Solzhenitsyn

“Los dirigentes bolcheviques que tomaron Rusia no eran rusos, ellos odiaban a los rusos y a los cristianos. Impulsados por el odio étnico torturaron y mataron a millones de rusos, sin pizca de remordimiento… El bolchevismo ha comprometido la mayor masacre humana de todos los tiempos. El hecho de que la mayor parte del mundo ignore o sea indiferente a este enorme crimen es prueba de que el dominio del mundo está en manos de sus autores“. Solzhenitsyn

Izquierda-Derecha

El espectro político Izquierda-Derecha es nuestra creación. En realidad, refleja cuidadosamente nuestra minuciosa polarización artificial de la sociedad, dividida en cuestiones menores que impiden que se perciba nuestro poder - (La Tecnocracia oculta del Poder)

lunes, 18 de noviembre de 2013

Libia destruida gracias al Occidente "democrático"

Un país con conquistas sociales muy superiores a la media europea
Pero nunca habíamos tenido noticias de ningún libio que huyera en patera ni se ahogara en el Mediterráneo. Realmente era difícil que en un país con conquistas sociales muy superiores a la media europea, la gente escapara buscando una vida mejor. Porque en Libia no solo había pleno empleo sino que además se habían creado dos millones y medio de puestos de trabajo para extranjeros. Y todo libio, por el hecho de serlo, tenía una paga del gobierno; y vivienda como derecho constitucional, y no pequeña sino de una media de 150 metros cuadrados; y medicina universal y gratuita; y enseñanza sufragada por el estado a todos los niveles; y teléfono fijo gratis, como la luz y el agua... Libia tenía el mayor índice de desarrollo humano de toda África, según datos de la propia ONU ¿Cómo iban a marcharse los libios?

Cuarenta y ocho países tuvieron que unir sus ejércitos
Por eso nos extrañó tanto que la gente se rebelara contra un gobierno que les daba de todo. Pero no fue tan fácil para las potencias coloniales hacerse con Libia, un país grande en extensión pero con menos de seis millones de habitantes. Cuarenta y ocho países tuvieron que unir sus ejércitos al de la OTAN para destruir Libia, para arrasar Libia, para asesinar a 260.000 libios y expulsar del país a 2.000.000, para acabar con el estado libio, que tanto había costado poner en marcha, partiendo de cero.

¡El lobby anglo-franco-judeoamericano, una banda armada!
Para que retornara la British Petroleum. Para llevarse, como hicieron los EE.UU., más de 200.000.000.000 de dólares de los bancos libios. Para apoderarse de sus reservas de oro, su petróleo, su agua... Claro que el reparto no fue para todos sino solo para el lobby anglo-franco-judeoamericano.

Libia fue atacada pese a que la Resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU prohibía expresamente entrar en guerra, dar un golpe de estado, invadirla... Las democracias occidentales no juegan limpio. Actúan como una banda armada.
Asamblea de los líderes tribales de toda Libia


Un gobierno títere de doble nacionalidad
Tras la farsa de unas elecciones en las que no se permitió la votación a la mitad de la población, EE.UU. impuso un gobierno títere de doble nacionalidad, estadounidense y libia, tan rechazado que sus miembros viven fuera de Libia. Ahora piden ayuda a la OTAN, porque se sienten amenazados por las tribus libias, es decir por el pueblo libio, por los dueños y soberanos de Libia.

Líder de la tribu Gadafa, encarcelado y torturado

Condenar y ejecutar
Además, este gobierno títere, que practica la tortura y las “desapariciones”, que ha robado y saqueado los bienes de miles de libios, que ha dado leyes en base a las cuales no pueden trabajar en la administración los funcionarios que ejercían antes del golpe de estado: médicos, maestros, profesores de universidad, etc. (En consecuencia han cerrado universidades y centros de enseñanza), que ha llenado el país de bandas armadas dedicadas al terror y a la exportación del mismo a otros países (como Siria, Mali, Egipto, Túnez...)..., ahora pretende también ejecutar vilmente a los presos políticos que todavía están en las cárceles, como Abuzid Dorda, un hombre muy querido que fue embajador de Libia en la ONU, al que arrojaron al vacío desde el tejado de la cárcel; Saif al Islam Ghadafi, hijo del Coronel, que fue torturado y encarcelado; o el ex-primer ministro libio, Al Baghdadi al Mahmoudi, extraditado desde Túnez, y también encarcelado y torturado, por mencionar algunos de los 31 presos políticos que ahora pretenden juzgar, condenar y ejecutar. Pero se calcula que la cifra de presos políticos en Libia asciende a 16.000.

