Solzhenitsyn

“Los dirigentes bolcheviques que tomaron Rusia no eran rusos, ellos odiaban a los rusos y a los cristianos. Impulsados por el odio étnico torturaron y mataron a millones de rusos, sin pizca de remordimiento… El bolchevismo ha comprometido la mayor masacre humana de todos los tiempos. El hecho de que la mayor parte del mundo ignore o sea indiferente a este enorme crimen es prueba de que el dominio del mundo está en manos de sus autores“. Solzhenitsyn

Izquierda-Derecha

El espectro político Izquierda-Derecha es nuestra creación. En realidad, refleja cuidadosamente nuestra minuciosa polarización artificial de la sociedad, dividida en cuestiones menores que impiden que se perciba nuestro poder - (La Tecnocracia oculta del Poder)

miércoles, 22 de septiembre de 2010

La gran impostura (VI)

Viene de aquí.

LOS NEGOCIOS CONTINÚAN

El 7 de octubre de 2001 George W. Bush interviene solemnemente en televisión. Su discurso no es retransmitido desde el despacho oval, sino desde la sala de tratados de la Casa Blanca: la guerra acaba de empezar 1.

«Por orden mía, las fuerzas armadas de Estados Unidos han empezado a atacar los campamentos terroristas de al-Qaeda y las instalaciones militares del régimen talibán en Afganistán. Estas acciones, dirigidas cuidadosamente, han sido concebidas para impedir que Afganistán sea utilizado como base de operaciones, y también para atacar la capacidad militar del régimen talibán.
»Nos acompaña en esta operación nuestro fiel amigo, Gran Bretaña. Otros buenos amigos, especialmente Canadá, Australia, Alemania y Francia, han prometido suministrar fuerzas a medida que se desarrolle la operación. Más de cuarenta países de Oriente Medio, África, Europa y Asia han otorgado derechos de tránsito aéreo y aterrizaje. Muchos más han compartido con nosotros datos de sus servicios de información. Nos respalda la voluntad colectiva del mundo.
»Hace más de dos semanas les presenté a los líderes talibanes una serie de demandas claras y específicas: cerrad los campos de entrenamiento de terroristas; entregad a los líderes de la red al-Qaeda; y liberad a todos los ciudadanos extranjeros, entre ellos los ciudadanos estadounidenses que están detenidos injustamente en su país. Ninguna de estas demandas ha sido cumplida.Y ahora los talibanes lo pagarán. (...)
»E1 pueblo oprimido de Afganistán conocerá la generosidad de Estados Unidos y sus aliados. A medida que ataquemos objetivos militares, también dejaremos caer comida, medicamentos y provisiones para los hombres, mujeres y niños que en Afganistán sufren hambre.
»Estados Unidos es un amigo del pueblo afgano, y somos amigos de los casi mil millones de personas de todo el mundo que profesan la fe islámica. Estados Unidos es enemigo de aquellos que ayudan a los terroristas y los criminales bárbaros que profanan una gran religión al cometer asesinatos en su nombre. (...)
»No hemos pedido esta misión, pero la llevaremos a cabo. (...)»

En Londres Tony Blair se dirige a los británicos desde el número 10 de Downing Street. Confirma que tropas de Su Majestad luchan junto a los norteamericanos.


Mientras una lluvia de fuego se abate sobre Kabul, Al-Yazira, la cadena de información continua de Qatar, difunde una respuesta grabada de Osama bin Laden 2:

