Solzhenitsyn

“Los dirigentes bolcheviques que tomaron Rusia no eran rusos, ellos odiaban a los rusos y a los cristianos. Impulsados por el odio étnico torturaron y mataron a millones de rusos, sin pizca de remordimiento… El bolchevismo ha comprometido la mayor masacre humana de todos los tiempos. El hecho de que la mayor parte del mundo ignore o sea indiferente a este enorme crimen es prueba de que el dominio del mundo está en manos de sus autores“. Solzhenitsyn

Izquierda-Derecha

El espectro político Izquierda-Derecha es nuestra creación. En realidad, refleja cuidadosamente nuestra minuciosa polarización artificial de la sociedad, dividida en cuestiones menores que impiden que se perciba nuestro poder - (La Tecnocracia oculta del Poder)

viernes, 11 de diciembre de 2009

La conquista sionista de los EEUU




por Bob Finch
10 de abril 2008
de la web IraqWar

América perdió la guerra de Vietnam pero nunca ha sido invadida o conquistada por fuerzas externas desde su declaración de independencia. Pero desde la II Guerra Mundial y, en particular desde el establecimiento del estado terrorista de Israel, ha sido conquistada desde dentro. Los Wasps (Blancos protestantes anglosajones) ya no tienen un control significativo de la política norteamericana o de su política exterior.

Los israelíes norteamericanos controlan el partido republicano y el demócrata, e incluso a los verdes. Controlan el ala izquierda de la política norteamericana (Noam Chomsky, Stephen Zunes) casi tanto como controlan a la extrema derecha. Controlan el Congreso. Jack Abramoff tenía en nómina a 60 miembros del Congreso. Y no eran miembros insignificantes pues entre otros financiaba a Tom Delay que suministraba la base de poder de Dick Cheney.

Los Israelíes no solo financian a los goyims norteamericanos, sino también a los terroristas del estado de los solo judíos. Y esta es la influencia de solo un judío millonario. Si se tienen en consideración también a la AIPAC y a los otros grupos judíos de presión de los EEUU, cuya primera lealtad es con Israel, entonces los judíos están financiando casi a todos los miembros del Congreso.

Cuando los políticos norteamericanos hablan de defender a su país de las amenazas exteriores, lo que realmente quieren decir, es defender a Israel de cualquier desafío.

Los israelíes controlaban gran parte de la administración Bush.
"Los neocones … controlan la Oficina del Presidente, la del Vice-Presidente, el Departamento de Estado, el Departmento de Defensa, y el aparato del estado policial conocido como "Homeland Security."
(Paul Craig Roberts ‘Outfoxed by bin Laden’ http://www.antiwar.com/roberts/?articleid=4898).
Wayne Madsen cree que están intentando controlar la super secreta National Security Agency (NSA) - el principal organismo de vigilancia de los EEUU.
"Lo que preocupa a varios oficiales de la NSA es que con varios neocones pro-Israel dento de la CIA, la Defense Intelligence Agency (DIA), el Departamento de Estado, y el Consejo de Seguridad Nacional, la NSA está madura para ser infiltrada por la inteligencia de Israel. Con empresarios externos dentro de la NSA y con una importante opeación de espionaje israelí descubierta en el Pentágono, una vez más hay temor dentro de la NSA que los servicios de intelligencia del Mossad puedan intentar de nuevo penetrar en el "Fort Knox" de tesoros y secretos de inteligencia de los EEUU."
(Wayne Madsen ‘The Neocon power grab at NSA and an attempt to stifle the press’ http://www.onlinejournal.com/Special_Reports/052405Madsen/052405madsen.html).
Los israelíes poseen y controlan los medios de comunicación de los EEUU. Forman el mayor grupo de millonarios de los EEUU y financian una amplia red de organizaciones de investifgación política que conforman los puntos de vista de los medios de comunicación que poseen judíos y los puntos de vista de los políticos financiados por ellos.

