Solzhenitsyn

“Los dirigentes bolcheviques que tomaron Rusia no eran rusos, ellos odiaban a los rusos y a los cristianos. Impulsados por el odio étnico torturaron y mataron a millones de rusos, sin pizca de remordimiento… El bolchevismo ha comprometido la mayor masacre humana de todos los tiempos. El hecho de que la mayor parte del mundo ignore o sea indiferente a este enorme crimen es prueba de que el dominio del mundo está en manos de sus autores“. Solzhenitsyn

Izquierda-Derecha

El espectro político Izquierda-Derecha es nuestra creación. En realidad, refleja cuidadosamente nuestra minuciosa polarización artificial de la sociedad, dividida en cuestiones menores que impiden que se perciba nuestro poder - (La Tecnocracia oculta del Poder)

jueves, 21 de marzo de 2013

El papel de los diagnósticos y de las drogas psiquiátricas en las últimas matanzas en EEUU

Viene de aquí (1ª parte).
Alfredo Embid


El papel de los diagnósticos y de las drogas psiquiátricas

Como ya vimos en el boletín anterior el caso de Adam Lanza, autor de la masacre de Newton en Connecticut, no es excepcional y muchos lo ligan con el uso creciente de drogas psiquiátricas, además de con la campaña del gobierno para desarmar a la población Boletín 189 [1]

En esta segunda parte añadimos más datos sobre los efectos tóxicos de las drogas psiquiátricas y sobre los diagnósticos que llevan a su prescripción.

Dirás que Adam no tomaba drogas. ¿Cómo lo sabes?
– Bueno, lo han dicho en los medios
Cierto, pero ¿cuales son sus fuentes? Responderás que el jefe médico de la investigación el Dr. H. Wayne Carver que declaró que Adam no tomaba fármacos cuando cometió la masacre. Solo que su credibilidad es nula. Pero, no me creas.
Mira sus declaraciones que hemos traducido en un vídeo “La máxima autoridad médica se burla de las víctimas y de los familiares” Boletín 190 [2]
Y hazte tu propia opinión...

¿Coincidencias?


Foto: Cho Seung Hui

Cho Seung Hui, el tirador en la masacre de Tech en Blacksburg, Virginia, tomaba medicamentos antidepresivos. Resultado: treinta y tres muertos y muchos otros heridos, antes de suicidarse [3].


Foto: Eric Harris en 1998 Columbine High School yearbook

Eric Harris, uno de los asesinos en escuela secundaria de Columbine, en Littleton, Colorado, tomaba antidepresivos en el momento de efectuar la matanza de 14 personas con su compañero de clase, Dylan Klebold tras lo cual se suicidaron [4].


Foto: Matti Juhani Saari

Matti Juhani Saari, el tirador de la Universidad de Finlandia, tomaba antidepresivos (SSRI) y tranquilizantes (benzodiacepinas) cuando disparó matando a 10 personas antes de suicidarse.[5]



Foto: Kip Kinkel

Kip Kinkel, el tirador de quince años en Thurston High School en Springfield, Oregon, tomó antidepresivos semanas antes de matar a sus padres y luego a dos personas hiriendo a otras 25 [6].

¿Crees que se trata solo de coincidencias? No. Numerosos investigadores en salud mental han llegado a la conclusión de que las drogas psiquiátricas son un factor importante en estos comportamientos.

Los expertos incapaces de explicar las masacres



A pesar de los muchos estudios de especialistas que se han dedicado al tema y de las especulaciones que se ofrecen regularmente en los medios de comunicación inmediatamente después de las masacres, los estudiosos honestos suelen reconocer los límites del conocimiento existente [7]. 

En un artículo sobre la naturaleza de las masacres masivas y autógenas, los autores revisan la literatura existente y concluyen que:
"Los incidentes de asesinato en masa han ganado considerable atención de los medios, pero no se entienden bien en las ciencias del comportamiento” [8].
Otro trabajo sobre este tipo de violencia reconoció que requería un nuevo tipo de investigación:
“Para comprenderla y prevenirla, tenemos que reconocer que la actual disciplina basada en la investigación de la violencia no se adapta bien a este desafío específico” [9].
El trabajo de investigación "Armas de fuego y violencia: una revisión crítica" ha encontrado que 
“las respuestas a algunas de las preguntas más apremiantes no se pueden abordar con los datos existentes y los métodos de investigación, por muy bien diseñados que estén” [10].
Otros estudios se han centrado en estupideces como las diferencias entre las opiniones de los menos y los más educados, los republicanos y los demócratas [11]. No es extraño, ya que buscan motivos omitiendo una de las causas principales: los diagnósticos y las drogas psiquiátricas.

Censura sobre los efectos de las drogas psiquiátricas


La psiquiatría mata

Llevamos décadas denunciando documentadamente que los medicamentos psiquiátricos pueden producir accesos de locura violenta y un amplio abanico de efectos tóxicos incluyendo la adicción. Pero no se trata sólo de los medicamentos psiquiátricos mayores usados para la psicosis o la esquizofrenia. Algunos tan comunes como los tranquilizantes o los somníferos (benzodiacepinas) pueden tener estos efectos paradójicos produciendo accesos de violencia. Estos efectos tóxicos (incluyendo los paradójicos y los efectos adictivos), están descritos en la literatura científica desde hace décadas [12].

Estos hechos han sido sistemáticamente ocultados por los fabricantes y sus secuaces en los ministerios y por los medios de comunicación. Así, amenazaron con poner una querella criminal contra el periódico el Día de Tenerife que estaba publicando mis artículos. Mi sección fue inmediatamente suprimida.

Más tarde, en 1980, en la revista Ciudadano de Madrid fue el ministerio de sanidad directamente quien intentó suprimir mi sección “Sabe usted lo que le recetan”. No lo consiguió, seguimos publicándola pero unos meses después toda la revista desapareció. 

Estos efectos paradójicos se comprobaron espectacularmente en los años 80 con el caso del somnífero Halzión (una benzodiacepina de vida media corta) cuando precisamente fueron los jueces holandeses quienes dieron la voz de alarma tras comprobar que en una serie de comportamientos violentos “inexplicables” en personas normales hasta el momento, la constante era que lo habían tomado. Mi artículo documentándolo “Halzión un medicamento que le volverá loco”, ocasionó un escándalo en España y fue el último que se me permitió publicar en esa nueva fase de la revista Ciudadano.

Los antidepresivos y otros medicamentos psiquiátricos también pueden producir suicidios, inducir actos de violencia extrema incluyendo asesinatos, automutilaciones o canibalismo. Ver al respecto por ejemplo mi artículo “Prozac panacea o asesinato” [13] .

A pesar de que las empresas de drogas farmacéuticos han estado negando la toxicidad de sus psicofármacos y utilizando sus enormes influencias para acallar a los críticos, desde el siglo pasado las evidencias han ido acumulándose y son aplastantes.



Observa que lo mismo sucedió con los medicamentos a base de drogas derivadas del opio que se comercializaron desde finales del siglo XIX, como hemos documentado en varios boletines, artículos Boletín 91 [14] y conferencias Boletín 174 [15]. En el colmo del cinismo la heroína fue comercializada por las compañías farmacéuticas incluso para curar a adicción a la morfina, que anteriormente había sido presentada como cura de la opiomanía. Y ambos “medicamentos” se recomendaban tranquilamente para niños confirmando el carácter criminal de sus vendedores.

Evidencias científicas del aumento de suicidios y violencia



Desde la década de 1930 hay trabajos que describieron el riesgo de activar el suicidio y la violencia con los antidepresivos basados en anfetaminas. Ahora estas han sido recicladas y se utilizan para tratar la hiperactividad entre otras “nuevas enfermedades” como el síndrome de déficit de atención y la hiperactividad. Ver mi análisis de sus efectos secundarios en el Boletín 9 [16].

En la década de 1980, un fenómeno similar fue reconocido con los antidepresivos tricíclicos, que substituyeron a los anteriores antidepresivos a base de anfetaminas en la década de 1970. Lo mismo sucedió luego con los inhibidores de la recaptación de serotonina (SSRI por sus siglas en inglés) en la década de 1990 [17]. Presentados como una nueva panacea, están lejos de serlo.



