Solzhenitsyn

“Los dirigentes bolcheviques que tomaron Rusia no eran rusos, ellos odiaban a los rusos y a los cristianos. Impulsados por el odio étnico torturaron y mataron a millones de rusos, sin pizca de remordimiento… El bolchevismo ha comprometido la mayor masacre humana de todos los tiempos. El hecho de que la mayor parte del mundo ignore o sea indiferente a este enorme crimen es prueba de que el dominio del mundo está en manos de sus autores“. Solzhenitsyn

Izquierda-Derecha

El espectro político Izquierda-Derecha es nuestra creación. En realidad, refleja cuidadosamente nuestra minuciosa polarización artificial de la sociedad, dividida en cuestiones menores que impiden que se perciba nuestro poder - (La Tecnocracia oculta del Poder)

sábado, 14 de enero de 2017

Rusia delenda est (Rusia debe ser destruida)

Lo que sigue es una parte del artículo que John Wight publicó en CounterPunch, con el tíulo "Russia Must be Destroyed: John McCain and the Case of the Dodgy Dossier":

"Carthago delenda est ("Cartago debe ser destruida") son palabras que nos llegan de la historia antigua. Fueron pronunciadas por Catón el Viejo, el famoso soldado romano, estadista y orador, y nunca han sido más relevantes que en estos momentos.

La Roma de nuestro tiempo es Washington, Rusia es Cartago, y el Catón el Viejo de hoy es el senador estadounidense John McCain, cuya búsqueda de un conflicto con Rusia no tiene límites. De hecho, para McCain, la creencia de que Rusia debe ser destruida, ha sido elevada a la condición de una verdad evidente y revelada.

(...)

La demonización de Rusia

Sobre la cuestión del por qué el empeño profundo de Estados Unidos y del establishment liberal de Washington en mantener a Rusia en el papel de enemigo mortal, la respuesta es muy simple: el dinero.

Grandes y poderosos intereses económicos e ideológicos están vinculados a la nueva guerra fría de los últimos años. Estamos hablando de los gigantescos presupuestos de Defensa e Inteligencia del país, derivados del apoyo y el financiamiento de la OTAN por parte de Estados Unidos, junto con la razón de la existencia continuada y financiación de la vasta red de think tanks políticos en Washington y en Occidente. Todo ello está comprometido con el sostenimiento de un status quo de la hegemonía y unipolaridad de los Estados Unidos.

La aparición de Rusia como un contrapeso estratégico para Occidente en los últimos años, ha desafiado y continúa desafiando esta hegemonía de Washington, hasta ahora incontestable. Ello ha proporcionado oportunidades lucrativas para organizaciones, grupos e individuos con un interés directo en la nueva guerra fría resultante. Al respecto, para persuadir a los escépticos sobre esto, les remito a la advertencia escalofriante pronunciada por el ex presidente de los EE.UU. Dwight D Eisenhower, antes de dejar el cargo en 1960 y dar paso a su reemplazo, John F. Kennedy.

No jodas con el complejo de la industria militar

En su discurso televisado de despedida al pueblo estadounidense en 1961, Eisenhower dijo: 
"nos hemos visto obligados a crear una industria de armamento permanente de vastas proporciones. Además, tres millones y medio de hombres y mujeres están directamente involucrados en establecer la Defensa. Gastamos anualmente en seguridad militar más que los ingresos netos de todas las empresas de Estados Unidos".
Y continuó diciendo: 
"Esta conjunción de un inmenso desarrollo militar y una gran industria armamentística es nueva en la experiencia estadounidense. La influencia total - económica, política, incluso espiritual - se percibe en cada ciudad, en cada cámara del estado, en todas las oficinas del gobierno federal. Reconocemos la necesidad imperiosa de este desarrollo. Sin embargo, no debemos dejar de comprender sus graves consecuencias. Están involucrados nuestro trabajo, recursos y medios de vida. Así es la propia estructura de nuestra sociedad".
Por último, Eisenhower advirtió al pueblo estadounidense cómo 
"En los consejos de gobierno, debemos evitar que el complejo de la industria militar adquiera una influencia injustificada, sea buscada o no. Existe y persistirá potencial para el desastroso aumento de un poder fuera de lugar".
(...)


John Wight
Publicar un comentario