Algunos casos de las torturas infligidas a los libios de Libia por los agresores

Llamamiento a la humanidad
Desde Ojos para la Paz hacemos un llamamiento a la humanidad y a la cordura en defensa de los presos políticos libios para los que pedimos la inmediata liberación, ya que no han cometido delitos de sangre y solo se les acusa de haber pertenecido o haber colaborado con un gobierno que repartía las rentas del petróleo y atendía las necesidades del pueblo libio.

Fuente
Libia: Libertad para los presos políticos "¡No a las ejecuciones!"
Purificación González de la Blanca
28 de octubre de 2013
http://www.ojosparalapaz.org/2013/10/libia-libertad-para-los-presos-politicos.html

La desintegración de Libia
Polina Lavrentieva

En el verano de 2011, Thierry Meyssan aseguraba que no había en Libia ninguna primavera árabe y que la población de ese país no se había rebelado contra Muammar el-Kadhafi sino que los países occidentales estaban instrumentalizando el movimiento separatista de la región libia de Cirenaica. Dos años más tarde, ahí están los resultados: Trípoli ha perdido totalmente el control no sólo de Cirenaica sino también de la región de Fezzan, como han podido comprobarlo los enviados especiales de la ONU. Las riquezas de Libia están ahora en manos de diferentes pandillas y de las transnacionales estadounidenses.

No se logra detener el proceso de desintegración de Libia desatado por el asesinato del Muammar el-Kadhafi. Así lo demuestra un nuevo informe de la ONU. En un contexto de separación de las provincias en la Libia «liberada del dictador» están registrándose ejecuciones expeditivas, una opresión política masiva y torturas.

Según el informe común de la Misión de Apoyo de la ONU en Libia (MANUL) [1] y del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, al menos 27 personas habían muerto en las cárceles de ese país a finales de 2011 [2] y había 8 000 detenidos. Estos últimos fueron encarcelados en 2011 como «partidarios de Kadhafi». La mayoría de esas personas ni siquiera han sido investigadas y nadie sabe por cuánto tiempo estarán en la cárcel ya que el sistema judicial prácticamente ha dejado de funcionar.

El New York Times indica que en la nueva Libia se arresta a la gente por motivos religiosos y étnicos o por la simple sospecha de que no son leales a «la democracia». Los prisioneros a los que tuvieron acceso los inspectores de la ONU relataron que habían sido golpeados y torturados con fuego y con privación de alimentos en las cárceles.

En abril de este año se votó en Libia una ley que prohíbe la tortura y condena los secuestros, pero esa ley no tiene ningún efecto real, lo cual es solamente otro aspecto de la desintegración del Estado libio. Las regiones van retirándose poco a poco –como habíamos previsto hace 2 años en esta misma columna–, proceso que además no está exento de derramamiento de sangre.

De ese modo, el 27 de septiembre [de 2013] la región de Fezzan proclamó su independencia, o al menos su total autonomía [3], decisión que tomaron los jefes tribales «por el mal trabajo del Congreso». En junio, la región [rica en petróleo] de Cirenaica [4] tomó una decisión similar. De las tres regiones históricas de Libia, únicamente la Tripolitania sigue formando parte del país. Por el momento, no hay fuerza capaz de reunir de nuevo a esos tres Estados históricos que conformaban la nación libia desde 1951.
Polina Lavrentieva

Notas
[1Sitio web de la Manul en inglés y árabe.
[2] “Torture and Deaths in Detention in Libya”, Unismil Report, octubre de 2013.
[3] «Libye "nouvelle": la région de Fezzan proclame son indépendance», Irib, 27 de septiembre de 2013.
[4] «Ливии официально больше нет. Восток объявил "нефтяное государство"» [Oficialmente, Libia ya no existe. El este se declara petroEstado], Odnako, 7 de marzo de 2012.