El Dr. Joseph Glenmullen, un médico con credenciales impecables de la Facultad de Medicina de Harvard, bien documentado y con amplias fuentes científicas, describe en su libro [18] los efectos secundarios a largo plazo asociados a los medicamentos que aumentan la serotonina. Estos efectos secundarios incluyen trastornos neurológicos, como la desfiguración facial y del cuerpo entero, tics, daño cerebral, disfunción sexual en hasta un 60 por ciento de los usuarios, la relación directa entre estas drogas y el suicidio y la violencia. Además del síndrome de abstinencia cuando se suprimen que incluye alucinaciones visuales, sensaciones de choque eléctrico en el cerebro, mareos, náuseas y ansiedad. 

Pero quizás el error más peligroso es la creencia de que las personas deprimidas pueden prevenir el suicidio tomándolos. No sólo no existen pruebas de ello, sino que sí las hay de lo contrario. Los antidepresivos ISRS en realidad aumentan pensamientos y comportamiento suicidas en algunos pacientes. Tengo lamentables ejemplos de personas que lo hicieron. ¿Crees que exagero? No. Es lo que explica Bruce E. Levine [19] y muchos otros. 

La revista Psiquiatría y Neurociencia publicó un estudio ya en 2001 mostrando que un antidepresivo moderno se asociaba con actos de violencia [20]. 

Los investigadores David Healy y David Menkes de la Universidad de Cardiff y Andrew Herxheimer del Centro Cochrane del Reino Unido, publicaron un estudio en 2006 mostrando que los antidepresivos pueden causar violencia grave [21]. Estudiaron la relación entre los actos agresivos y los antidepresivos inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS). Su investigación demostró que los individuos que toman Paxil y Paroxetina, tienen dos veces más riesgo de conductas violentas, agresión y hostilidad que los que no toman antidepresivos ISRS [22].

Numerosos expertos en salud mental dicen que los antidepresivos pueden ser un factor sustancial en los tiroteos escolares y en otros actos de violencia relacionados con armas [23].

Pero la prueba más concluyente es que en 2004, la propia agencia Food and Drugs Administration (FDA), el organismo gubernamental de control de alimentos y drogas en EEUU, no ha tenido más remedio que admitirlo.

La FDA ordenó que los antidepresivos ISRS debían llevar una advertencia al respecto llamada caja negra, "black box" que es la advertencia más fuerte del gobierno. La caja negra alerta a los consumidores del riesgo de incremento de pensamientos y comportamientos suicidas entre niños y adolescentes que los toman [24]. Así pues, los funcionarios de la agencia acabaron por emitir advertencias tardíamente, sobre el aumento de pensamientos suicidas relacionados con estas drogas. Estas precauciones llegaron demasiado tarde para evitar muchas tragedias terribles, incluyendo también muchos casos de suicidio y homicidio que llevan produciéndose desde hace dos décadas [25] .



Esto es insuficiente y así en 2008, las organizaciones de defensa de los consumidores pidieron al Congreso que explorase el vínculo entre los efectos de medicamentos psicotrópicos, medicamentos psiquiátricos y tiroteos escolares. Pidieron que se aumentaran las advertencias de la «caja negra» e incluir manía, psicosis, hostilidad, alucinaciones y comportamiento homicida a las actuales advertencias sobre el suicidio [26].

Lo mismo está sucediendo con los medicamentos para tratar la hiperactividad y el déficit de atención. La FDA se ha visto abocada ante las crecientes evidencias a obligar a que los fabricantes incluyan nueva información sobre los peligros potenciales de estos medicamentos en sus prospectos. Hice un estudio detallado de ello mostrando cronológicamente la evolución de los efectos secundarios crecientemente admitidos por la FDA en el Boletín 9 [27] y en una conferencia Boletín 84 [28].

El Washington's Blog, tras la matanza de Coneticut, incluyó 3 vídeos en un artículo titulado ¿Es la nueva generación de medicamentos antidepresivos lo que contribuye a tiroteos en las escuelas? (puedes verlos en el enlace de la siguiente nota) [29]. El primero es del veterano psiquiatra Dr. Peter Breggin.

VIDEO: El Dr. Peter Breggin testifica sobre los antidepresivos y el suicidio ante el Comité de Asuntos de Veteranos de la cámara de representantes de Estados Unidos el 24 de febrero de 2010 (en inglés). [30]



El testimonio escrito del Dr. Breggins al Congreso fue publicado en una revista científica revisada por pares, con referencias a los estudios citados en su testimonio oral [31]. Puedes ver también mas detalles sobre otros anteriores en la página del Dr. Breggin [32].

El testimonio del Dr. Breggins es especialmente importante porque él mismo es psiquiatra experto en psicofarmacología clínica formado en Harvard con más de cuatro décadas de experiencia en Ithaca, Nueva York. Fue consultor a tiempo completo en los Institutos nacionales de salud (NIMH). Ha sido profesor en numerosas universidades incluyendo la Johns Hopkins y George Mason y es miembro vitalicio de la Asociación Psiquiátrica Americana. Fundó el Centro Internacional para el estudio de la psiquiatría (ICSPP.org) y ha participado en los consejos editoriales de varias revistas científicas.

Además ha sido médico experto en muchos casos de juicios penales contra los fabricantes de las drogas psiquiátricas lo que le ha valido el apodo del Ralph Nader [33] de Psiquiatría. Ha sido médico experto en innumerables casos judiciales relacionados con el uso o mal uso de medicamentos psicoactivos como Prozac, Paxil, Zoloft, Zyprexa, Xanax, Ritalin y Risperdal. Esta situación de experto judicial le ha dado un acceso sin precedentes a la investigación farmacéutica privada y a sus archivos. Por ejemplo en las audiencias públicas de 2004, por un creciente número de reclamaciones de que los antidepresivos alteran la mente (incluyendo Prozac), estaban causando pensamientos suicidas y otros comportamientos perjudiciales, Breggin demostró que el laboratorio Lilly continuó ocultando los documentos y los datos sobre suicidio pediátrico causado por antidepresivos. Mientras en las mismas audiencias del 2004 Tom Laughren de la FDA pretendía que no conocía ningún dato que vinculase los antidepresivos ISRS a suicidio u hostilidad [34].

Es autor de decenas de artículos y más de veinte libros científicos y populares en los que Breggin ha informado de sus investigaciones privilegiadas sobre cómo funcionan estas drogas en el cerebro, de cómo producen efectos tóxicos y problemas cuando se retiran. En su último libro “Abstinencia de drogas psiquiátricas: una guía para los prescriptores, terapeutas, pacientes y sus familias”, el Dr. Breggins describe métodos para retirar con seguridad las drogas psiquiátricas [35]. 

Pionero en denunciar la nocividad de psicofármacos en el cerebro y la mente, muchas de sus observaciones inicialmente controvertidas han sido progresivamente confirmadas por otros científicos y han tenido que ser admitidas por la propia FDA.



En su sitio puedes ver muchos de sus informes científicos sobre las drogas psiquiátricas y otros temas relacionados.

Contacto: Dr. Peter R. Breggin
www.breggin.com
101 East State Street, No. 112, Ithaca, NY 14850, USA
http://www.breggin.com/31-49.pdf

Dos de sus libros más recientes tratan el tema de la violencia inducida por drogas psiquiátricas y sobre la alteración inhabilitante cerebral a causa de los tratamientos en psiquiatría [36] .



En “Locura de medicamentos: Un psiquiatra expone los peligros de medicamentos que alteran el estado de ánimo”, trata el papel de drogas psiquiátricas en casos de violencia, suicidio y delito [37] . En otro libro explica que los antidepresivos del tipo inhibidores de la recaptación de la serotonina (SSRI) son especialmente propensos a causar efectos secundarios que llevan a actos extremadamente violentos [38]. 

Aunque muchas críticas se han centrado en el Paxil, lo cierto es que no es sustancialmente diferente de Prozac, Zoloft, Luvox, Celexa, Effexor, Wellbutrin o cualquier otro de los antidepresivos más recientes en su capacidad para causar la sobreestimulación y una variedad de reacciones mentales adversas peligrosas. Si Paxil causa suicidio en adultos, también lo hacen los otros antidepresivos. Pero como su acción es tan corta y potente, Paxil probablemente representa un riesgo más frecuente y más grave que algunos de los otros antidepresivos.

Cuadro de equivalencias farmacéuticas 

NombrePrincipio activo
FluoxetinaProzac
SertralinaZoloft
ParoxetinaPaxil
FluroxaminaLuvox
CitalopramCelexa
EscitalopramLexapro

Pero no sólo se trata de los antidepresivos. El Dr Breggins reconoce que muchas otras drogas psiquiátricas pueden producir reacciones horrendas; Prozac, Paxil, Zoloft, Adderall, Ritalin, Concerta, Xanax, litio, Zyprexa y otras drogas psiquiátricas han producido psicosis, manía, depresión, suicidio, agitación, violencia compulsiva y pérdida de autocontrol, y muchas personas ignoran que sus medicamentos han deformado su manera de pensar y sentir [39].