«Estados Unidos ha sido golpeado por Alá en su punto más vulnerable, destruyendo, gracias a Alá, sus construcciones más prestigiosas y le damos gracias a Alá por eso. Estados Unidos está sembrada de terror de norte al sur y de este a oeste y le damos gracias a Alá por eso. Alá ha dirigido el paso de un grupo de musulmanes, un grupo de vanguardistas que han destruido Norteamérica y le imploramos a Alá que eleve su rango y los acoja en el paraíso. (...)Tras lo sucedido y después de lo que los altos responsables de Estados Unidos, con el jefe de los impíos del mundo a la cabeza, Bush, han dicho, y después de movilizar a sus hombres y a sus caballos (sic) y levantar contra nosotros a los países que pretenden ser musulmanes (...) han ido a combatir a un grupo que lucha por su religión y no se interesa por ese mundo, han salido a combatir al islam y agredir a los pueblos con la excusa del terrorismo.
»(...) Estos acontecimientos han dividido al mundo entero en dos partes: los que tienen fe y no tienen hipocresía y los impíos de los que Dios nos libre. Todo musulmán debe levantarse para defender su religión, ya que el viento de la fe y del cambio ha soplado para aniquilar la injusticia en la península de Muhammad [la península Arábiga, donde nació el profeta del islam].
»A Norteamérica le dirijo palabras contadas, juro por Alá que Norteamérica no conocerá nunca más la seguridad antes de que Palestina la conozca y antes de que todos los ejércitos occidentales ateos abandonen las tierras santas del islam».

Este diálogo mediático entre el presidente Bush y el agente de la CÍA Bin Laden confirma al mundo que la guerra de Afganistán es una respuesta a los atentados del 11 de septiembre: así pues, los negocios pueden empezar.

El hundimiento de la Unión Soviética y la independencia de los estados de Asia central reabrieron el «Gran Juego» 3. La expresión, forjada por Rudyard Kipling en el siglo XIX, designa las luchas de influencia que libraron los grandes imperios de la zona evitando así, tanto como les fue posible, enfrentarse directamente.

La zona posee reservas de petróleo y de gas muy importantes. En las montañas también hay piedras preciosas. Además, se cultiva adormidera 4.

Al acceder a la Casa Blanca, George W. Bush formó su equipo gubernamental con los grandes funcionarios del lobby del petróleo. Así, por ejemplo, la consejera nacional de Seguridad, Condoleezza Rice 5, antigua dirigente de Chevron-Texaco 6, o la secretaria de Interior, Gale Norton, representante de los intereses de BP-Amoco 7 y de la compañía saudí Delta Oil. Desde el 29 de enero de 2001, el vicepresidente Dick Cheney -antiguo presidente de Halliburton 8 (el primer suministrador de petróleo mundial)- instituyó un grupo de desarrollo de la política energética nacional (NEPD). Sus reuniones son ultraseguras: la lista de participantes es un secreto de Estado y está prohibido fijar por escrito los minutos de los debates. Todo lo que le rodea es tan misterioso que el Washington Post lo calificó rápidamente de «especie de sociedad secreta» 9.

Los comentaristas –que ignoraban aún lo que será la quiebra de Enron, primer agente mundial de energía- coinciden en considerar que el objetivo principal del NEPD es explotar los recursos de hidrocarburos del mar Caspio. La cuestión consistía en saber cómo transportar el gas y el petróleo sin tener que negociar con Rusia e Irán. La idea es construir un oleoducto para comunicar el mar Caspio con el Mediterráneo atravesando Azerbaiyán, Georgia y Turquía (proyecto «BTC» de Bakú-Tbilisi-Ceyhan). Mientras tanto, se realizará otro oleoducto para enlazar el Caspio con el mar Negro, desafortunadamente pasando por Rusia, que cobrará su diezmo. El oleoducto enlaza Tengiz con Novosibirsk y fue inaugurado el 27 de noviembre de 2001. Un tercer oleoducto, el más prometedor, debería enlazar el mar Caspio con el océano Indico (proyecto de la empresa UNOCAL con la ayuda de Delta Oil) 10. Pero hay un problema: deberá atravesar no sólo Pakistán, sino también Afganistán, presa de luchas intestinas desde que toda forma de Estado había desaparecido tras la debacle soviética. En diciembre de 1997, UNOCAL tuvo que suspender su proyecto frente a la incomprensión de los talibanes. Todos los intentos de desbloqueo habían fracasado desde entonces, por mucho que el vicepresidente de la empresa, John J. Maresca, fuera nombrado embajador de Estados Unidos en Afganistán.

