Solzhenitsyn

“Los dirigentes bolcheviques que tomaron Rusia no eran rusos, ellos odiaban a los rusos y a los cristianos. Impulsados por el odio étnico torturaron y mataron a millones de rusos, sin pizca de remordimiento… El bolchevismo ha comprometido la mayor masacre humana de todos los tiempos. El hecho de que la mayor parte del mundo ignore o sea indiferente a este enorme crimen es prueba de que el dominio del mundo está en manos de sus autores“. Solzhenitsyn

Izquierda-Derecha

El espectro político Izquierda-Derecha es nuestra creación. En realidad, refleja cuidadosamente nuestra minuciosa polarización artificial de la sociedad, dividida en cuestiones menores que impiden que se perciba nuestro poder - (La Tecnocracia oculta del Poder)

sábado, 23 de junio de 2007

Recordemos el ataque al Liberty



Ocurrió hace 40 años, el 8 de Junio, cuando el USS Liberty – un carguero grande, sin blindaje, reparado, que estaba recogiendo información en el Mediteráneo al principio de la Guerra de los Seis Días – fue atacado por aviones de combate israelí y torpedeado. Treinta y cuatro marineros norteamericanos murieron, y 172 fueron heridos. El Liberty volvió tocado a Malta. Una comisión informaiva de la Marina de los EE.UU estuvo a bordo investigando el daño, pero – por alguna razón – los investigadores no fueron autorizados a proseguir hasta Israel para averiguar que sucedió realmente. Órdenes desde los más altos cargos del Pentágono vetarón la inestigación, y hoy, las familias de los caídos no han recibido todavía ninguna respuesta de por qué se permitió a Israel eludir algún tipo de castigo – ni siquiera un reconocimiento público de qu fue un ataque deliberado.

Lejos de pedir disculpas, los Israelíes hasta hoy niegan que atacaran a propósito al Liberty, e – increiblemente – tenazmente mantienen que fue un "accidente." Esto a pesar del hecho que en el Liberty ondeaba orgullosamente una bandera de los EE.UU. y era fácilmente identificable como barco Americano. El Lobby Israelí ha publicad un libro, The Liberty Incident, de Jay Cristol, que defiende el escenario del "accidente", pero las familis de los supervivientes – y un número de comentaristas creíbles – no se lo creen. Uno de esos comentaristas es un aniguo capitán del Judge Advocate General Corps asignado a la investigación del Liberty, Ward Boston, que ha firmado una declaración jurada que dice:

"Las pruebas eran claras. Tanto el Almirante [Isaac C.] Kidd como yo creíamos con certeza que este ataque … era un esfuerzo deiberado para hundir un barco Americano y asesinar a toda su tripulación Fue nuestra creencia compartida, basada en la evidencia documental y el testimonio que recibimos de primera mano, que el ataque Israelí fue planeado y deliberado."

El Capitán Boston dice que el Almirante Kidd, que estuvo a cargo de la investigación ulterior, se refería frecuentemente a los Israelíes como "bastardos asesinos," y un número de expertos de inteligencia y oficiales de los EE.UU parecen coincidir, aunque no en sos términos. Dice el antiguo director de la CIA Richard Helms:
"El equipo de investigación [concluyó] que los Israelíes sabían exactamente lo que estaban haciedo cuando atacaban el Liberty."



El antiguo Secretario de Estado Dean Rusk dice:

"Nunca me satisfacieron las explicaciones Israelíes. … A través de los canales diplomáticos rechazamos aceptar sus explicaciones. No les creí entonces, y no les creo ahora. El ataque fue escandaloso."

Aún más escandaloso fue el encubrimiento del Pentágono – y de la Casa Blanca de Lyndon B. Johnson. Según el oficial David Lewis, que estaba bajo la cubierta en el momento del ataque:


"[el Almirante retirado Lawrence Geis] me dijo que ya que yo era el único superviviente superior del Liberty quería decirme en confianza lo que había pasado. Me dijo que tras recibir nuestro SOS, salieron aviones a socorrernos, y entonces se informó a Washington. Dijo que el [Secretario de Defensa Robert McNamara] ordenó que los aviones regresaran a las naves, como así sucedió. El Almirante Geis luego dijo que el creyó que Washington podría haber sospechado que el avión portara armas nucleares así que hizo salir aviones convencionales sin capacidad de portar armas nucleares. De nuevo McNamara ordenó que volvieran los aviones. Pidió confirmación de la órden incapaz de creer que Washington permitiera que nos hundiéramos. Esta vez el Presidente Johnson ordenó el regreso con el comentario que no le importaba que se ahogaran todos los marineros y el barco se hubdiera, pero no iba a avergonzar a sus alíados."

Los Israelíes atacaron el Liberty, según varios libros y un documental de la BBC sobre el caso, para impedir que el gobierno de los EE.UU conociera los planes de Israel para ocupar los Altos del Golan – un trozo de tierra que pertenece legítimamente a Siria, y que aún causa muchos problemas a los intereses norteamericanos en la región.
Publicar un comentario