En su libro “Lo que su médico no le dirá acerca de Prozac, Zoloft, Paxil, Celexa, y Luvox”, explica que los antidepresivos SSRI, no son los únicos incriminados. Otros antidepresivos como Wellbutrin y Desyrel (trazodone) pueden causar también acatisia, lo que se manifiesta como sensaciones de tortura interna con irritación, angustia y puede conducir a una persona a cometer acciones extrañas, por desinhibición y perdida del autocontrol de la violencia [40]. 

Incluso en los manuales de diagnóstico conservadores hoy está claro que los antidepresivos causan manía y que esta puede producir suicidio, ira, violencia, depresión y actos delictivos. Lamentablemente, a pesar de la experiencia clínica, de los datos científicos y de un consenso de opinión entre los expertos, muchos médicos se niegan a creer que los medicamentos que recetan conducen a veces a la delincuencia, la violencia y el suicidio [41].



El Dr. Breggin en su libro clásico, “Psiquiatría tóxica” [42] relata casos de daño permanente como el de Roberta, una estudiante universitaria con buenas calificaciones, en su mayoría. A los 18 años, cuando estaba atravesando una crisis de identidad y de relaciones con los hombres, buscó ayuda psiquiátrica. Fue diagnosticada con depresión. 
"En vez de apoyo moral y comprensión, su médico le dio Haldol. En los cuatro años siguientes, seis médicos diferentes la vieron deteriorarse neurológicamente sin advertirle a ella o a su familia sobre el daño cerebral motor (discinesia tardía) y sin hacer el diagnóstico, incluso cuando ella tuvo abiertamente fasciculaciones en sus brazos y piernas. En lugar de ello le cambiaron de un neuroléptico a otro, incluyendo Thorazine, Navane y Stelazine”.
Un terapeuta, médico general, realizó el diagnóstico de daños producidos por las drogas recetadas por los psiquiatras, pero ya era tarde. Constató que Roberta tenía una pérdida del 30% de su coeficiente intelectual además de un daño neurológico permanente.
"Mi evaluación médica describe su condición: Roberta es un ser humano muy desfigurado y gravemente discapacitado que no puede controlar su cuerpo. Sufre de movimientos involuntarios extremos y espasmos de la cara, cabeza, cuello, hombros, extremidades, torso, espalda y en casi todo el cuerpo. Tiene dificultad permanente para permanecer sentada o acostada y las dificultades empeoran cuando intenta llevar a cabo acciones voluntarias. En un momento no pudo evitar que su cabeza golpease contra los muebles cercanos. Podría llevarse una taza a sus labios sólo con grandes dificultades. Incluso sus movimientos respiratorios están seriamente afectados por lo que su discurso sale mezclado con gruñidos y jadeos en medio de espasmos de sus músculos respiratorios... Roberta pudo mejorar un poco después de varios meses sin tomar los fármacos neurolépticos, pero nunca más tendrá nada remotamente parecido a una vida normal".
Desde luego sus problemas de relación con los hombres han terminado, gracias a las drogas psiquiátricas.

Casos como el de Roberta no son excepcionales, ni los de suicidios y actos violentos. El Dr. Joseph Tarantolo [43] cita el caso de Julie Marie Meade que en noviembre de 1996 llamó al 911 "pidiendo a la policía que viniese a pegarle un tiro. Y si no lo hacían rápidamente, lo haría a sí misma. También existía la amenaza de que iba a disparar contra ellos." La policía llegó a los pocos minutos, y fueron muy eficaces: "cinco de ellos para ser exactos, le dispararon por lo menos 10 balazos en la cabeza y el torso".

El médico forense, el Dr. Martin Bullock, dijo:
- "Ella había estado tomando Prozac durante cuatro años".
Tarantolo preguntó a Bullock
- "¿Sabía usted que el Prozac está implicado en la violencia impulsiva y en suicidios?"
- “No, no estaba al tanto de esto”, respondió Bullock.



Pero tampoco es necesario tomarlos durante años para que aparezcan estas reacciones. El Dr. Joseph Tarantolo afirma que:"El comportamiento violento y suicida se ha observado como efecto de la medicación tanto temprana (unas semanas) como tardíamente (varios meses) en el tratamiento con Prozac" [44].

El Dr. Peter R. Breggin y El Dr. Tarantolo no son los únicos que ha denunciado la implicación de los psicofármacos, otros también lo han hecho y específicamente en las masacres escolares. Las carnicerías más recientes tienen un tema común: el uso de drogas psiquiátricas por parte del asesino [45]. 

Aunque muchos trabajos se refieren fundamentalmente al suicidio en gente que toma medicación psiquiátrica, tienes que tener en cuenta que muchos de los autores de las masacres escolares son en realidad suicidas, como Lanza en Newton que se pegó un tiro, igual que el de la masacre del Instituto Politécnico en Virginia Seung-Hui Cho o Eric Harris que tras perpetrar la masacre de Columbine también se suicidaron. 

Incluso los que no se suicidan directamente, en realidad no esperan salir vivos de sus hazañas, lo que no deja de ser una forma de suicidio. Pertenecen a lo que se ha llamado en psicología "Asesino Pseudocomando" que no tiene planeado escapar y espera morir durante el incidente. Una investigación sugiere que el “pseudocomando” es impulsado por fuertes sentimientos de ira y resentimiento, por la creencia de haber sido perseguido o maltratado gravemente [46]. Otra los describe como aislados, a menudo acosados ​​en la infancia. Tienen personalidades marcadas por la desconfianza, rasgos obsesivos y de grandiosidad. A menudo albergan sentimiento de persecución, lo que puede en ocasiones rayar en el delirio. La masacre típica es esencialmente una combinación de asesinato-suicidio, en el que los autores se proponen primero matar a tanta gente como puedan y luego quitarse la vida [47].


Ruleta farmacéutica

Pero atribuir las matanzas a enfermos mentales es una coartada para ocultar otras causas. Un estudio para "predecir el riesgo de peligrosidad futura" concluye que la peligrosidad no es siempre el resultado de una enfermedad mental. Las personas que cometan actos violentos o agresivos a menudo lo hacen por razones no relacionadas con la enfermedad mental... La investigación, de hecho, confirma el error en la asociación de peligrosidad con enfermedad mental, demostrando que "la gran mayoría de las personas que son violentos no sufren de enfermedades mentales. El riesgo absoluto de la violencia entre los enfermos mentales como grupo es aún muy pequeña y... sólo una pequeña proporción de la violencia en nuestra sociedad se puede atribuir a las personas que padecen enfermedades mentales". La violencia no es un diagnóstico, ni una enfermedad. “El potencial de hacer daño no es un síntoma o un signo de enfermedad mental" [48].

En un trabajo titulado “El suicidio, la violencia y la manía causados por inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS): una revisión y análisis” el Dr. Peter R. Breggin concluye: “Pruebas de muchas fuentes confirman que los antidepresivos inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS), comúnmente causan o exacerban una amplia gama de condiciones mentales y del comportamiento anormales. Estas reacciones adversas incluyen los siguientes fenómenos clínicos superpuestos: un perfil estimulante que oscila entre leve agitación y psicosis maníacas, depresión agitada, preocupaciones obsesivas que son exóticas o poco características del individuo y acatisia. Cada una de estas reacciones puede empeorar la condición mental del individuo y puede producir el suicidio, la violencia y otras formas de comportamiento anormal extremo. Las evidencias de estas reacciones se encuentran en los informes clínicos, ensayos clínicos controlados y estudios epidemiológicos en los niños y adultos. El reconocimiento de estas reacciones adversas y la retirada de estos medicamentos pueden evitar errores de diagnóstico y el empeoramiento de trastornos iatrogénicos (producidos por la medicina) potencialmente graves. Estos hallazgos tienen también aplicaciones forenses, en casos de negligencia y responsabilidad penal” [49].

¿Son eficaces las drogas psiquiátricas?



Los casos y la evidencia científica presentada en el libro del Dr Peter Breggin “Locura de medicamento. Un psiquiatra expone los peligros de medicamentos que alteran el estado de ánimo” y en otros, demuestran convincentemente que los antidepresivos causan suicidio entre otros efectos secundarios. 

