Solzhenitsyn

“Los dirigentes bolcheviques que tomaron Rusia no eran rusos, ellos odiaban a los rusos y a los cristianos. Impulsados por el odio étnico torturaron y mataron a millones de rusos, sin pizca de remordimiento… El bolchevismo ha comprometido la mayor masacre humana de todos los tiempos. El hecho de que la mayor parte del mundo ignore o sea indiferente a este enorme crimen es prueba de que el dominio del mundo está en manos de sus autores“. Solzhenitsyn

Izquierda-Derecha

El espectro político Izquierda-Derecha es nuestra creación. En realidad, refleja cuidadosamente nuestra minuciosa polarización artificial de la sociedad, dividida en cuestiones menores que impiden que se perciba nuestro poder - (La Tecnocracia oculta del Poder)

martes, 10 de noviembre de 2009

Terror provocado por las élites: camino hacia la Dictadura


traducción Animalweb
18/Octubre/2002
del Sitio Web AnimalWeb
Es el truco más viejo en los libros,
data de los tiempos romanos;
Crear los enemigos que usted necesite.

Crassus

En el año 70 A.C., un político menor, ambicioso y hombre sumamente adinerado, Marcus Licineus Crassus, quería gobernar Roma. Para darles una idea real del tipo de hombre que era Crassus, se acredita que fue el inventor de las brigadas de bomberos. Pero en la versión de Crassus, sus esclavos de lucha contra incendios correrían a apagar el incendio solamente después que Crassus ofreciera comprar el edificio ardiente en una fracción diminuta de su valor.
Si el dueño vende, los esclavos de Crassus apagarían el fuego. Si el dueño se negara a vender, Crassus permitía que el edificio se quemara hasta los cimientos. Por medio de este dispositivo, Crassus llegó a ser el poseedor de tierras privado más grande en Roma y usó algo de su riqueza para ayudar a Julius Caesar contra Cicerón.

En el año70 A.C. Roma era todavía una República, la cual ponía límites muy estrictos a lo que sus gobernantes podían o hacer y mas importante aún a aquello que NO PODÍAN HACER. Pero Crassus no tenía ninguna intención de soportar tales límites a su poder personal, e ideó un plan.

Crassus hizo uso de la revuelta de esclavos, llevada a cabo por Espartaco, para golpear con el terror los corazones de Roma cuya guarnición Espartaco ya había derrotado en batalla. Pero Espartaco no tenía ninguna intención de marchar sobre la misma Roma, un movimiento que el sabía era suicida. Espartaco y su grupo no deseaban nada con el imperio romano y habían planeado, desde el principio, meramente saquear bastante dinero de sus dueños anteriores en el campo italiano para contratar una flota mercenaria en las cuales podrían navegar hacia la libertad.

Navegar lejos era la última cosa que Crassus quería que Espartaco hiciera. Él necesitaba a un enemigo conveniente con el cual podría aterrorizar a la propia Roma, para su ganancia política personal. Así que Crassus sobornó la flota mercenaria, para que partiera sin Espartaco, luego posicionó dos legiones romanas de tal manera que Espartaco no tuvo otra opción que marchar sobre Roma.

Aterrados por la inminente llegada del ejército más temido de gladiadores, Roma declaró a Crassus Praetor. Crassus aplastó al ejército de Espartaco y entonces aunque Pompeyo tomó el crédito, Crassus fue elegido Cónsul de Roma al año siguiente.

Con esta maniobra, los romanos entregaron su forma republicana de gobierno. Pronto surgiría el primer Triunvirato, con Crassus, Pompeyo y Julius Caesar, seguido de los Dioses-Emperadores de Roma.