Para lanzar de nuevo el tema, el secretario de Estado, Colin Powell, concede en mayo de 2001 una subvención de cuarenta y tres millones de dólares al régimen talibán para la reconversión de los campesinos cultivadores de adormidera.Tras obtener el acuerdo de la cumbre del G-8 en Genova (al que India asiste como observador), se organizan negociaciones multipartitas en Berlín que reúnen a norteamericanos, ingleses, pakistaníes, afganos y rusos. Alemania es la anfitriona, puesto que preside en la ONU el grupo de seguimiento de Afganistán. Pero ¿con qué afganos hay que discutir? ¿Con el gobierno legal del presidente Rabbani, reconocido internacionalmente, pero que no controla casi nada, o con el emirato islámico gobernado por una secta medieval, los talibanes? Se toma la decisión de invitar a estos últimos, violando la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que prohíbe recibirles. Con visados auténticos, los dignatarios talibanes aprovechan su paso por Alemania para predicar y cosechar fondos en Hamburgo.

Los talibanes 11 son una hermandad cerrada, una secta sunita, que profesa el retorno a un islam primitivo. Sus dirigentes son veteranos de la guerra contra los soviéticos, todos mutilados de guerra. Reconocen la autoridad de un mulá de campo, Omar, que jamás ha viajado en su vida y no conoce ni siquiera un tercio de su país. En el caos que siguió a la salida de los soviéticos, los talibanes lograron salir a flote apelando a las solidaridades étnicas: como la mayor parte de los jefes de los servicios secretos pakistaníes (ISI), son pastunes.

El mulá Omar se autoproclamó Comendador de los Creyentes y creó un emirato sólo reconocido por Pakistán, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos. Sin ninguna formación en relaciones internacionales se dirigen a algunos de sus amigos norteamericanos con los que lucharon contra los soviéticos. Así, están representados en las Naciones Unidas por Leila Helms, nieta de Richard Helms (director de la CÍA de 1966 a 1973). En política interior, los talibanes impusieron una disciplina de hierro a la población, discriminando a las mujeres y prohibiendo los actos impíos. Tras tolerar largamente el cultivo de la adormidera, lo prohibieron, privando a una parte de los campesinos de todo recurso. La secta concedió a Osama bin Laden una amplia porción de territorio.

Los talibanes, poco hechos a las costumbres diplomáticas, intentan negociar su reconocimiento internacional a cambio del paso del oleoducto. Viendo que se oponen a ello porque la ONU reconoce a otro gobierno para Afganistán -el del inconsistente presidente Rabbani-, rompen las negociaciones. Según la diplomático pakistaní, Niaz Naik, la delegación norteamericana se vuelve entonces amenazadora y anuncia a mediados de julio que las diferencias se arreglarán con las armas.

Estados Unidos prevé eliminar a los principales dirigentes de las facciones afganas, ya sea el mulá Omar o el comandante Masud (cuyo antiamericanismo es proverbial), y sustituirlos por un gobierno títere. Del fervor del ex rey Zaher Shah, antiguo monarca olvidado que termina su vida en el exilio en Roma, conseguirá una aparente legitimidad.

A mediados de julio las grandes potencias dan su acuerdo a este plan. Así, se puede leer en el comunicado final del encuentro entre Hubert Védrine (ministro francés de Asuntos Exteriores) y Francesc Vendrell (jefe de la Misión especial de Naciones Unidas para Afganistán), el 17 de julio de 2001: «Los dos responsables han explorado juntos las pistas que permitirían llevar a término una evolución favorable, en particular, el ánimo de que la comunidad internacional podría aportar a los esfuerzos del rey (sic) para reunir a su alrededor a representantes de la sociedad afgana. También han recordado la utilidad de reforzar el diálogo con Pakistán. Más allá, será preciso reflexionar naturalmente también sobre lo que supondría la reconstrucción de Afganistán, una vez haya terminado el conflicto (sic)»12.