Dado que las drogas psiquiátricas pueden causar suicidio, la siguiente pregunta es:  ¿Hay evidencia de que alguna de ellas realmente reduzca el suicidio? La respuesta es no. Particularmente en el caso de los antidepresivos, las compañías farmacéuticas y sus investigadores pagados han intentado durante años mostrar que estos medicamentos reducen la tasa de suicidio, pero no han aportado ninguna evidencia convincente [50].

La saga de fraudes del complejo médico industrial incluye la propaganda sobre los supuestos beneficios de sus productos. El libro del Dr Peter Breggin “Locura de medicamentos” documenta cómo la FDA, la ortodoxia médica y la industria farmacéutica han sobrevalorado el valor de los psicofármacos [51].

El 16 de julio de 2005, la revista ortodoxa British Medical Journal, en un artículo de revisión importante sobre la eficacia de los antidepresivos en adultos, resumió la investigación sobre sus resultados a largo plazo: los antidepresivos no han demostrado convincentemente afectar el resultado a largo plazo de las tasas de depresión o suicidio. Hoy los antidepresivos se utilizan cada vez más por los estadounidenses que no están gravemente deprimidos, y se prescriben a largo plazo. Una encuesta de ABC News en el 2000 informó que el 46 por ciento de los usuarios de antidepresivos los tomaban desde hacía un año o más [52].

En 2008, varios estudios demostraron que los beneficios de los antidepresivos han sido exagerados grandemente. El ex psiquiatra de la FDA Erick H. Turner, hizo una revisión de toda la literatura médica sobre inhibidores selectivos de recaptación de serotonina (ISRS), incluyendo Prozac, Paxil y Zoloft, los antidepresivos mas comúnmente prescritos. Encontró un sesgo importante en la publicación de los estudios clínicos de evaluación: el 94 por ciento de los informes que mostraban beneficios terapéuticos fueron publicados en comparación con sólo el 14 por ciento de los informes que no mostraban beneficios o arrojaban resultados no concluyentes. Determinó que los ISRS no eran más eficaces que un placebo para tratar la mayoría de los pacientes depresivos. Las personas con depresión leve a moderada tuvieron poco alivio y solo aquellos con depresión severa fueron ayudados. Investigadores británicos utilizando documentos revelados por la Freedom of Information Act llegaron a conclusiones idénticas [53]. 

En enero de 2010, otro estudio publicado en el muy oficial diario de la Asociación Médica Americana (JAMA) realizado por un equipo de Jay C. Fournier y Robert J. DeRubeis, confirmó estos hallazgos. El estudio evaluó también otra clase de antidepresivos, los antidepresivos tricíclicos. Una vez más, los investigadores determinaron que el paciente típico, con depresión leve a moderada, obtiene la misma cantidad de mejora tomando cápsulas de un placebo que de antidepresivos [54]. 

Mientras el libro “Locura de medicamentos: Un psiquiatra expone los peligros de medicamentos que alteran el estado de ánimo” del Dr Breggins estaba imprimiéndose, un equipo de investigación dirigido por Kirsch (2008) publicó un meta-análisis de la literatura científica que demuestra la ineficacia de los antidepresivos. El Dr. Breggins lo comentó así:
“Es una historia triste, irónica y trágica: es imposible demostrar que realmente los antidepresivos alivian la depresión pero es relativamente fácil demostrar que pueden empeorar la depresión y la manía causando asesinatos y suicidios. Si mis colegas quieren ser científicos deberían llamarlos depresores en lugar de antidepresivos y sacarlos del mercado” [55].

¿Epidemia de enfermedades psiquiátricas?


Mike Adams refiriéndose a los norteamericanos afirma que “casi la mitad de nuestra población toma ahora al menos un medicamento, y sin embargo, las personas están más enfermas, menos estables mentalmente y más deprimidos que nunca antes en la historia de nuestra nación” [56].




Bruce E. Levine describe en su libro una epidemia de depresión en Norteamérica creada fundamentalmente por la industria médica y las instituciones de salud mental controladas por las empresas farmacéuticas y de seguros que se han convertido en parte del problema en lugar de la solución. Por supuesto los factores sociales influyen y el autor describe una cultura deprimente que abarca la totalidad de la sociedad [57].



Timothy Scott en su libro “América engañada: La verdad sobre los antidepresivos, antipsicóticos y cómo hemos sido engañados” [58], describe cómo los estadounidenses, inducidos por los psiquiatras y los médicos, han llegado a creer que la depresión y otros problemas mentales son causados por desequilibrios químicos que pueden corregirse con drogas. Pero los estudios de medicamentos utilizados para lograr la aprobación de la FDA son diseñados, pagados y escritos por las propias empresas de drogas y mienten deliberadamente sobre su eficacia y sus efectos secundarios, incluyendo el daño cerebral que resulta del uso a largo plazo sobre el que pocos estadounidenses tienen algún conocimiento (incluyendo los médicos que los prescriben) y lo demuestra con más de 1.800 referencias de la investigación médica y psicológica.

También señala el hecho de que en Taiwán y Corea, los adultos tengan tasas muy bajas de depresión en comparación con Estados Unidos, Canadá y Francia. Se plantea la cuestión: ¿Es que la gente occidental es más propensa a desarrollar una enfermedad mental que la asiática? Resalta que los países donde comúnmente se recetan antidepresivos, tienen tasas mucho más altas, y los asiáticos consumen rara vez antidepresivos. El tema está abierto, pero la respuesta de Timothy Scott explica al menos en parte estas diferencias.



Aumento de la drogadicción infantil por prescripción médica

Drogar a los niños desde la escuela es sin duda el aspecto más grave de esta locura. A diferencia de otros países, en Estados Unidos, con la complicidad de las autoridades de la FDA, es legal dar medicamentos psiquiátricos a niños de 3 años que ahora están siendo diagnosticados por médicos irresponsables como afectados de “depresión” con “trastornos de déficit de atención” y con una larga lista de enfermedades inventadas que se amplía constantemente.




Kelly Patricia O'Meara en su libro “Psyched Out” [59] citaba informes de Express Scripts ya en 2003 que mostraron como en un período de cinco años (1998-2002) el uso de antidepresivos en niños aumentó de 1,6 por 100 a 2,4 por 100, un incremento anual ajustado de 9.2 por ciento, con el segmento de más rápido crecimiento de usuarios siendo niños en edad preescolar (recién nacidos a 5 años). El seguimiento del estudio, mostró que el uso de antidepresivos en niños siguió aumentando durante la primera mitad de 2004 [60].

En 1950, cuando no existían antidepresivos, las tasas de suicidio de niños y jóvenes fueron menos de la mitad que las tasas para los mismos grupos de edad en 2000, cuando hubo un fuerte crecimiento en el uso de antidepresivos entre los jóvenes norteamericanos [61].

Se calcula que unos 500.000 niños de escuela primaria ya estaban tomando antidepresivos a finales de los años 90. En la adolescencia, esta alta tasa de depresión se tradujo en un número trágicamente alto de suicidios y de intentos de suicidio. La tasa de suicidio de adolescentes había aumentado tres veces desde 1960, lo que la convertía en la tercera causa de muerte entre los adolescentes. Además ya era evidente que la tasa real de muerte por suicidio era mayor en los pacientes que toman los antidepresivos nuevos que en aquellos que toman los tricíclicos más antiguos. Se suicidaron dos veces más las personas que tomaron los antidepresivos nuevos que las personas que tomaron placebos [62].

La situación de la drogadicción infantil por prescripción médica se ha agravado de forma impresionante. En 2010 1,5 millones de niños norteamericanos ya tomaban antidepresivos [63].

Un estudio [64] encontró que los niños que utilizan la venlafaxina (Effexor) otro inhibidor de la recaptación de serotonina-norepinefrina (SNRI) tenían un riesgo 2,3 veces mayor de intentos de suicidio en comparación con los que no tomaban ningún tratamiento. Dividieron a los niños en dos grupos: aquellos que habían recibido los antidepresivos y los que no. Encontraron que los niños entre las edades de seis y 18 años que estaban tomando antidepresivos tenían 1.5 veces más probabilidades de intentar suicidarse y 15 veces más probabilidades de morir en ese intento, que individuos no tratados con un antidepresivo. Los antidepresivos tricíclicos también estaban vinculados significativamente con los intentos de suicidio [65].




Según análisis independientes de los ensayos clínicos, en su mayoría financiados por los fabricantes, en promedio las ventajas de estos antidepresivos sobre placebo son modestas en el mejor de los casos, pero sus efectos secundarios pueden incluir problemas sexuales, síndromes de abstinencia severos, aumento del riesgo de conducta suicida entre los jóvenes. Irónicamente, parte de la comercialización de estos nuevos antidepresivos ha jugado directamente con los temores de suicidio si no se trata una depresión juvenil [66].



