ciudadano soldado.

En la memoria histórica de la generación que fundó la nación, estaban grabados los abusos de las tropas británicas en las colonias y quedaba aún la preocupación por los enemigos en tiempos de paz.

Confiaban en las milicias como un medio de evitar abusos del gobierno, en momentos en que los diferentes estados se unificaban bajo un poder federal. Una milicia bien regulada era una fuerza disponible en caso de emergencia contra un poder superior, ya fuera este el mismo gobierno.

Algunos políticos no estaban de acuerdo en el papel de la Milicia. Entre ellos Alexander Hamilton, quien pensaba que el gobierno federal siempre tendría más recursos para un ejército de militares altamente entrenados, por encima de una milicia de civiles.

Pero otros vieron en el mantenimiento de las Milicias una garantía para el mantenimiento de las libertades civiles.

Publicado el 14 de diciembre 2012
Escrito por Kevin Barrett

Cuando algo increíblemente terrible ocurre en una de nuestras escuelas, como el reciente asesinato de 27 niños y profesores de la Escuela de Newtown, en Connecticut, los medios de comunicación siempre nos dice lo mismo: culpan al loco solitario. Pero la historia sugiere que muchas de las masacres en los patios de las escuelas, al igual que otros grandes actos de terrorismo interno, tienen una agenda mucho más siniestra.

El Sheriff Pat Sullivan, quien dirigió la investigación de la famosa matanza de Columbine, fue arrestado el año pasado y condenado por coaccionar a un niño para obtener favores sexuales a cambio de metanfetamina. Su sentencia, ridículamente corta, que cumplió en la cárcel que lleva su nombre, fue la de 'un tirón de orejas', nada más. Se rumorea que Sullivan es parte de una red de pedofilia en la línea de los Rastreadores de los Niños Perdidos (Finders of Lost Children) y la de los autores de los circulos de pedofilia del Escándalo Franklin.

Algunos miembros de la familia de las víctimas de la masacre de Columbine sospechan que el sheriff Sullivan estaba involucrado en una violación anal de los presuntos tiradores de Columbine. ¿Eran esos tiradores las víctimas de un abuso sexual y estaban bajo control mental?

Agentes de inteligencia y sus colegas psiquiatras han lavado el cerebro de "locos solitarios" para cometer asesinatos, por lo menos desde que el programa MK-Ultra de la CIA logró sus objetivos alrededor de 1960.

¿Por qué esas "redes de delincuentes" desea lavarles el cerebro a esos "candidatos manchurianos"para enviarlos a masacrar niños en las escuelas? Dejemos que uno de esos mismos terroristas responda a la pregunta.

¿Recuerdan la Operación Gladio?
El Pentágono, a través de la OTAN, organizó atentados con bombas y tiroteos en las calles de Europa. Cuando uno de los terroristas fue atrapado, explicó en su juicio:
"Había que atacar a civiles, a la gente, a mujeres, a niños, gente inocente, gente desconocida, alejada de cualquier partido político. La razón era muy simple. Se suponía que este terror obligaría a la gente, al público italiano, a recurrir al Estado para pedirle más seguridad "
Este testigo le explicó más tarde a la 'BBC' cúal era el propósito de la operación:
"Para crear tensión en el país que promoviera tendencias políticas conservadoras y reaccionarias".
Para más detalles sangrientos leer "La Masacre de Brabant".

Así que la respuesta a la pregunta de marras es realmente muy simple: ¿por qué aterrorizando a la población se abre la puerta indispensable para dar paso a políticos fascistas y autoritarios? (que es lo que la dictadura burguesa urgentemente necesita para poder controlar la creciente e incontenible demanda de justicia social)

La Operación Gladio nunca terminó. Está pasando todavía, aquí, en Estados Unidos.

Wade Michael Page, el "hombre con un tatuaje del 9/11" culpado por los disparos del templo Sikh de Wisconsin, resultó ser un especialista "psy-ops (operaciones psicológicas que utilizan los militares contra el enemigo)" del Ejército de EE.UU.

El "DC Sniper" -- Fuerzas Especiales el Ejército de los EE.UU-- que cambió su nombre por el de "Muhammad", justo a tiempo para ir a disparar al templo Sikh de Wisconsin, fue otra operación de 'falsa bandera' patrocinada por el gobierno.

Así que, cada vez que tiene lugar un acontecimiento como la masacre de Connecticut, es lo mismo que si nos dijesen desde la pantalla: ¡TENGA MIEDO, MUCHO MIEDO! Y es entonces cuando debemos gritar a los medios de comunicación que nos lavan el cerebro que se vayan al infierno, y unirnos con quienes destapan las operaciones terroristas de falsa bandera, para poder llegar a establecer las bases de un nuevo mundo en el que ya no puedan ejercer su oficio sangriento.





Publicar un comentario