Cicerón

Los romanos fueron engañados para entregar su república y aceptar las reglas de los Emperadores.
El antagonista político de Julius César, Cicerón, por todos sus logros literarios, jugó el mismo juego en su campaña contra Julius Caesar, declarando que Roma estaba cayendo víctima de una "inmensa conspiración derechista" interna, en que cualquiera que expresara el deseo legislativo de limitar al gobierno, era sostenida como una conducta sospechosa.
Cicerón para demostrar a los romanos cuan insegura se había convertido Roma, contrató gamberros para causar tanta perturbación como fuese posible, e hizo campaña con la promesa de acabar con tanta disputa interior si era elegido y garantizar poderes extraordinarios.



Hitler

Lo que Cicerón sólo soñó, Adolph Hitler tuvo éxito en llevarlo a cabo. El Canciller elegido de Alemania, Hitler, como Crassus, no tenía intenciones de vivir con los estrictos límites a su poder impuestos por la ley alemana.
A diferencia de Cicerón los gamberros de Hitler eran fáciles de reconocer; todos ellos vistieron las mismas camisas café castaño.
Pero sus acciones no eran de ninguna manera diferente que aquéllas de sus predecesores romanos. Ellos organizaron palizas, incendios, causando tantos problemas como pudieron, mientras tanto Hitler daba discursos que prometían que él podría acabar con la ola del crímenes de subversivos y terrorismo si se le concedían poderes extraordinarios.

Entonces ardió el Reichstag; un organizado ataque terrorista.
El Reichstag ardiendo
Los alemanes fueron engañados a entregar su república y aceptar el control total del Der Fuhrer.

Las escuelas patrocinadas por el estado jamás le dirán esto, ya que los gobiernos confían rutinariamente en estos engaños para vender sus agendas a un público renuente. Los romanos aceptaron a los Emperadores y los alemanes aceptaron a Hitler no porque ellos quisieran, sino por las cuidadosas ilusiones de amenazas que parecían no dejar ninguna otra opción.

Nuestro gobierno, EE.UU., también usa el engaño para crear la ilusión que Nosotros El Pueblo no tenemos otra opción que el camino que ellos nos han señalado.



El hundimiento del Maine

En 1898, Joseph Pulitzer del New York World y William Randolph Hearst del New York Journal estaban abogando por una intervención norteamericana en Cuba. Se informa que Hearst, había despachado un fotógrafo a Cuba para fotografiar la próxima guerra con España.
Cuando el fotógrafo preguntó simplemente qué cual podría ser esa guerra, se dice que Hearst contestó:
"Usted tome las fotografías, y yo proporcionaré la guerra".
Hearst era sincero en sus palabras, cuando su periódico publicó reportajes de grandes atrocidades que se cometían contra personas cubanas, la mayoría de ellas resultaron ser fabricaciones completas.

En la noche del 15 de febrero de 1898, el USS Maine, anclado en el puerto de La Habana, en una muestra de la resolución norteamericana de proteger sus intereses, explotó violentamente, el Capitán del Maine, instó que no se hicieran presunciones de ataque enemigo hasta que no tuviese lugar una investigación completa de las causas de la explosión.
Por esto, el Capitán Sigsbee fue criticado por la prensa por "negarse a ver lo obvio". La Publicación mensual Atlántica declara inmediatamente, que suponer que la explosión pudo ser algo diferente que un acto deliberado de España era "completamente en desafío con las leyes de probabilidad."

Bajo el eslogan "Recuerde el Maine", los norteamericanos fueron a la guerra con España, ganando las Filipinas (y anexando Hawai en el camino).

En 1975, una investigación llevada a cabo por Almirante Hyman Rickover examinó los datos recuperados en 1911, de la investigación de los restos del naufragio y concluyó que no hubo evidencias de una explosión externa. La causa más probable del hundimiento fue una explosión de polvo de carbón, de una carbonera imprudentemente localizada junto al polvorín de la nave.
La caución del Capitán Sigsbee había sido bien fundada.