En su libro “El Fraude del TDAH: Cómo la Psiquiatría hace "pacientes" de los niños normales” [67] el Dr. Fred A. Baughman, Jr., Craig Hovey citan el caso de Andrew Mosholder, que investigó la evidencia de un vínculo entre los antidepresivos y los intentos de suicidio en los niños. Hizo su trabajo y presentó su informe, pero la FDA se negó a difundirlo. También le negaron la participación en las audiencias públicas sobre los antidepresivos que se realizaron en febrero de 2004. ¿Por qué? Muy sencillo: debido a su hallazgo de que los niños que toman antidepresivos son dos veces más propensos a mostrar comportamientos suicidas que los niños deprimidos a los que no se dan antidepresivos [68].

Un agravante adicional es que los niños son mucho más sensibles al efecto de los psicofármacos que los adultos. No es pues sorprendente que los niños pierdan la cabeza, se vuelvan locos, se suiciden o baleen a sus compañeros si son ya mayores.

¿Te preguntarás cual es el origen de este disparate? La respuesta es sencilla:

La biblia de los psiquiatras pastilleros



El origen de este incremento hay que buscarlo en el libro DSM [69] que es el manual de psiquiatría de USA y que ha pasado a convertirse en la biblia de los psiquiatras pastilleros de todo el mundo. 

¿Pensarás de nuevo que exagero? No. La creación de estas falsas epidemias de enfermedades mentales ha sido reconocida por muchos psiquiatras e incluso por Allen Frances que había presidido la elaboración de la última versión del DSM-IV lanzada en 1994. Allen ha admitido que fue un error enorme que se ha traducido en un masivo sobrediagnóstico de personas que son realmente bastante normales: “El DSM-IV inadvertidamente ha contribuido a 3 epidemias falsas: el trastorno de déficit atención, el autismo y el trastorno bipolar en la infancia”, confesó en un artículo de opinión de LA Times.

Tiene razón en todo menos en dos cosas: El aumento del autismo es dramáticamente real y viene produciéndose desde antes de que existiera el DSM.
Tampoco es cierto que esto sea inadvertido ("inadvertently"). No es por casualidad que el complejo médico industrial separa los palos de la portería. Los palos de la portería son los que definen a las personas enfermas. Es decir que de este modo hay cada vez más personas supuestamente anormales. Los balones (las ventas) evidentemente se cuelan mejor en esa portería ampliada. Las corporaciones dejan a cada vez menos personas en los márgenes de la portería y por lo tanto convierten a más gente en potenciales clientes de sus drogas.



Hay que advertir además que la nueva versión (DSM-V) es todavía mayor y amenaza con tener consecuencias mucho peores. Los trastornos mentales en el DSM-V incluyen diagnósticos nuevos que pueden ser encontrados en muchas personas hasta ahora consideradas como normales. Pero como decía el célebre doctor Koch de la novela: “toda persona sana es un enfermo que se ignora”. Y la biblia psiquiátrica se está encargando eficazmente de poner en práctica su idea.



Por ejemplo Mike Adams director de la web Natural News describe algunos de estos nuevos “diagnósticos” [70]:

En primer lugar el Trastorno de Ansiedad General, "General Anxiety Disorder" o GAD para abreviar. El GAD puede diagnosticarse en una persona que se siente un poco ansiosa de hacer algo como, digamos por ejemplo, hablar con un psiquiatra. Así, el mero hecho de que un psiquiatra emprenda un proceso diagnóstico, produce la posibilidad de los síntomas aparezcan por arte de magia. Esto se llama ciencia "quack" y razonamiento circular, es indicativo de toda la industria de la psiquiatría que se ha convertido en el hazmerreír en los círculos científicos.

También incluye trastornos con exóticos nombres como Desorden Coercitivo Parafílico. Los violadores y pederastas que sienten excitación sexual durante sus actividades de violación ahora tienen la excusa de que tienen Desorden Coercitivo Parafílico, Paraphilic coercive disorder (PCD) y por lo tanto no son responsables de sus acciones. (Pero necesitan medicación, ¡por supuesto!)”



También puedes conseguir un bonito diagnostico de Trastorno de Acaparamiento “si almacenas alimentos, agua, y municiones, entre otras cosas. Así estar preparado para posibles desastres naturales ahora te convierte en un paciente mental a los ojos de la psiquiatría moderna (y del Gobierno, también)”. Este podría haber sido el diagnóstico de la madre del asesino de Darwin si hubiera pasado por una consulta, igual que el de unos 3 millones de norteamericanos del movimiento “Prepping” (preparing for disasters) que se preparan para desastres diversos como James Rawles, un ex oficial de inteligencia de las fuerzas armadas USA que es uno de los activistas del movimiento [71]. 

Por supuesto que entre ellos hay auténticos zumbados que almacenan arsenales de armas, que se preparan para el fin del mundo en diferentes modalidades: una terrible catástrofe natural, un asteroide golpeando la tierra (como en el libro “El martillo de lucifer” [72]), un cambio climático extremo o una explosión demográfica inmanejable. 

Pero también están los que creen en posibles amenazas mucho más reales como un colapso económico tras el derrumbe del dólar, o energético tras el pico del petróleo que según muchos ya se ha producido en la pasada década (como en la novela “Cenital” [73]). Posibilidades mucho más realistas, al igual que el estallido de una guerra civil en Estados Unidos o mundial en la que de hecho ya estamos. Recuerda que la primera guerra mundial era “la guerra para terminar con todas las guerras”, pero la segunda ocasionó 50 millones de muertos y que la tercera, sólo en la última mitad del siglo pasado, ya había producido 100 millones de muertos [74].

Y por último también hay gente que ya es víctima o está apunto de serlo por circunstancias que ya son la vida cotidiana de un número creciente de personas, de quedarse sin empleo o tener menos ingresos. Gente que fundamentalmente se preocupa de alcanzar un cierto grado de autosuficiencia vital cultivando alimentos, criando pollos o peces, poniendo sistemas alternativos de agua potable y de generar energía eólica o solar podrán de este modo ser candidatos a que se les prescriban drogas psiquiátricas.

Los expertos han pensado también en cazar (perdón diagnosticar) a aquellos que andan por ahí tan campantes e ignorantes de que mañana pueden sufrir una peligrosa enfermedad psiquiátrica. Más vale prevenir que curar dicen. Así, por ejemplo, han incluido la prevención del Síndrome de Riesgo de Psicosis que utiliza la presencia de pensamientos extraños para predecir quién tendrá más tarde un auténtico episodio psicótico. “Pero la predicción sería un error por lo menos tres o cuatro veces de cada vez que es correcta y muchos adolescentes recibirán medicamentos que pueden causar aumento de peso enorme, diabetes y esperanza de vida acortada”.



Por cierto que los antipsicóticos no son los únicos medicamentos que causan obesidad y diabetes, los populares antidepresivos también las causan. Se entra así en un maravilloso círculo vicioso. Este aumento de peso hará que te sientas mas deprimido, con lo que no sólo tendrás que tomar más antidepresivos, sino también medicamentos para la diabetes (hay laboratorios que producen ambos) que te causarán daño hepático, que a su vez tendrás que tratar con otras drogas amplificando esta espiral tóxica y los beneficios de las corporaciones.

Los diagnósticos fraudulentos de la psiquiatría pastillera además de originar prescripciones de drogas y proporcionar beneficios a los que las fabrican entran dentro de otra categoría. También proporcionan beneficios inmateriales cerrando el círculo. 

Los psicofármacos hacen que la gente se adapte a unas condiciones de vida inaceptables que deberían rechazar. Los síntomas en muchos casos son sólo una alerta para hacerlo. Desde este punto de vista las drogas psiquiátricas son también camisas de fuerza químicas que impiden que la gente cuestione y modifique las situaciones individuales y sociales que les enferman.

Un nuevo diagnóstico de la biblia pastillera va más allá y es el más importante de todos a mi juicio. Se trata del Trastorno de Desafío a la Obediencia, Obedience Defiance Disorder (ODD), definido según Mike “como negarse a lamer botas y a seguir a una autoridad falsa”. 

Todos los que cuestionen la versión oficial de la matanza de Newtown (como nosotros y tal vez tú también) podremos ser incluidos en esta categoría y convertirnos en candidatos a disfrutar de medicación psiquiátrica. 

Es oportuno recordar que su autor según los medios era autista, extremadamente tímido, y tenía algún tipo de trastorno de la personalidad, sin embargo, para llevar a cabo la masacre de 27 personas es evidente que no se trataba de un estallido violento, sino de una matanza metódica [75].