¡Sí! ¡Desde el mes de julio se habla del soberano caído Zaher Shah como rey de Afganistán y se realizan debates paralelos sobre el «conflicto» y la «reconstrucción» del país!

Las negociaciones continúan en Londres, luego en Ginebra, abrigadas por el Business Humanitarian Forum 13 (sic) —cuyo presupuesto se ve ampliamente abultado por la petrolera UNOCAL—, pero con objetivos e invitados diferentes (entre los que se encuentran los japoneses, que esperan mucho de los yacimientos petroleros del Caspio). Como preveían los señores Védrine y Vendrell, ya no se prepara la paz, sino la guerra y la reconstrucción.

Temiendo una presión angloamericana demasiado fuerte, Pakistán busca nuevos aliados antes del inicio de la tormenta. Invita a una delegación china a Islamabad y le promete abrir una puerta a China hacia el océano índico a cambio de apoyo militar. Irritados, los angloamericanos deciden pasar a la ofensiva más rápido de lo previsto, en cualquier caso antes de que los chinos trastornen el Gran Juego 14. El mar de Omán es el escenario del mayor despliegue de la flota británica desde la guerra de las Malvinas, mientras que la OTAN encamina a cuarenta mil hombres a Egipto. El 9 de septiembre el carismático líder del Frente Islámico, el muy antiamericano comandante Masud, es asesinado 15. Los atentados del 11 de septiembre permiten disfrazar como una operación legítima lo que era sólo una clásica expedición colonial.

La operación tenía que llamarse «Infinite Justice» (literalmente «Justicia sin límites» o «Justicia infinita»), pero el efecto de comunicación resultó deplorable en el mundo musulmán. Por tanto, se llamó «Enduring Freedom» («Libertad duradera») 16. La operación es apoyada por una alianza diplomática de circunstancias, la Coalition Globale, que reúne a ciento treinta y seis estados 17 que habían ofrecido su apoyo militar a Estados Unidos 18. Los norteamericanos, recordando el estancamiento de los soviéticos en los combates por tierra durante la primera guerra de Afganistán (1979-1989), se abstienen de enviar a los soldados al lugar. Prefieren comprar a los señores de la guerra a precio de oro y enviarles a luchar en su lugar contra los talibanes. Este método supone evidentemente armar a facciones rivales violando el embargo de Naciones Unidas. Ante el rumbo de los acontecimientos, Rusia arma de forma masiva al Frente Islámico, mientras que Irán arma a los hazaris chiítas. La US Air Force se contenta con bombardear blancos para apoyar a las fuerzas antitalibanes, y a veces también para contenerlas. En efecto, los objetivos de guerra de los combatientes de las distintas facciones no tienen ninguna relación con los indicados por la Coalition Globale (detener a Osama bin Laden), ni con las ambiciones petroleras oficiosas.

Los angloamericanos cambian entonces de táctica. Recuperan el tradicional ataque con bombas bajo el que vitrifican a los inoportunos. Los talibanes son incapaces de mantener su dictadura en su territorio y se encuentran aislados en grupos diseminados. Simultáneamente, el Frente Islámico, rebautizado «Alianza del Norte» debido a las necesidades de la comunicación internacional, derriba las desorganizadas líneas de frente de los talibanes.

