Solzhenitsyn

“Los dirigentes bolcheviques que tomaron Rusia no eran rusos, ellos odiaban a los rusos y a los cristianos. Impulsados por el odio étnico torturaron y mataron a millones de rusos, sin pizca de remordimiento… El bolchevismo ha comprometido la mayor masacre humana de todos los tiempos. El hecho de que la mayor parte del mundo ignore o sea indiferente a este enorme crimen es prueba de que el dominio del mundo está en manos de sus autores“. Solzhenitsyn

Izquierda-Derecha

El espectro político Izquierda-Derecha es nuestra creación. En realidad, refleja cuidadosamente nuestra minuciosa polarización artificial de la sociedad, dividida en cuestiones menores que impiden que se perciba nuestro poder - (La Tecnocracia oculta del Poder)

miércoles, 11 de octubre de 2017

Falsa bandera: Un político lituano ordenó tirotear a sus compatriotas para acusar a Rusia y conseguir la independencia

En una entrevista publicada en YouTube, el político lituano Audrius Butkevičius ha confirmado ser el organizador de la masacre del 13 de enero de 1991 que terminó con la vida de 14 personas durante el proceso independentista que vivió el país báltico en aquel año.

Según ha explicado Butkevičius, “decidí no crear un pequeño ejército, sino usar la guerra psicológica” para lograr la independencia de su país. “Las ideas tradicionales de defensa no iban a funcionar” y, por ello, creó “un grupo paramilitar de unos 500 hombres capaz de responder rápidamente a las crisis y varias unidades entrenadas en la guerra psicológica”.

Aquel día, una multitud intentó impedir al ejército soviético el acceso a la torre de la televisión de Kaunas. Según ha proseguido revelando Butkevičius, “la tropa especial del KGB no llevaba munición real en sus armas, solo en los bolsillos como reserva, nuestro objetivo era entrar en la sede de la televisión”. De repente, se escucharon disparos que abatieron a 14 personas e hirieron a varios centenares. A pesar de que todo el mundo acusó a los soldados rusos, los asesinos fueron las unidades de Butkevičius armados con fusiles de caza.

El dirigente político ha explicado que 
“no puedo justificar mi acción ante los familiares de las víctimas, pero sí ante la historia, porque aquellos muertos infligieron un doble golpe violento contra dos bastiones esenciales del poder soviético: el ejército y el KGB. Así fue como los desacreditamos. Lo digo claramente: fui yo el que planeó todo lo que ocurrió. Había trabajado bastante tiempo en la Institución Albert Einstein con el profesor Gene Sharp, que entonces se ocupaba de lo que se definía como defensa civil, en otras palabras la guerra psicológica. Sí, yo programé la manera de poner en dificultades al ejército ruso, en una situación tan incómoda que obligara a cada oficial ruso a avergonzarse. Fue guerra psicológica. En aquel conflicto no habíamos podido vencer con el uso de la fuerza, eso lo teníamos muy claro, por eso trasladé la batalla a otro plano, el del enfrentamiento psicológico, y vencí”.

Publicar un comentario