Roosevelt

El Presidente Franklin Delano Roosevelt necesitaba una guerra. Él necesitaba la fiebre de una guerra grande, para enmascarar los síntomas de una economía aún mortalmente enferma, que se recupera tras la Gran Depresión (y mutando al mismo tiempo hacia el Socialismo). Roosevelt quiso una guerra con Alemania para detener a Hitler, pero a pesar de varias provocaciones en el Atlántico, el pueblo norteamericano, que se mantenía luchando con una economía aproblemada, se opuso a cualquier guerra.
Roosevelt violó la neutralidad al prestar naves en arriendo e incluso ordenar el hundimiento de varias naves alemanas en el Atlántico, pero Hitler se negó a ser provocado.

Roosevelt necesitaba un enemigo y si Norteamérica no deseaba atacar a ese enemigo de buenas ganas, entonces uno de ellos, tendría que ser manipulado para que atacara a Norteamérica, tal como Marcus Licinius Crassus manipuló a Espartaco para atacar Roma.

El camino abierto a la guerra fue creado cuando Japón firmó el acuerdo tripartito con Italia y Alemania, con todas las partes empeñadas en la defensa mutua. Considerando que Hitler nunca declararía la guerra a los Estados Unidos, sin importar cual fuese la provocación, los medios para obligar a Japón a declarar la guerra estuvo prontamente a mano.

El primer paso fue el embargo de petróleo y acero a Japón, usando la guerra de Japón en el continente asiático como razón. Esto obligó a Japón a considerar tomar la región rica en petróleo y minerales de Indonesia.
Con las fuerzas militares europeas exhaustas por la guerra en Europa, los Estados Unidos eran el único poder en el Pacífico capaz detener a Japón de invadir las Indias Orientales holandesas, moviendo la flota del Pacífico desde San Diego al Pearl Harbor, Hawai, Roosevelt hizo de un ataque preventivo sobre esa flota el primer paso obligatorio en cualquier plan japonés para extender su imperio en el "sureño área de recursos".

Roosevelt acorraló a Japón completamente tal como Crassus había acorralado a Espartaco. Japón necesitaba el petróleo. Ellos tenían que invadir Indonesia para conseguirlo y para hacerlo tendrían que quitar primero la amenaza de la flota americana en Pearl Harbor. Realmente allí jamás tuvieron otro camino.

Para encender la rabia en el pueblo americano tanto como fue posible, Roosevelt necesitaba que un primer ataque abierto de Japón, debería ser tan sangriento como posible, que se pareciera mucho al ataque furtivo que los japoneses le habían hecho a los rusos.
De ese momento hasta el ataque a Pearl Harbor, Roosevelt y sus socios se aseguraron que los comandantes en Hawai, el General Short y el Almirante Kimmel, fueran mantenidos ignorantes de la situación de la flota japonesa y sus intenciones, luego se les acuso más tarde por el ataque. (El congreso los exoneró recientemente a ambos, a Short y a Kimmel restaurándoles sus rangos póstumamente).

Pero tal como la dirección del Ejército concluyó en su momento y los documentos desclasificados posteriores confirmaron, Washington DC supo que el ataque venía, supo exactamente donde se encontraba la flota japonesa y supo hacia donde se dirigía.

¡El 29 de Noviembre el ministro de Relaciones exteriores Hull mostró al reportero de United Press, Joe Leib un mensaje con la hora y lugar del ataque y el New York Times en su edición especial del 12/08/1941 sobre Pearl Harbor, página 13, informa que la hora y el lugar del ataque eran previamente conocidos!
[Nota: ahora se sabe, además, en un nuevo hallazgo, que EE.UU. atacó y hundió un submarino japonés lo cual llevó a los japoneses atacar la flota. AW]



