Solzhenitsyn

“Los dirigentes bolcheviques que tomaron Rusia no eran rusos, ellos odiaban a los rusos y a los cristianos. Impulsados por el odio étnico torturaron y mataron a millones de rusos, sin pizca de remordimiento… El bolchevismo ha comprometido la mayor masacre humana de todos los tiempos. El hecho de que la mayor parte del mundo ignore o sea indiferente a este enorme crimen es prueba de que el dominio del mundo está en manos de sus autores“. Solzhenitsyn

Izquierda-Derecha

El espectro político Izquierda-Derecha es nuestra creación. En realidad, refleja cuidadosamente nuestra minuciosa polarización artificial de la sociedad, dividida en cuestiones menores que impiden que se perciba nuestro poder - (La Tecnocracia oculta del Poder)

viernes, 11 de abril de 2008

Cuando los pedófilos son los Poderosos




El abuso sexual de niños por elementos relacionados con el gobierno de los EEUU, es uno de los secretos mejor guardados del país. Cultos de control mental, dirigidos por el Gobierno, se especializan en el condicionamiento disociativo, una serie de golpes psicológicos y físicos que dan lugar a un conjunto de personalidades múltiples.

La operación MONARCH fue un experimento de control mental financiado por el gobierno de los EEUU, incluido en la operación de la CIA MKULTRA.

La Operación Monarch comprendía el uso de severos electro-shocks, abusos sexuales, y otros métodos sádicos diseñados para dividir la mente del sujeto creando personalidades múltiples. Los métodos se usaron principalmente con niños porque eran psicológicamente más fáciles de manipular.

Redes de pornografía infantil han operado durante décadas para satisfacer los deseos carnales de nuestros oficiales satánicos. También se usan para chantajear a los potenciales enemigos de la élite en el poder.

Finder's Cult y el Franklingate fueron casos de operaciones de la CIA ejecutadas en los EEUU, con abusos sexuales a niños y condicionamiento disociativo.


El Dr. Nahman H. Greenberg, es un prominente psiquiatra experto en casos de abuso a niños, que diseñó un perfil psicológico para identificar las características de la personalidad de los niños que habían sufrido abusos. Fue testigo pericial en el juicio McMartin, y fue posteriormente atacado por el gobierno, con el fin de desacreditar su trabajo y las denuncias de las víctimas de abusos sexuales. La CIA creó un grupo llamado The False Memory Syndrome Foundation (FMSF), para ridiculizar y difamar a las víctimas de abusos rituales satánicos, abusos sexuales de pedófilos, y actividades de control mental de la CIA.

En los años 80 hubo una amplia cobertura informativa de abusos sexuales en guarderías. El ejemplo más infame fue el caso de la guardería McMartin Preschool de Manhattan Beach, California. Alrededor de 350 de los niños que asistían a la guardería McMartin dijeron que habían sido sometidos a abusos sexuales. Los relatos incluían: sacrificios de animales, abuso sexual ritualizado, túneles subterráneos, necrofilia, coprofilia, bestialidad, y la filmación y fotografía de niños mientras eran sexualmente violados.

El sargento Beth Dickerson del departamento del Sheriff del condado de Los Angeles, le envió un informe al agente del FBI Kenneth Lanning, fechado el 10 de febero de 1985:
Todas las víctimas nombraron 7 profesores (6 mujeres y un hombre) que les habían atacado en la guardería. también nombraron a unos 30 individuos todavía sin acusar, así como a numerosos extraños no identificados. A la mayoría de niños se les fotografió desnudos...Mencionan haber bebido un líquido rojo o rosa que les hacía dormirse… Los niños revelan sacrificios de animales (conejos, ponis, tortugas, etc.) y algunos de ellos ocurrieron en iglesias. Las víctimas describen como se les introducían palos en sus vaginas y anos, así como que se habían orinado y defecado sobre ellos. Los niños dicen que los adultos, a veces, se vestían con ropas negras, formaban un círculo alrededor de ellos y cantaban.
La organización Children's Institute International condujo un estudio de las víctimas de la escuela McMartin, y otras dos guarderías de Manhattan Beach. Determinaron que
"un 80% tenían síntomas físicos, desgarros vaginales y anales, hemorragias anales, movimientos intestinales dolorosos, y el 'reflejo anal' asociado con la penetración violenta."
El juicio McMartin trial fue una burla a la Justicia. Debido a cuestiones de procedimiento, y a las muertes sospechosas de testigos clave, el juicio finalizó sin ninguna condena.

A los testigos mayores no se les permitió testificar en los juicios McMartin, debido a cuestiones de procedimiento. Muchos de los testigos más jóvenes no podían testificar por su severo traumatismo. Los fiscales tenían a su disposición "más de un centenar de testigos infantiles y un camión de informes médicos que documentaban las heridas en los genitales y en el ano." El fiscal del distrito Ira Reiner inexplicablemente retiró todos los cargos contra 5 de los 7 acusados. Seis días antes despidió a dos fiscales del caso. Al menos 3 docenas de sospechosos que habían sido identificados independientemente por numerosos testigos nunca fueron acusados.
Las muertes que rodean el caso son curiosas. La mujer que primero denunció que su hijo había sido violado, una ex-detective de Hermosa Beach que estaba investigando el caso, y un sospechoso conocido como "Wolfman", aparecieron misteriosamente muertos.

Judy Johnson, la primera madre que formuló una queja, nunca pudo testificar pues apareció muerta en el suelo de su casa.

Paul Bynum, investigador privado contratado por los padres de las víctimas, apareció muerto la víspera anterior a su comparecencia como testigo. Murió de un tiro, y tuvieron la jeta de decir que se había suicidado.
Se encontraron realmente túneles en la guardería, y huesos de animales que corroboraban la denuncika de los niños.

"Wolfman", era Robert Winkler. Los niños describen a Winkler como visitante asiduo de la escuela, quien a menudo entregaba drogas para usar durante los rituales. "Wolfman" apareció muerto la víspera de su juicio, supuestamente de sobredosis de drogas.

A pesar de la realidad de los túneles, tal y como decían los niños, un fiscal corrupto y unos medios de comunicación cómplices silenciaron el caso y la información se suprimió.
Publicar un comentario