Curiosamente este mismo año se produjo un episodio similar en la matanza del teatro Aurora, durante el estreno de la película de Batman, donde, igual que en este caso, la matanza fue metódica. Aquí el supuesto asesino, Holmes no fue encontrado muerto sino en un estado de amnesia fuera de la realidad y es más que probable que no fuera él quién la perpetró Boletín 189 [76]. Ambas matanzas parecen más bien ejecutadas por asesinos profesionales y personas con un alto entrenamiento en el manejo de armas (que ninguno de los dos sospechosos tenía).

Curiosamente en ambos casos hubo evidencias de que en la escena había otros individuos y lo mismo sucedió en la matanza de Fort Hood [77] y en la del Templo Sikh, en Wisconsin [78], en agosto también de este año como señala Niall Bradley, editor de Dot Connector Magazine [79], en un artículo donde sugiere que todas podrían ser eventos de “falsa bandera”, o/y perpetrados por una especie de Candidatos Manchurianos(Manchurian Candidate) [80].




Naturalmente estas reflexiones sobre los hechos coincidentes tienen que ver con el obsesivo programa de las élites para desarmar a los ciudadanos norteamericanos y enfrentar el peligro de su creciente descontento. Pero si te niegas a aceptar el pensamiento único que diseminan los medios de desinformación masiva en cualquiera de sus aspectos, podrás ser diagnosticado como síntoma de que padeces un Trastorno de Desafío a la Obediencia.



Mientras la biblia de la psiquiatría contribuye al avance de este fascismo orwelliano, no sería mala idea quemar el DSM-V y procesar criminalmente a los psicópatas que lo aplican creando una epidemia de trastornos mentales que amenaza con aumentar cada día hasta incluirnos a todos en ella.

Buscar el “gen del mal”



Como colofón de estos disparates diagnósticos de la biblia pastillera ahora también tenemos los nuevos diagnósticos genéticos. Un grupo de genetistas estadounidenses han aprovechado la masacre de Newtown y planean analizar el ADN de su autor Adam Lanza. Su objetivo es, según dicen, “descubrir si existen mutaciones genéticas que expliquen la conducta agresiva del joven”. Si se realiza este será el primer estudio detallado del ADN de un asesino en masa [81].

El jefe de la investigación médica de Connecticut H. Wayne Carver, impresentable forense que llevó a cabo los exámenes post-mortem en las víctimas de la toma de Newtown, fue quién ordenó hacer las pruebas de ADN, según el Daily Mail del Reino Unido. 

De nuevo otra precipitación como la de declarar que no tomaba medicamentos que contrasta con haber retrasado su autopsia y con las numerosas contradicciones de su testimonio, que has podido ver en el video que hicimos con sus declaraciones. [82]

Según Daily Mail, los investigadores de la Universidad de Connecticut han sido encargados de diseccionar el cadáver de Adam Lanza, en busca de un gen mutado o incorrecto [83] que puede haber desencadenado su comportamiento. 

Los genetistas de la Universidad de Connecticut han afirmado que no analizarán únicamente una muestra de ADN, sino que pretenden estudiar el genoma completo de Lanza, todos sus genes. Esto es una tomadura de pelo porque es un hecho que contrariamente a lo que se ha hecho creer a la gente nunca se ha analizado el genoma humano completo. Sólo se han analizado los genes que codifican proteínas que son una aplastante minoría.[84]



El doctor Arthur Beaudet, director del Departamento de Genética de la Facultad de Medicina de universidad Baylor, en Houston es uno de estos genetistas.
“Hay algunas anomalías genéticas que están relacionadas con el comportamiento agresivo... asociadas con enfermedades mentales y que también podría aumentar el riesgo de violencia… algunas podrían causar esquizofrenia relacionada con comportamiento violento”.
Así que dénos más financiación para encontrar el llamado “gen del mal”…
Arthur Beaudet no dice esto último pero se sobreentiende.

Es evidente que canalizar dinero en nuevas investigaciones para despedazar el cadáver de Lanza buscando el origen genético del mal, gozará de la aprobación entusiasta del Congreso. Será otro despilfarro del dinero de los contribuyentes, pero este no es el único riesgo.

Determinar una base genética que supuestamente explique el comportamiento de asesinos, incluyendo el de Lanza, permitiría diagnosticar a la gente antes de que cometieses actos violentos y apartarlos de la sociedad. Te parecerá muy bien. Pero piénsalo un momento.



Otros investigadores temen que la investigación dé lugar a la estigmatización y clasificación arbitraria de personas que nunca han cometido un delito, debido únicamente al resultado de una futura prueba genética tan cuestionable o mas que otras.

No hace mucho los genetistas propusieron que la violencia estaba ligada a la presencia de un cromosoma Y supernumerario y los medios se lanzaron a hablar de los supermachos. 

En el contexto actual de fraudes psiquiátricos y genéticos esto podría ser empleado como coartada para eliminar individuos que no se adapten e la “normalidad” reforzando la eliminación química que ya se practica ampliamente.
Exactamente igual que las leyes Patriot permiten ahora encarcelar sin cargos y sin habeas corpus a cualquier ciudadano disidente del orden, con la coartada de diagnosticarlo como terrorista. Por ejemplo por oponerse al terrorismo de estado en las guerras imperiales.

Es decir que ahora las matanzas serán culpa de los genes. Otra tomadura de pelo y otra coartada para desviar la atención y no enfrentarse con las evidencias conocidas de qué es lo que causa comportamientos violentos y en especial los factores medioambientales. Además esto apesta a la ideología eugenésica cuyos partidarios no han desaparecido, se han reagrupado y modernizado tras la investigación genética Boletín 73 [85].

¿Necesitamos más asistencia psiquiátrica?



Más asistencia psiquiátrica (como reclaman tras la matanza de Newtown), implicará aumentar todavía más este demencial círculo vicioso para beneficio del complejo médico industrial en contra de la salud mental y general de la población.

En este contexto, aunque la asistencia sea gratuita e incluso más si lo es, sólo puede agravar la situación. De hecho la gratuidad no cambia la raíz del problema porque seguimos pagando indirectamente a través de los impuestos la misma mierda de asistencia pseudo científica.
Para solucionarlo es necesario cuestionar las bases mismas de este fraude, replantear la medicina y la psiquiatría desde bases científicas.

Hay formas, sin drogas químicas, de evitar y superar los problemas mentales y también todos los problemas médicos. He dado ejemplos de ello desde hace décadas, ver uno de ellos en el boletín Boletín 156 [86].

Es imprescindible sacar la salud del mercado, pero también liberarla del monopolio pseudo científico y criminal de las multinacionales, cuyos intereses son vender más, es decir que haya mas enfermos. Es decir, exactamente los contrarios de los tuyos.



En un tercer trabajo nos ocuparemos del papel de la educación y de Los medios.