La US Air Force se ensaña entonces con los fugitivos. Los talibanes intentan reagruparse en Kandahar, mientras que los vencedores se libran a diversas masacres, especialmente en Mazar-i-Sharif bajo el mando del general Dostum. En definitiva, de uno a dos millares de fanáticos, talibanes y miembros de al-Qaeda, se reúnen y se esconden en las montañas deTora-Bora bajo un diluvio de acero, luego negocian su rendición a manos de sus amigos pakistaníes. En total, la aviación angloamericana ha efectuado cuatro mil setecientas salidas durante las que ha lanzado doce mil bombas, causando la muerte de más de diez mil combatientes 19 y «colateralmente», al menos, a unos mil civiles 20. La escalada militar conduce a la US Air Force a abandonar la teoría de los «objetivos concretos» y a utilizar armas de destrucción masiva, las bombas BLU-82 (llamadas «corta margaritas») 21, para neutralizar a los últimos combatientes diseminados en las montañas.

La guerra termina con la resolución 1378 22 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Fija el marco de portavoces de Bonn 23 (Alemania) donde las distintas facciones afganas acuerdan un nuevo gobierno 24. La mesa redonda establece una administración provisional que desea esté presidida por el ex rey Asir Shah. Este renuncia al cargo como estaba previsto y Hamid Karzai se convierte en primer ministro. Durante la guerra contra los soviéticos había estado relacionado personalmente con el director de la CÍA del momento, William Casey. Luego, emigró a Estados Unidos donde se hizo amigo de la familia Bush y fue contratado por una filial de UNOCAL 25. El general Abdel Rachid Dostum, llamado Gengis Khan debido a las atrocidades de las que se confesó culpable hace una veintena de años, logra unirse a tiempo a la Coalition Globale. Le funcionará bien: no será perseguido por crímenes de guerra, sino que se integrará en la nueva administración.

El dispositivo se valida, el 6 de diciembre de 2001, en virtud de la resolución 1383 26 del Consejo de Seguridad. Los cientos de miles de afganos que huyeron de su país para escapar a los bombardeos emprenden el camino de regreso.

La operación «Libertad Duradera» estuvo dirigida en el Consejo Nacional de Seguridad por Zalmay Khalilizad 27. Hijo de un consejero del ex rey Zahir Shah, cursó sus estudios en Estados Unidos, en la universidad de Chicago. Luchó en su país vinculado a la CÍA durante la guerra contra la Unión Soviética antes de nacionalizarse estadounidense y convertirse en consejero del Departamento de Estado con Ronald Reagan. Bajo la presidencia de Bush padre fue nombrado subsecretario de Defensa y desempeñó un papel clave en la operación «Tormenta del Desierto» contra Iraq. Durante el mandato de Clinton trabajó para la Rand Corporation y UNOCAL. Cuando las negociaciones iban viento en popa con los talibanes, se encargó de su defensa en el Washington Post escribiendo que «no practican en absoluto ese antiamericanismo que profesan los fundamentalistas iraníes». Cambió de punto de vista cuando se rompieron las negociaciones petroleras y se convirtió en el experto de referencia de la administración Bush después del 11 de septiembre 28. Al acabar la guerra, fue nombrado representante especial para Afganistán. Deberá encargarse de supervisar la construcción del tan codiciado oleoducto.

Se invita a la prensa internacional a visitar los vestigios de las instalaciones de los talibanes y al-Qaeda y ésta descubre miserables chozas donde se amontonan las armas heredadas de la guerra contra los soviéticos. Ningún periodista encuentra fábricas de producción de armas químicas y bacteriológicas, ni los centros de ensamblaje de bombas atómicas y aún menos las bases de lanzamiento de satélites denunciadas por Donald Rumsfeld.

En cuanto al mayor ejército del mundo, éste no encuentra al pretendido enemigo público n° 1 que había ido a detener, mientras que el mulá Omar huye en motocicleta a Pakistán.

Los negocios continúan. El cultivo de la adormidera puede florecer por fin con destino al mercado norteamericano 29. Y el 9 de febrero de 2002 Hamid Karzai y su homólogo pakistaní, el general Musharraf, cierran un acuerdo para la construcción del oleoducto de Asia central 30.