Fuente
La desintegración de Libia. Polina Lavrentieva Red Voltaire | Moscú (Rusia) 10 de octubre de 2013. Odnako (Rusia) http://www.voltairenet.org/article180510.html


Secuestro del primer ministro libio Ali Zeidan
Red Voltaire


Un grupo armado secuestró al primer ministro libio, Ali Zeidan [a la izquierda en la foto, dcha Bernard Henrry Levy], en Trípoli el 10 de octubre de 2013, en el hotel Corinthia, donde reside desde que regresó a Libia.

El ex diplomático libio Ali Zeidan había desertado en los años 1980. El 7 de octubre de 1981 fundó en Khartum el Frente Nacional de Salvación de Libia, junto al actual jefe de Estado Mohamed Magariaf. Esa formación, que es sólo una fachada de la Hermandad Musulmana, organizó varios intentos de golpes de Estado –como el del 8 de mayo de 1984– financiados por Arabia Saudita y Estados Unidos. Con sus sucesivas intentonas golpistas el Frente Nacional de Salvación de Libia mató en realidad muchos más libios que el régimen de Muammar el-Kadhafi en su 41 años de gobierno.

Refugiado en Suiza, Ali Zeidan estuvo además entre los fundadores de la Liga Libia de Derechos Humanos. En 2011, esa estructura presentó al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, un informe falso donde acusaba a Muammar el-Kadhafi de haber asesinado a más de 6 000 opositores. Fue en base a ese falso informe que el Consejo de Derechos Humanos puso «el caso de Libia» en manos del Consejo de Seguridad de la ONU, que a su vez dio a la OTAN la misión de imponer una zona de exclusión aérea sobre el territorio libio para proteger a la población de la represión [1]. Y lo que hizo la OTAN fue derrocar el régimen. Mohamed Magariaf se convirtió entonces en presidente y Ali Zeidan en primer ministro.

Durante la guerra contra Libia, Ali Zeidan fue uno de los miembros más influyentes del Consejo Nacional de Transición (CNT), reconocido como único representante del pueblo libio por los mismos países que desataron la guerra contra Libia. Sin embargo, según un documento presentado por Estados Unidos al Comité de Sanciones de la ONU y revelado por la Red Voltaire, el CNT era financiado en secreto por el Libyan Information Exchange Mechanism (LIEM), un órgano informal creado en Nápoles únicamente por Estados Unidos [2].

En resumen, el señor Zeidan es un miembro de la Hermandad Musulmana y fue pagado por Estados Unidos para engañar a la comunidad internacional y ayudar a la OTAN a derrocar el régimen de Muammar el-Kadhafi.

El secuestro de Aliz Zeidan parece ser una respuesta de al-Qaeda al reciente secuestro –también en Trípoli– de Abu Anas al-Libi por un comando estadounidense [3].

Notas
[1] Entrevistado en Ginebra por la Red Voltaire, el secretario general de la Liga Libia de Derechos Humanos, Silman Buchuiguir, reconoció ante una cámara la manipulación de aquel informe. Esa entrevista, realizada por Julien Teil, aparece en su film La Guerre humanitaire en Libye.
Hemos traducido al español este excelente trabajo disponible en: 
Boletín nº406

Video  reportaje “La guerra humanitaria” de Julián Teil, doblado al español.
http://ciaramc.org/ciar/boletines/cr_bol406.htm
[2] «Washington trató de robarse 1 500 millones de dólares para pagar a sus asalariados del CNT», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 10 de octubre de 2013.
[3] «Estados Unidos secuestra uno de sus ex agentes en Libia», Red Voltaire, 8 de octubre de 2013.


Fuente
Secuestro del primer ministro libio Ali Zeidan. Red Voltaire | 10 de octubre de 2013
http://www.voltairenet.org/article180517.html

La viuda de Gadafi exige investigar su muerte


Foto: EPA
La Voz de Rusia publica la carta de la viuda del depuesto líder libio Muamar Gadafi, Safia Farkash, entregada a la emisora por su hermana Fátima Farkash. "Dedico este mensaje a mi país destrozado a manos de las tropas de la OTAN que sembraron allí el caos, la destrucción y la cizaña. También lo dedico a la memoria de mi esposo, mártir y héroe Muamar Gadafi, de mi querido hijo Asad Al Cusur y la de todos aquellos que estaban con ellos el 20 de octubre de 2011 cuando las fuerzas aéreas de la OTAN atacaron el convoy del jefe de Estado y luego sus efectivos entregaron los cuerpos malheridos a los criminales que les asesinaron cruelmente.