Referencias:
[1] Boletín 189 Masacre de Newtown. Algunas cosas que no te han contado sobre la última masacre infantil de Newtown. Primera parte. Alfredo Embid.
http://www.amcmh.org/PagAMC/downloads/ads189.htm
[2] Boletín 190. Masacre de Newtown. La máxima autoridad médica se burla de las víctimas y de los familiares. La policía amenaza a los que cuestionen la versión oficial. [VIDEO] http://www.amcmh.org/PagAMC/downloads/ads190.htm
[3] Are antidepressant drugs an accomplice in the Virginia Tech shootings? Mike Adams, Abril 18, 2007
http://www.naturalnews.com/021798.html#ixzz2Im7nRWYO
[4] Teen Shooter's Life Paints Antisocial Portrait Joel Achenbach and Dale Russakoff. Washington Post Staff Writers. Thursday, April 29, 1999; Page A1
http://www.washingtonpost.com/wp-srv/national/daily/april99/antisocial04299.htm
[5] SSRI ANTIDEPRESSANT: 2008 Finnish School Shooting: 10 Dead. Ann Blake-Tracy on February 19, 2010http://www.drugawareness.org/recentcasesblog/ssri-antidepressant-2008-finnish-school-shooting-10-dead
[6] 111 años sin palabra Frontline http://www.pbs.org/wgbh/pages/frontline/shows/kinkel/trial/#4
[7] Mass murder, shooting sprees and rampage violence: Research roundup.
John Wihbey | December 14, 2012
http://journalistsresource.org/studies/government/criminal-justice/mass-murder-shooting-sprees-and-rampage-violence-research-roundup
[8] “The Nature of Mass Murder and Autogenic Massacre”.
Bowers, Thomas G.; Holmes, Eric S.; Rhom, Ashley. Journal of Police and Criminal Psychology, 2010, 25:59-66. doi: 10.1007/s11896-009-9059-6
http://www.springerlink.com/content/r0xq5612r1h42063/
[9] “Rampage Violence Requires a New Type of Research”.
Harris Jr., John M.; Harris, Robin B. American Journal of Public Health, June 2012, Vol. 102, No. 6, pp. 1054-1057. doi: 10.2105/AJPH.2011.300545
http://ajph.aphapublications.org/doi/full/10.2105/AJPH.2011.300545
[10] “Firearms and Violence: A Critical Review”. Wellford C.F.; Pepper J.V.; Petrie C.V. National Research Council of the National Academies, 2004. Washington, DC: National Academies Press.
http://www.nap.edu/catalog.php?record_id=10881
[11] “Attributing Blame in Tragedy: Understanding Attitudes About the Causes of Three Mass Shootings” Haider-Markel, Donald P.; Joslyn, Mark R. American Political Science Association, 2011 annual meeting paper. Accessed through Social Science Research Network.http://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=1901759
[12] Embid Alfredo - Lo que no le han contado sobre los tranquilizantes y somníferos. Revista Medicina Holística nº61
[13] Embid Alfredo. Prozac: ¿Panacea o asesinato por prescripción facultativa? Revista nº48 1997.
[14] Boletín 91 Introducción al Dossier Drogadicción. Revista Medicina Holística.
http://www.amcmh.org/PagAMC/downloads/ads91.htm
[15] Boletín 174 El fraude de la guerra contra las drogas. Producción y tráfico en su marco histórico desde el siglo XVI. Relaciones con el complejo médico industrial y el terrorismo
Alfredo Embid. Caracas - Mérida (Venezuela) Agosto 2012 http://www.amcmh.org/PagAMC/downloads/ads174.htm
[16] Boletín 9: Lo que no te cuentan sobre los medicamentos para tratar el trastorno por déficit de atención y la hiperactividad. Alfredo Embid.
http://amcmh.org/PagAMC/downloads/drogasinfantiles.htm
[17] http://www.naturalnews.com/book_Prozac_Backlash.html
[18] Prozac Backlash: Overcoming the Dangers of Prozac, Zoloft, Paxil, and Other Antidepressants with Safe, Effective Alternatives Joseph Glenmullen, M.D. http://astore.amazon.com/wsdm-20/detail/0743200624/105-4703199-0991601
[19] http://astore.amazon.com/wsdm-20/detail/1933392711/103-7056402-2016609
[20] Violent acts associated with fluvoxamine treatment. Fumihiko Okada and Kiyoko Okajima.
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC167189/
[21] SSRIs associated with severe violence in a small number of individuals Septiembre 12, 200
http://www.news-medical.net/news/2006/09/12/20073.aspx
[22] Risk Of Violent Behavior With Selective Serotonin Reuptake Inhibitors And Antidepressants
14 Sep 2006 http://www.medicalnewstoday.com/articles/51685.php
[23] Suicidality, violence and mania caused by selective serotonin reuptake inhibitors
(SSRIs): A review and analysis . Dr. Peter R. Breggin
International Journal of Risk & Safety in Medicine 16 (2003/2004) 31–49
http://www.lawyersandsettlements.com/features/drugs-medical/ssri-suicide-akathisia.html
[24] Surviving America's Depression Epidemic: How to Find Morale, Energy, and Community in a World Gone Crazy by Bruce E. Levine
http://www.naturalnews.com/book_Surviving_Americas_Depression_Epidemic.html
[25] Best Choices From the People's Pharmacy by Joe Graedon, M.S. and Teresa Graedon, Ph.D.
http://www.naturalnews.com/book_Best_Choices_From_The_Peoples_Pharmacy.html
[26] Are antidepressants accomplices to school shootings?- Liz Schreiber12/19/2010Saybrook University Forum
http://www.saybrook.edu/forum/univ/are-antidepressants-accomplices-school-shootings
[27] Boletín 9: Lo que no te cuentan sobre los medicamentos para tratar el trastorno por déficit de atención y la hiperactividad. Alfredo Embid.http://amcmh.org/PagAMC/downloads/drogasinfantiles.htm
[28] Boletín 84 Lo que no te cuentan sobre el trastorno por déficit de atención y la hiperactividad
[Presentacion PPS] Alfredo Embid. México - Agosto 2010
http://www.amcmh.org/PagAMC/downloads/ads84.htm
[29 SSRI’s May Be Exacerbating Violent Tendencies. Is the New Generation of Anti-Depressant Medications Contributing to School Shootings?. Washington's Blog Global Research, December 16, 2012
http://www.globalresearch.ca/are-the-new-generation-of-anti-depressant-medications-contributing-to-school-shootings/5315886
[30] Peter R. Breggin, MD - Antidepressants & Suicide - Congressional Testimony. Subido el 12/02/2011. http://www.youtube.com/watch?v=SBJfZtB_3cc&feature=player_embedded#!
[31] http://breggin.com/index.php?option=com_docman&task=doc_download&gid=...
[32] http://breggin.com/index.php?option=com_content&task=view&id=286
[33] Ralph Nader es un famoso abogado norteamericano qe ha llevado muchos casos de defensa del consumidore frente a las instituciones.
[34] Dr. Breggin citado por Kelly Patricia O'Meara en - Psyched Out: How Psychiatry Sells Mental Illness and Pushes Pills That Kill by Kelly Patricia O'Meara. http://www.naturalnews.com/book_Psyched_Out.html
[35] Psychiatric Drug Withdrawal. A Guide for Prescribers, Therapists, Patients and their Families. Peter Breggin, M.D.
http://breggin.com/index.php?option=com_content&task=view&id=296&Itemid=129
[36] Brain-Disabling Treatments in Psychiatryhttp://breggin.com/index.php?option=com_content&task=view&id=19&Itemid=45
[37] Medication Madness: the Role of Psychiatric Drugs in Cases of Violence, Suicide and Crime http://breggin.com/index.php?option=com_content&task=view&id=55&Itemid=79
[38] The Anti-Depressant Fact Book: What Your Doctor Won't Tell You About Prozac, Zoloft, Paxil, Celexa, and Luvox by Peter R. Bregginhttp://www.naturalnews.com/book_The_Antidepressant_Fact_Book.html
[39] Medication Madness: A Psychiatrist Exposes the Dangers of Mood-Altering Medications by Peter Breggin http://astore.amazon.com/wsdm-20/detail/0312363389
[40] The Anti-Depressant Fact Book: What Your Doctor Won't Tell You About Prozac, Zoloft, Paxil, Celexa, and Luvox Peter R. Breggin
http://astore.amazon.com/wsdm-20/detail/073820451X/103-7056402-2016609
[41] The Anti-Depressant Fact Book: What Your Doctor Won't Tell You About Prozac, Zoloft, Paxil, Celexa, and Luvox by Peter R. Bregginhttp://www.naturalnews.com/book_The_Antidepressant_Fact_Book.html
[42] http://www.toxicpsychiatry.com/
[43] Citado en una columna para el ICSPP (Centro Internacional para el Estudio de Psiquiatría y Psicología) News, "Los niños y Prozac: Primero no hacer daño". Astonishing Hunger Games ‘coincidence,’ and killer’s mother now a Doomsday Prepper? Jon Rappoport. Infowars.com Dec 17, 2012
http://www.infowars.com/newtown-murders-astonishing-hunger-games-coincidence-and-killers-mother-now-a-doomsday-prepper/
