Solzhenitsyn

“Los dirigentes bolcheviques que tomaron Rusia no eran rusos, ellos odiaban a los rusos y a los cristianos. Impulsados por el odio étnico torturaron y mataron a millones de rusos, sin pizca de remordimiento… El bolchevismo ha comprometido la mayor masacre humana de todos los tiempos. El hecho de que la mayor parte del mundo ignore o sea indiferente a este enorme crimen es prueba de que el dominio del mundo está en manos de sus autores“. Solzhenitsyn

Izquierda-Derecha

El espectro político Izquierda-Derecha es nuestra creación. En realidad, refleja cuidadosamente nuestra minuciosa polarización artificial de la sociedad, dividida en cuestiones menores que impiden que se perciba nuestro poder - (La Tecnocracia oculta del Poder)

viernes, 30 de mayo de 2008

Los que realmente gobiernan el mundo

"SUPERCLASS"
La élite global y el mundo que están creando Por David Rothkopf Farrar Straus and Giroux. 376 páginas. 26 $

Una organización que se mantiene en la sombra está en el poder, y la componen los muy, muy ricos.

Revisión de Anne-Marie Slaughter del libro "Superclass" de David Rothkopf. Anne es decana de la Woodrow Wilson School of Public and International Affairs en Princeton y autora de "The Idea That Is America: Keeping Faith with Our Values in a Dangerous World."

Visite www.theyrule.net. Aparece una página en blanco con una imagen borrosa de una mesa de reuniones y sillones. "Controlan las mayores empresas de América." "Muchos se sientan en comités gubernamentales." "Toman decisiones que afectan nuestras vidas." Finalmente, "Gobiernan." La página web permite a los visitantes rastrear las conexiones entre los individuos que se sientan en los consejos de administración de las mayores corporaciones, universidades, fundaciones y otras instituciones elitistas. Creado probablemente con un pseudónimo, Josh On, "They Rule" puede rechazarse como una teoría de la conspiración clásica. O puede contemplarse, junto con "Superclass" de David Rothkopf, como un mapa de como funciona realmente el mundo.

En "Superclass", Rothkopf, un antiguo gestor de Kissinger Associates y un funcionario internacional de comercio de la administración Clinton, ha identificado a unos 6.000 individuos que tienen "la habilidad de influir regularmente en las vidas de millones de personas en muchos países del mundo." Son la "superclase" del siglo XXI, que se extiende más allá de las fronteras en una red cada vez más espesa, con una alianza creciente, argumenta Rothkopf, entre ellos, no a una nación en particular.

El miembro arquetípico de Rothkopf de la superclase es el ejecutivo de Blackstone Group, Stephen Schwarzman, que no es solo increiblemente rico, sino también presidente del Kennedy Center, un miembro de la directiva de la biblioteca New York Public Library, el New York City Ballet, La Film Society del Lincoln Center y de la New York City Partnership. Estos centros directivos, junto a otros 100 negocios en los que Blackstone ha invertido, los otros consejos de administración de negocios y los de asesoramiento en los que se sienta, y su educación en Yale y Harvard, significan que Schwarzman está solo a una o dos afiliaciones de cualquier centro de poder del mundo. Rothkopf realmente rastrea las conexiones de Schwarzman teniendo en cuenta los consejos de administración en los que participa -- lo que le relaciona con Ratan Tata, uno de los hombres más ricos de la India, el antiguo presidente de México Ernesto Zedillo y muchos otros. Son estas conexiones las que crean el acceso que se traduce en influencia y que determinan cómo se mueven los resortes del poder.

Solo la fama no te introduce en la élite del poder global: Tom Cruise y Katie Holmes están fuera, mientras que Angelina Jolie y Bono están dentro. La pertenencia a la superclase puede ser efímera -- Mikhail Gorbachev y Cherie Blair ahora están fuera, mientras que Henry Kissinger y Bill Clinton están aún dentro. Rothkopf aplica el principio de Pareto de la distribución, o de la regla "80/20," en la que el 20% de las causas son responsables del 80% de las consecuencias. Esto significa que el 20 % de la gente tiene el 80 % del dinero, y el 20 % de los políticos toman el 80 % de las decisiones importantes. Ese 20% pertenece a la superclase.

Sin embargo, Rothkopf, no tiene un método para determinar quién está dentro y quién está fuera. Cada capítulo identifica a individuos que se dice que lideran un determinado campo, conclusiones respaldadas por anécdotas de encuentros de Rothkopf en Davos y fiestas en New York.

"Superclass" es a menudo provocador para el pensamiento. Por una cosa, es sobre quién forma parte de la superclase y quién no. Mientras leía crónicas de Rothkopf de reuniones de la élite -- Davos, Bilderberg, Bohemian Grove (todos hombres), Fathers and Sons (todos hombres) -- me chocaba la casi total ausencia de mujeres. Y ciertamente, cuando Rothkopf resume "cómo hacerse miembro de la superclase," su primera regla es "nacer como hombre." Solo el 6 % de la superclase son mujeres.

A Rothkopf le preocupa el "mundo que están construyendo", pues es profundamente injusto e inestable. En las palabras del antiguo Secretario de la Marina John Lehman, "El Poder corrompe. El poder absoluto aún más." ¿Por qué habría de renunciar al Poder la superclase?
Publicar un comentario