Ataque a Pearl Harbor

La repetida historia que la flota japonesa mantuvo silenciadas sus trasmisiones de radio en su navegación hacia Hawai fue una mentira.
Entre otras intercepciones de radio que aún se guardan en los archivos, se encuentra el mensaje NO CODIFICADO POR LOS JAPONESES y enviado por el petrolero japonés "Shirya" que dice:
"en ruta a la posición 30.00 N, 154.20 E. Expectativas para llegar a ese punto el 3 diciembre." (cerca de Hawai)
El Presidente Lyndon Johnson quiso una guerra en Vietnam. La necesitaba para ayudar a sus amigos que poseían compañías de armamento para mover un poco sus negocios. La necesitaba para conseguir que el Pentágono y CIA dejaran de intentar invadir Cuba.
Y por sobre todo el necesitaba una provocación para convencer al pueblo norteamericano que no había realmente "ninguna otra opción."

El 5 de agosto de 1964, los periódicos de Norteamérica informaron de "ataques reiterados" contra destructores americanos que operaban en las aguas Vietnamitas, específicamente en el Golfo de Tonkin. La historia oficial fue que torpederas de Vietnam del Norte lanzaron un "ataque no provocado" contra el USS Maddox mientras se encontraba en "patrulla rutinaria".

La verdad es que el USS Maddox estaba envuelto en una agresiva labor de inteligencia en coordinación con actuales ataques de Vietnam del Sur y la Fuerza Aérea de Laos contra blancos en Vietnam del Norte. La verdad es que no hubo ataque de torpederas vietnamitas contra el USS Maddox.

El capitán John J. Herrick, Comandante de la Fuerza de Tarea el Golfo de Tonkin, envió un cable a Washington DC donde informaba que la alarma fue el resultado de un “sobre excitado” hombre a cargo del sonar, que entró en pánico al confundir el ruido de la hélice de su propio barco con un torpedo.
Pero a pesar de contar con la información que la alarma era falsa, Lyndon Johnson hablo por los canales de TV esa noche, para dar a conocer el inicio de ataques aéreos contra Vietnam del Norte, "en venganza" por los ataques que nunca ocurrieron.



Bush

El Presidente George Bush (padre) quería una guerra en Irak. Tal como Crassus, George Bush es motivado por el dinero. Específicamente el dinero del petróleo. Pero con la alianza de la OPEP que no podía controlar los límites de producción en el Medio Oriente, el mercado estaba con una sobre oferta por el petróleo bombeado desde Irak que tenía aproximadamente 1/3 de las reservas de petróleo de toda la región.

George Bush deseaba una guerra para detener ese flujo de petróleo y mantener así los precios (y las ganancias) de mayores caídas que las que tenía en ese instante. Pero tal como Roosevelt el necesitaba un primer movimiento del "otro lado".

Irak había estado intentando adquirir una acceso mayor al Golfo Pérsico durante mucho tiempo y se sentía limitado, confinado a una tira estrecha de tierra a lo largo de la frontera norteña de Kuwait, lo cual ponía los intereses Iraquíes en una proximidad peligrosa con el hostil Iran.
George Bush que había estado armando a Irak secretamente durante su guerra con Irán, hizo saber a Irak, vía April Glaspie (ver trascripción de la entrevista con Saddam Hussein en http://www.whatreallyhappened.com/ARTICLE5/april.html) enviada de los EE.UU., que Estados Unidos no intervendría si Saddam Hussein tomara una gran parte de Kuwait.

Saddam cayó en la trampa e invadió.

Claro, los norteamericanos no estaban a punto para enviar a sus hijos e hijas a que arriesgaran sus vidas por los productos de petróleo. ¡Así que George Bush montó la farsa, usando una empresa de relaciones pública que se ha enriquecido con el dinero de los contribuyentes, siendo los mentirosos más trabajadores y creativos!
La empresa de relaciones públicas preparó un fraude monumental, en que la hija del Embajador Kuwaití en los Estados Unidos, fue presentada en TV pretendiendo ser una enfermera, que relataba una historia de horror en que las tropas Iraquíes saquearon las incubadoras de un hospital Kuwaití, dejando morir a los bebés prematuros en el frío suelo.
Los medios de comunicación, parte del fraude desde su inicio, nunca se molestaron en preguntar porqué la "enfermera" no recogió simplemente los bebés y los envolvió en mantas o algo así.