En 1950 en los EEUU, como en muchos otros paises occidentales, era tabú para la gente hablar de ciertos temas, como por ejemplo la homosexualidad, el incesto, la violación masculina, etc, etc. Hoy en día nadie se lo pensaría dos veces antes de discutir sobre esos temas. Los únicos tabúes actuales en Occidente tienen que ver con los judíos. Es tabú hablar de la
financiación judía de los partidos políticos (en Norteamérica y Gran Bretaña). Es tabú hablar de la influencia del lobby judío sobre los políticos norteamericanos. Es tabú hablar de los intentos judíos de tomar el control del sistema político y económico de Rusia. Es tabú hablar de los pagos que los EEUU hacen a sus amos judíos en Israel.
"El Congreso, la rama Ejecutiva, los gobiernos estatales y locales, los medios de comunicación nacionales y locales, tdoos están bajo la influencia de la agenda de los "lobbies" judíos pro-Israel, hasta el punto de que casi nadie se atreve a criticar a Israel o a sus representantes en los EEUU."
(James Petras ‘The meaning of war: A heterodox perspective’ http://www.rebelion.org/noticia.php?id=12606).
Los israelíes incluso han transformado el Cristianismo en los EEUU. Ahora hay decenas de millones de cristianos sionistas que creen en el dios sionista de la venganza antes que en el dios cristiano del perdón. Ya no viven en un planeta donado por Dios, sino que se centran en la tierra donada por Dios en Palestina. La devoción de estos sionistas descristianizados a la sagrada tierra judía en Palestina para solo los judíos es tal, que uno de ellos expresó en una conferencia la consecuencia lógica de sus creencias.
'Amo a América,' dijo Arthur, con voz temblorosa por la emoción. 'Pero si tuviera que elegir entre Israel y América, elegiría a Israel.'" (autor sionista cristiasno Kay Arthur, del Ministerio de los Preceptos, citado por Justin Raimondo ‘Putting Israel First’ http://www.antiwar.com/blog/index.php?id=0).
No hay duda que el Ejército norteamericano es de lejos el más poderoso del mundo. Pero quién lo controla es otro asunto. Los políticos norteamericanos dictan la política militar, y no son los wasps sino los israelíes - agentes de Israel. Por tanto, Israel controla a los políticos norteamericanos y al Ejército norteamericano, el cual guerrea por la dominación mundial judía.

No hay un Imperio norteamericano. América no tiene un imperio. Por el contrario, América forma parte del Imperio judío, el cual dicta las políticas internas y externas de los EEUU. La política de los EEUU en Oriente Medio no favorece en nada a los intereses nacionales de los EEUU – por el contrario, en los últimos 40 años EEUU se ha visto forzado a luchar por los intereses de su amo judío. En la guerra del Yom Kippur de 1973 los norteamericanos fueron forzados a apoyar a Israel contra los ejércitos árabes circundantes, lo que condujo al boicot del petróleo árabe que llevó a una recesión económica mundial que duró una década.
...

La batalla por la independencia de los EEUU se perdió antes de que la mayoría de los norteamericanos se diera cuenta que estaban siendo atacados.

América ahora es la colonia más poderosa del Imperio judío.
"El saber convencional falla con las guerras de los EEUU en Oriente Medio, dicho saber concibde que los poderes imperiales dictan la política de los poderes regionales menores. La razón de que no se aplique el sentido común en este caso es porque no se considera el fenómeno singular (al menos en la historia reciente) de la estructura de creación política en los EEUU – el rol activo de una minoría privilegiada e influyente, fuertemente incrustada en la estructura política, y cuya lealtad primaria es hacia otro estado.

Es como si el estado de Israel hubiera ‘colonizado’ las principales esferas del poder político del estado imperial. Estos ‘colonos’, no obstante, no son exactamente transplantes o emigrantes procedentes de su "país natal". Más bien han crecido y se han educado en el centro imperial, han conseguido empleos lucrativos en los EEUU, y han sido, en la mayoría de los casos, fuertes partidarios del expansionismo y militarismo de los EEUU. Se han elevado e influyen en las más altas esferas del poder político. No han sido discriminados ni han sufrido ninguna exclusión social o económica. No han sido marginados - están integrados en los centros de poder. Sin embargo se han separado del resto de los ciudadanos de los EEUU, y creen que tienen una misión especial - de ser primero judíos y apoyar incondicionalmente a Israel y a todas sus proyecciones internacionales de poder. ¿Cómo se puede explicar este abrazo irracional de un estado militarista por un grupo de individuos que solo comparten en parte su vida y destino?"
(James Petras ‘The meaning of war: A heterodox perspective’ http://www.rebelion.org/noticia.php?id=12606).
...
Publicar un comentario