Este monstruoso asesinato es incompatible con cualquiera de las religiones existentes. Pero además de este crimen cometieron otro y continúan reteniendo hasta hoy los cuerpos de los mártires caídos, algo inaudito en la historia de la humanidad.

Exijo que todos los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, la Unión Europea y todos los que participaron en el asesinato de estos mártires y sea responsable, directa o indirectamente, de este terrible crimen, revelen, por fin, el lugar donde fueron enterrados sus restos mortales y los entreguen a las familias para que puedan darles un sepultura digna.

Además, exijo que la Unión Africana inicie una investigación minuciosa del asesinato del fundador de esta organización, el héroe Muamar Gadafi y de los que murieron junto a él aquel día.

Pido ayuda a todas las organizaciones internacionales de derechos humanos para ponerme en contacto con mi hijo Seif al Islam del que no sabemos nada desde su arresto a pesar de que es absolutamente inocente de todos los cargos presentados contra él. Quizás su único delito sea el haber advertido al pueblo libio sobre los horrores que está viviendo ahora.

Seif al Islam siempre ha luchado por los derechos humanos en Libia. Liberó de las cárceles estadounidenses y europeas a más de un islamista radical para darles otra oportunidad reintegrándoles a la vida normal. Entonces muchos de ellos se lo agradecieron mientras ahora piden que se les sea entregado para ejecutarlo.

Hoy, cuando se cumplen dos años desde la muerte de mi esposo, mi hijo y sus compañeros, levanto mi voz de esposa y madre en el exilio para que llegue a los oídos de la comunidad internacional".


Fuente
La viuda de Gadafi exige investigar su muerte. La Voz de Rusia. martes, 22 de octubre de 2013
http://spanish.ruvr.ru/2013_10_21/viuda-Gadafi-investigacion-muerte/


Anteriores boletines sobre Libia
"Lo que no te han contado sobre Libia "