Enfurecidos por la historia de las incubadoras, los norteamericanos apoyaron la "Tormenta de Desierto" la cual nunca removió a Saddam Hussein del poder pero que si logró sacar el petróleo de Kuwait fuera del mercado durante casi 2 años y limitó la exportación de petróleo Iraquí hasta el día de hoy. Que nuestros hijos e hijas volvieran a casa con serias y prolongadas enfermedades médicas, no fue al parecer un precio demasiado alto pagado por los aumentos en las ganancias de las compañías petroleras.

Posterior a la victoria en Irak otra guerra parecía estar en oferta en las regiones ricas en minerales de Bosnia.
Nuevamente una farsa fue usada para crear el apoyo a la acción militar.



Los falsos prisioneros en desnutrición

La fotografía a la derecha de Fikret Alic que mira fijamente a través de un cerco de alambres de púas, fue usada para "demostrar" la existencia en estos días, de "Campos de Concentración". Tal como el titular de "Belsen 92" indica, se hicieron todas las posibles asociaciones con los horrores Nazis, para vender la necesidad de enviar más tropas norteamericanas aún en la nación de cualquiera.

Pero cuando los periodistas alemanes fueron a Trnopolje, el sitio del supuesto Campo de Concentración para filmar un documental, descubrieron que la fotografía ¡era una falsificación!
El campamento Trnopolje no era un campo de concentración pero si un centro de refugiados, ni estaba rodeado de alambre de púas.
El examen cuidadoso de la fotografía original reveló que el fotógrafo tomó la fotografía a través de una sección rota del cerco que rodea un cobertizo de herramientas. Era el fotógrafo quien estaba en el interior, mientras fotografiaba afuera a los refugiados.

Una vez más, se habían engañado a los norteamericanos en apoyar acciones que de otra forma no podrían haber estado de acuerdo.

Mientras varios Presidentes americanos han comenzado ex profeso las guerras para propósitos personales, quizás ningún Presidente alguna vez, las ha llevado al extremo como lo hizo Bill Clinton.



Clinton

Coincidente con la esperada declaración pública de Mónica Lewinsky que daría su testimonio, Bill Clinton ordenó un ataque con misiles crucero contra Sudán y Afganistán, mientras declaraba que tenía pruebas irrefutables que el extraordinario y terrible monstruo (y anterior aliado Afgano) Osama Bin Laden estaba creando allí armas químicas terroristas.

El examen de las fotografías de las ruinas no reveló ninguna estructura que uno esperaría encontrar en un laboratorio que trabaja materiales para fabricar armas letales. Las convicciones de la CIA que ellos tenían pruebas del terreno y que eran positivas con respecto a armas biológicas cayó al suelo cuando fue revelado que no había ningún lugar con tierra suelta cercano a la facilidad pre-bombardeada.
Sudán pidió que observadores internacionales vinieran a investigar los restos de la fábrica por cualquier señal de gas nervioso que Clinton había insistido se fabricaba allí. Ningún indicio fue encontrado. La planta de Sudan era una inofensiva fábrica de aspirinas y el dueño ha presentado una demanda por los daño y perjuicios.

Después de la investigación del sitio atacado en Afganistán, reveló ser una mezquita.

Entretanto, volviendo atrás en Kosovo, las historias sobre genocidio y atrocidades estaban inundando los medios de comunicación (a tiempo para distraer de la turbaciones de Sudan), pavorosas y sensacionalistas y tal como resulta a menudo ser, ficticias como la mayoría de las historias de William Randolph Hearst sobre las atrocidades contra los cubanos.