[44] Astonishing Hunger Games ‘coincidence,’ and killer’s mother now a Doomsday Prepper? Jon Rappoport
Infowars.com Dec 17, 2012
http://www.infowars.com/newtown-murders-astonishing-hunger-games-coincidence-and-killers-mother-now-a-doomsday-prepper/
[45] Guns vs. Drugs - The real cause of violent shooting sprees Friday, August 03, 2012 by: Victoria Moore Learn more:http://www.naturalnews.com/036678_guns_drugs_violent_shootings.html#ixzz2GizEserG
[46] “The ‘Pseudocommando’ Mass Murderer: Part I, The Psychology of Revenge and Obliteration” Knoll, James L. Journal of American Academy of Psychiatry and the Law, Marzo 2010, 38:1:87-94 http://jaapl.org/content/38/1/87.short
[47] “The Autogenic (Self-Generated) Massacre” Mullen, P.E. Behavioral Sciences and the Law, 2004, 22(3):311-23.http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15211554
[48] “Predicting the Risk of Future Dangerousness” Phillipps, Robert T.M. Virtual Mentor. Junio 2012, Volumen 14, Número 6: 472-476.
http://virtualmentor.ama-assn.org/2012/06/hlaw1-1206.html
[49] Suicidality, violence and mania caused by selective serotonin reuptake inhibitors
(SSRIs): A review and analysis. Peter R. Breggin. International Journal of Risk & Safety in Medicine 16 (2003/2004) 31–49 IOS Press.
http://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja&ved=0CDYQFjAA&url=http%3A%2F%2Fwww.breggin.com%2F31-49.pdf&ei=bx4CUaL7HsHs0gW54IDIDg&usg=AFQjCNE6uBvkp87z2jB6rWkwrM0xqddgdg&sig2=7N6vJWnRRFee3rIjNb3fWg&bvm=bv.41524429,d.d2k
[50] Medication Madness: A Psychiatrist Exposes the Dangers of Mood-Altering Medications by Peter Bregginhttp://www.naturalnews.com/book_Medication_Madness.html
[51] Medication Madness: A Psychiatrist Exposes the Dangers of Mood-Altering Medications by Peter Breggin
http://astore.amazon.com/wsdm-20/detail/0312363389
[52] Surviving America's Depression Epidemic. http://www.naturalnews.com/book_Surviving_Americas_Depression_Epidemic.html
[53] Treat Depression … Naturally. Little-Known Secrets to Boosting Mood
Say No to Anti-depressants. Washington's Blog. Global Research, enero 21, 2013
http://www.globalresearch.ca/treat-depression-naturally-little-known-secrets-to-boosting-mood/5319827
[54] Journal of the American Medical Association (JAMA) enero 2010, Journal of the American Medical Association (JAMA) citado en
http://www.globalresearch.ca/treat-depression-naturally-little-known-secrets-to-boosting-mood/5319827
[55] Medication Madness: A Psychiatrist Exposes the Dangers of Mood-Altering Medications by Peter Breggin.http://www.naturalnews.com/book_Medication_Madness.html
[56] http://www.naturalnews.com/020748.html#ixzz2FHUgirQz
[57] Surviving America's Depression Epidemic: How to Find Morale, Energy, and Community in a World Gone Crazy Bruce E. Levine
http://astore.amazon.com/wsdm-20/detail/1933392711/103-7056402-2016609
[58] America Fooled: The Truth About Antidepressants, Antipsychotics And How We've Been Deceived
Timothy Scott. http://astore.amazon.com/wsdm-20/detail/0977307506/105-4703199-0991601
[59] Psyched Out: How Psychiatry Sells Mental Illness and Pushes Pills That Kill
By Kelly Patricia O'Meara
http://astore.amazon.com/wsdm-20/detail/1425926622/105-8338622-4040425
[60] Psyched Out: How Psychiatry Sells Mental Illness and Pushes Pills That Kill by Kelly Patricia O'Meara .http://www.naturalnews.com/book_Psyched_Out.html
[61] America Fooled: The Truth About Antidepressants, Antipsychotics and How We've Been Deceived by Dr. Timothy Scotthttp://www.naturalnews.com/book_America_Fooled.htmlhttp://www.naturalnews.com/book_America_Fooled.html
[62] The Omega Diet: The Lifesaving Nutritional Program Based on the Diet of the Island of Crete
By Artemis P. Simopoulos, Jo Robinson.
http://www.amazon.com/The-Omega-Diet-Nutritional-Mediterranean/dp/B003F76IZQ
[63] Are antidepressants accomplices to school shootings?- Liz Schreiber 12/19/2010 Saybrook University Forum.
http://www.saybrook.edu/forum/univ/are-antidepressants-accomplices-school-shootings
[64] Bottom Line's Health Breakthroughs 2007. From Bottom Line Books http://astore.amazon.com/wsdm-20/detail/0887234135/105-8338622-4040425
[65] Bottom Line's Health Breakthroughs 2007 by Bottom Line Health
http://www.naturalnews.com/book_Bottom_Lines_Health_Breakthroughs.html
[66] Selling Sickness: How the World's Biggest Pharmaceutical Companies Are Turning Us All into Patients by Ray Moynihan and Alan Cassels. http://astore.amazon.com/wsdm-20/detail/156025856X/105-4703199-0991601
[67] The ADHD Fraud: How Psychiatry Makes "Patients" of Normal Children by Fred A. Baughman, Jr., M.D. and Craig Hovey.http://astore.amazon.com/wsdm-20/detail/1412064589/105-4703199-0991601
[68] http://www.naturalnews.com/book_The_ADHD_Fraud.html
[69] Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorder, DSM, publicado por la American Psychiatric Association (Asociación Psiquiátrica de los Estados Unidos).
[70] Mike Adams, “Psychiatry goes insane: Every human emotion now classified as a mental disorder in new psychiatric manual DSM-5” Diciembre 13, 2012 NaturalNews.com
[71] SurvivalBlog.com
[72] Larry Niven “El martillo de lucifer” Acervo Barcelona 1983.
[73] Emilio Buso “Cenital” Ed. Salto de página. 2012.
[74] Boletín nº469 Los motivos para derrocar o no al gobierno sirio.
Alfredo Embid. 
http://ciaramc.org/ciar/boletines/cr_bol469.htm
[75] How the Newtown Massacre Became a Mind-Control Television Event . Jon Rappoport Diciembre 19, 2012 http://www.infowars.com/how-the-newtown-massacre-became-a-mind-control-television-event/
[76] Boletín 189 Masacre de Newtown Algunas cosas que no te han contado sobre la última masacre infantil de Newtown. Primera parte.Alfredo Embid.
http://www.amcmh.org/PagAMC/downloads/ads189.htm
[77] Reviving the War of Terror: Patsy framed in Secret Team psy-op to generate public support for wars
Niall Bradley Sott.net
10 Nov 2009 13:37 CST
http://www.sott.net/article/196533-Reviving-the-War-of-Terror-Patsy-framed-in-Secret-Team-psy-op-to-generate-public-support-for-wars#
[78] Wisconsin Sikh Temple mass shooting: FOUR shooters, not one as officially reported
Niall Bradley Sott.net Sun, 16 Dec 2012 05:13 CST
http://www.sott.net/article/254789-Wisconsin-Sikh-Temple-mass-shooting-FOUR-shooters-not-one-as-officially-reported
[79] Dot Connector Magazine http://www.thedotconnector.org/mag/index.php
[80] Masacre de Sandy Hook: la historia oficial se sale de control. Niall Bradley
Sott.net. mar, 18 dic 2012 17:21 CSTmar, 18 dic 2012 17:21 CST http://es.sott.net/article/18297-Masacre-de-Sandy-Hook-la-historia-oficial-se-sale-de-control
http://es.sott.net/article/18297-Masacre-de-Sandy-Hook-la-historia-oficial-se-sale-de-control
[81] En busca del ‘gen del mal’: analizarán el ADN del asesino de Connecticut. 27 dic 2012 | http://actualidad.rt.com/actualidad/view/82301-busca-gen-mal-analizaran-adn-asesino-connecticut
[82] Boletín 190. Masacre de Newtown. La máxima autoridad médica se burla de las víctimas y de los familiares. La policía amenaza a los que cuestionen la versión oficial.
[VIDEO] http://www.amcmh.org/PagAMC/downloads/ads190.htm
[83] Adam Lanza’s dead body to be used to criminalize innocents who have similar gene . Ethan A. Huff
NaturalNews. Diciembre 30, 2012
http://weww.infowars.com/adam-lanzas-dead-body-to-be-used-to-criminalize-innocents-who-have-similar-gene/
[84] Breve historia de la evolución de la vida, las civilizaciones hasta la ciencia y medicina en China (video)
https://www.youtube.com/watch?v=B1hVwA4rPYQ&list=PLaSuy5DXISBIiGM8Q3nNU22odhoeBPqM2&index=7
Historia de la ciencia y la tecnología en China (power point) http://www.amcmh.org/PagAMC/downloads/Historia_ciencia_tecnologia_china.pps
[85] Boletín 73 - Epidemias y Complejo médico militar industrial. Alfredo Embid. [Presentación PowerPoint] http://www.amcmh.org/PagAMC/downloads/ads73.htm
[86] Boletín 156 Sigue la guerra contra las medicinas no ortodoxas 8ª parte. El caso del Insomnio. Alfredo Embid. http://www.amcmh.org/PagAMC/downloads/ads156.htm
Publicar un comentario