Solzhenitsyn

“Los dirigentes bolcheviques que tomaron Rusia no eran rusos, ellos odiaban a los rusos y a los cristianos. Impulsados por el odio étnico torturaron y mataron a millones de rusos, sin pizca de remordimiento… El bolchevismo ha comprometido la mayor masacre humana de todos los tiempos. El hecho de que la mayor parte del mundo ignore o sea indiferente a este enorme crimen es prueba de que el dominio del mundo está en manos de sus autores“. Solzhenitsyn

Izquierda-Derecha

El espectro político Izquierda-Derecha es nuestra creación. En realidad, refleja cuidadosamente nuestra minuciosa polarización artificial de la sociedad, dividida en cuestiones menores que impiden que se perciba nuestro poder - (La Tecnocracia oculta del Poder)

jueves, 14 de junio de 2007

Cuando los criminales tienen el Poder del Estado


El 30 de mayo del 2007 el profesor francés Robert Faurisson compareció ante la sección 11 de la Corte de Apelaciones de Paris, en relación a su condena en octubre del 2006 por unos comentarios que hizo en una entrevista telefónica para el canal de televisión por satélite iraní "Sahar 1".

El "crimen" del profesor Faurisson fue afirmar en la entrevista que durante la Segunda Guerra Mundial nunca hubo ningún intento por parte del Estado Alemán en exterminar físicamente los Judíos de Europa.

El profesor Faurisson dijo a la corte que él no disputaba el hecho que en el período en cuestión hubo sufrimiento y persecución de Judíos; fue, por ejemplo, verdad que una quinta parte de los Judíos que vivían en Francia fueron deportados. Pero él disputaba el relato basado en la propaganda de guerra que se ha arraigado en el registro histórico y según el cual hubo un proyecto Nacional Socialista para exterminar a los Judíos. Por otro lado, hubo un intento para alcanzar "una solución final territorial" de la cuestión Judía, pero la palabra "territorial" siempre se omitía por los propagandistas, periodistas e historiadores aprobados.

El argumento "exterminatorio", por su parte, no lo apoyaba ninguna evidencia, ni material ni documental: así declaró, habiendo conducido, como dijo, una investigación detectivesca, más que académica.

Desde 1990 the "el Acta Fabius-Gayssot" prohibe la expresión pública de tales puntos de vista en Francia. Entre el 2000 y el 2005 el profesor Faurisson dió numerosas entrevistas a periodistas, entre ellos algunos iraníes, en las que él creyó que podía hablar libremente: de ahí su gran sorpresa en el 2006 al ser procesado por esta.

La Corte European de los Derechos Humanos ya ha tenido ocasión de pronunciarse a favor del "Acta Fabius-Gayssot", descrita por el abogado del prrofesor Faurisson, Eric Delcroix, como un "asalto" a los derechos del pueblo francés, en términos legales, una acta ilegítima, ilegal y no una ley, que los tribunales podrían, de hecho deberían, negarse a aplicar.

Nadie ha respondido todavía al desafío del profesor Faurisson, emitido hace 28 años por primera vez, consistente en mostrar una prueba de una orden para matar Judíos europeos, o alguna prueba de alguna cámara de gas usada para ese propósito, o incluso una explicación de cómo, en términos técnicos y físicos, tal programa se realizó. En lugar de una respuesta, ahí está el decreto de febrero de 1979 del fallecido Pierre Vidal-Naquet, que suscriben plenamente los círculos políticos e intelectuales, a saber, que no se puede sostener ningún debate sobre la existencia de las cámaras de gas, que esa pregunta sencillamente no debe hacerse.

La única "cámara de gas" que se sometió a un examen forense oficial - la del campo Sruthof-Natzweiler en Alsacia - se demostró conclusivamente por las autoridades francesas que no eran una "cámara de gas". (El informe firmado en diciembre de 1945 por el decano de farmacología de Paris, ha sido suprimido desde entonces, guardado en los archivos militares.) Sin embargo los tribunales franceses no tienen en cuenta esos hechos cuando juzgan casos bajo el "Acta Fabius-Gayssot".

El pasado octubre el profesor Faurisson fue sentenciado a una pena de tres meses de prisión por la entrevista telefónica. En la vista de apelación del 30 de mayo, el profesor y su abogado no sólo se enfrentaron a la acusación pública y a tres jueces,sino también a tres abogados hostiles, que representaban a tres organizaciones "anti-racistas", cada una de ellas pidiendo una compensación financiera por el daño hecho a dichas organizaciones por el profesor en su breve exposición a un periodista de una tierra lejana.

La fiscalía pidió doblar la sentencia del profesor retirado, de tres meses a seis, mientras que uno de los tres abogados "anti-racistas" hizo una petición de daños igual a la concedida a las otras dos en primera instancia - 5.000 € -, en lugar de los daños simbólicos que habían obtenido.

El juicio de la corte de apelaciones se celebra el 4 de julio.

Es alucinante que la gente se trague el rollo de que vivimos en paises libres.
Publicar un comentario