De nuevo, el gobierno y los medios de comunicación estaban engañando a los norteamericanos [y al mundo AW]. La fotografía anterior se mostró en todos los canales norteamericanos, mientras se afirmaba que pertenecían a un MIG de Slobodan Milosovic, derribado mientras atacaba a civiles.
¡Un examen más cercano muestra que ha sido pintado en inglés!
El Falso MIG
Tal como en Alemania bajo el Canciller Hitler, ha habido eventos en nuestra nación que provocan el miedo en los corazones de los ciudadanos, como la bomba en el World Trade Center, el de OK City Federal Building y la bomba en el Olympic Park (muy bien cronometrada para desviar la atención de los medios de comunicación de los testimonios de testigos en el derribamiento con misiles del vuelo TWA 800).
Los medios de comunicación han sido muy rápidos para culpar de tales eventos a los "radicales", "subversivos", "seguras conspiraciones derechistas" y otros "enemigos en nuestro medio", ninguna diferencia con las mentira que fueron usadas por Cicerón o Hitler.

Pero en un examen más detenido, tales "eventos de terroristas domésticos" no parecen ser lo que ellos pretenden que son. El FBI tenía un informante al interior de aquellos que pusieron la bomba en el World Trade Center, Emad Salam que ofreció sabotear la bomba.
¡El FBI le dijo "NO".
El llamado "hot bed" (cama caliente) del separatismo blanco en la Ciudad de Elohim, hogar ocasional de Tim McVeigh en las semanas previas al Oklahoma City Federal Building fue fundada y estaba siendo administrada por un informante de FBI!
Los camiones del ataque al FBI en Oklahoma en un sitio militar
Y nadie ha explicado aún lo que un segundo camión Ryder estaba haciendo en un campamento secreto, a medio camino entre la Ciudad de Elohim y la Ciudad de Oklahoma dos semanas antes del bombardeo.

Así, aquí estamos hoy.
Como los romanos del tiempo de Crassus y Cicerón, o los alemanes bajo un recientemente elegido Hitler, estamos siendo advertidos que un enemigo peligroso nos amenaza, implacable, invisible, omnipresente, e invulnerable mientras que nuestro gobierno esté atado de manos por ese viejo y tonto Acta de Derechos. Ya han aparecido artículos que debaten si "medidas extraordinarias" (es decir la tortura) no se justificarían totalmente bajo ciertas circunstancias como estas, que pretenden enfrentamos ahora.

Como fue el caso en Roma y Alemania, el gobierno continúa suplicándole al público por una expansión de su poder y autoridad, "para manejar la crisis".

Sin embargo, tal como los cronómetros “Casio” (usados por los secuestradores) desfilan delante de las cámaras y los graves tonos de las horribles advertencias constantes de las cabezas parlanchinas, es legítimo simplemente cuestionar cuán real es la crisis, y cuánto de ellas es el resultado de maquinaciones políticas llevadas cabo por nuestros propios líderes.
  • ¿Son los terroristas realmente una amenaza o son simplemente actores contratados con bombas y relojes "Casio", pagados por Cicerón y a quienes Hitler les entregó camisas color café castaño?
  • ¿Tiene el terrorismo en Estados Unidos un origen foráneo o es una fase de una manejada producción, diseñada para hacer creer a los norteamericanos que no existe ninguna otra opción que rendir la Republica y aceptar el control totalitario de un nuevo emperador o un nuevo Furher?
Una vez perdida, los romanos nunca recuperaron su República. Una vez perdida, los alemanes nunca recuperaron su República.
En ambos casos, la nación tuvo que colapsar totalmente antes de que se restaurara la libertad de las personas.
  • Recuerde eso cuando Crassus le dice que Espartaco se acerca.
  • Recuerde eso cuando los brutos en las calles actúan claramente de una manera diseñada para provocar el miedo público.
  • Recuerde eso cuando arda el Reichstag.
Publicar un comentario