Índice de boletines sobre Libia


VANDEPITTE / Libia: De Gadafi a Al Qaeda, gracias a la CIA

MARC VANDEPITTE.– El 11 de octubre el primer ministro libio fue secuestrado brutalmente para ser liberado horas después. Este secuestro es sintomático de la situación en el país. El 12 de octubre estalló un coche bomba cerca de las embajadas de Suecia y Finlandia. Una semana antes fue evacuada la embajada rusa tras ser invadida por hombres armados. Hace un año pasó lo mismo en la embajada estadounidense. Encontraron la muerte el embajador y tres de sus colaboradores. En el pasado otras embajadas también fueron tomadas como objetivo.
Al igual que en Iraq y Afganistán, la intervención occidental en Libia ha instaurado un Estado que se tambalea. Desde la evicción y asesinato de Gadafi la situación de seguridad del país está lejos de estar controlada. Los atentados a políticos, activistas, jueces y servicios de seguridad son moneda corriente. El gobierno central apenas ejerce el control del país. Milicias rivales imponen su ley. En febrero el gobierno de transición se vio obligado a reunirse en unas tiendas de campaña tras haber sido expulsado del parlamento por unos rebeldes encolerizados. El barco que se hundió cerca de Lampedusa, lo que provocó que se ahogaran 300 refugiados, provenía de Libia, etc.
Libia tiene las reservas más importantes de petróleo de África, pero a consecuencia del caos que reina en el país la extracción de petroleo se ha detenido prácticamente. Ahora el país tiene que importar petróleo para garantizar sus necesidades eléctricas. A principios de septiembre se saboteó el aprovisionamiento de agua en Tripoli, lo que provocó escasez de agua en la capital.
Bases para terroristas islamistas
Pero lo más inquietante es la yihadización del país. Los islamistas controlan territorios enteros y colocan hombres armados en los controles de las ciudades de Bengasi y Derna. El personaje de Belhadj lo ilustra perfectamente. Este ex(por así decirlo)miembro destacado de Al Qaeda estuvo implicado en los atentados de Madrid en 2004. Tras la caída de Gadafi se convirtió en gobernador de Tripoli y envió a cientos de yihadistas a Siria para luchar contra Assad. Actualmente trabaja en la instauración de un partido conservador islamista.
La influencia de la yihadización se extiende mucho más allá de las fronteras del país. El ministro tunecino de Interior considera que Libia es “un refugio para los miembros norteafricanos de Al Qaeda”. Tras el desmoronamiento del poder central libio varios tipos de armas pesadas han caído en manos de todo tipo de milicias. Una de ellas, el Libyan Islamic Fighting Group (LIFG), cuyo dirigente era Belhadj, llegó a una alianza con los rebeldes islamistas de Mali. Estos, junto con los tuaregs, lograron apropiarse del norte de Mali durante algunos meses. La importante toma de rehenes en un centro de extracción de gas en Argelia el pasado mes de enero se hizo partiendo desde Libia. Hoy la rebelión siria se controla desde Libia y la mancha de aceite yihadista se extiende hacia Niger y Mauritania.
Gracias a la CIA
A primera vista parece que Estados Unidos y Occidente están preocupados por este aumento de la actividad yihadista en el norte de África. A ello hay que añadir también Nigeria, Somalia y más recientemente Kenia. Pero si se observa más atentamente, la situación es más complicada. Una alianza entre, por una parte, las fuerzas especiales francesas, británicas, jordanas y cataríes, y por otra grupos rebeldes libios hizo posible la caída de Gadafi. El más importante de los grupos rebeldes libios era ciertamente el Libyan Islamic Fighting Group (LIFG), que figuraba en la lista de las organizaciones terroristas prohibidas. Su líder, el antes mencionado Belhadj, tenía a sus órdenes a entre dos y tres mil hombres. Su milicia tuvo derecho a unos adiestramientos estadounidenses justo antes de que empezara la rebelión en Libia.
No es la primera vez que Estados Unidos lo hace. En la década de 1980 se ocupó de la formación y dirección de combatientes islamistas extremistas en Afganistán. En la década de 1990 lo volvió a hacer en Bosnia y diez años después en Kosovo. No hay que excluir que los servicios de información occidentales estén implicados directa o indirectamente en las actividades terroristas de los chechenos en Rusia y de los iugures en China.
Estados Unidos y Francia simularon sorprenderse cuando los tuaregs y los islamistas ocuparon el norte de Mali, pero no era sino una fachada. Incluso podríamos preguntarnos si no lo provocaron, como ocurrió en 1990 con Iraq respecto a Kuwait. Teniendo en cuenta la actividad de Al Qaeda en la región, cualquier especialista en geoestrategia sabía que la eliminación de Gadafi provocaría un recrudecimiento de la amenaza terrorista en el Magreb y en el Sahel. Dado que la caída de Gadafi fue provocada en gran parte por las milicias yihadistas, a las que dirigió y formó Estados Unidos, podemos empezar a plantearnos una serie de importantes preguntas. Para más detalles al respecto, remito a un artículo anterior mío.
Agenda geopolítica
En todo caso, a Estados Unidos le conviene la amenaza terrorista islamista en la zona y en otras partes del continente. Constituye la excusa perfecta para estar presente militarmente e intervenir en el continente africano. A Washington no se le escapa que China y otros países emergentes están cada vez más activos en el continente y debido a ello constituyen una amenaza para su hegemonía. China es hoy el principal socio comercial de África. Según el Financial Times , “desde hace tiempo es controvertida la militarización de la política estadounidense tras el 11 de septiembre puesto que en la zona se considera que es un intento por parte de Estados Unidos de reforzar su control de las materias primas y de contrarrestar el papel comercial exponencial de China”.
En noviembre de 2006 China organizó una cumbre extraordinaria sobre cooperación económica a la que asistieron al menos 45 jefes de Estado africanos. Precisamente un mes después Bush aprobaba el establecimiento del Africom. Africom es el contingente militar estadounidense (aviones, barcos y tropas) consagrado al continente africano. Lo vimos actuar por primera vez en Libia y en Mali. Actualmente Africom está activo en 49 de los 54 países africanos y Estados Unidos tienen bases o instalaciones militares permanentes en al menos diez países. La militarización de Estados Unidos en el continente no hace más que extenderse. Reproducimos a continuación un mapa de su presencia en el continente en estos dos últimos años. El mapa es bastante elocuente.
En el terreno económico los países del Norte pierden terreno frente a los países emergentes del Sur y sin duda este es también el caso en África, un continente rico en materias primas. Cada vez parece mas evidente que los países del Norte lucharán con medios militares contra este reequilibrio, lo cual promete para el continente negro.
Traducido del neerlandés al francés por Thomas Halter para Investig’Action

Publicar un comentario