Continúa aquí.

NOTAS

1.-Presidential Adress to the Nation, 7 de octubre de 2001, http://www.whitehouse.gov/news/releases/2001/10/20011007-8.html

2.-Texto de la declaración de Osama Bin Laden, noticia AFP del 7 de octubre de 2001

3.-La expresión «El Gran Juego» fue puesta al día de nuevo por los artículos de Ahmed Rasrid en la Far Eastern Economk Review. Véase «The New Great Game in Muslim Central Asia», por M. Ehsan Ahrari, McNair Paper n° 47, (National Defense University, 1996), descargable en: http://www.ndu.edu/inss/macnair/mc-nair47/mcnair47.pdf : «Central Asia: A New Great Game?», por Dianne L. Smith (US Army War College, 1996), descargable en: http://carlisle-www.army.mil/usassi/ssipubs/pubs96/centasia/centasia.pdf «Jihadi Groups, Nuclear Pakistán, and the New Great Game», por Ehsan Ahrari (US Army War College, 2001), descargable en: http://carlisle-www.army.mil/usassi/ssipubs/pubs2001/jihadi/jihadi.pdf : véase también Les Rivalités autour du pétrole de la mer Caspienne par le Comité 4 de la 5le session de VInstituí des Hautes études de la Défense nationale, 1999 http://www.ihedn.fr

4.-«Taliban and the Drug Trade», por Richard F. Perl (Congressionnal Research Service, The Library of Congress, 5 de octubre de 2001), y «Central Asia: Drugs and Conflict» por el International Crisis Group; http://www.crisisweb.org/projects/asia/centralasia/reports/A400495_26112001-2.pdf

5.-«Critics Knock Naming Oil Tanker Condoleezza», por Carla Marinucci, en San Francisco Chronicle del 5 de abril de 2001

6.-La Sra. Rice era administradora y accionista de Chevron hasta su nombramiento en el Consejo Nacional de Seguridad. Chevron es la nueva denominación de la empresa fundada por John D. Rockefeller, Standard Oil of California, llamada Esso Standard. Chevron y Texaco se fusionaron el 9 de octubre de 2001, http://www.ChevronTexaco.com. Con 124.000 millones de euros de CA, la nueva empresa es la segunda multinacional estadounidense después de Exxon-Mobil (242.000 millones de euros de CA).

7.-BP (British Petroleum)-Amoco es el tercer grupo petrolero del mundo con un CA de 157.000 millones de euros, http://www.bp.com. BP-Amoco fusionó algunos de sus servicios en Europa con Mobil

8.-Web oficial: http://www.halliburton.com. Con 12.500 millones de euros de CA, Halliburton es el primer suministrador de petróleo mundial por delante de Schlumberger (diez mil millones de euros de CA)

9.-«Energy Task Force Works in Secret», por Dana Milbank y Eric Pianin, en el Washington Post del 16 de abril de 2001. http://www.washingtonpost.com

10.-Para llevar a cabo su proyecto, UNOCAL creó primero el consorcio Central Asia Gas (llamado CentGas) con Delta Oil, Gazprom yTurmenogaz. Chocó con la competencia inesperada de la argentina Bridas. Luego creó el Central Asian Oil Pipeline Project con la compañía saudí Delta Oil, el gobierno de Turkmenistán, la Petroleum (INPEX) de Indonesia, la compañía japonesa ITOCHU, la coreana Hyundai y la pakistaní Crescent Group

11.-L'Ombre des talibans, por Ahmed Rashid (Autrement, 2001).

12.-Rueda de prensa del 17 de julio de 2001, declaración del portavoz, Ministerio Francés de Asuntos Exteriores, http://www.diplomatie.gouv.fr/actual/declara-tions/pp/20010717.html

13.-Página oficial del Business Humanitarian Forum: http://www.bhforum.org

14.-«Interview video de Niaz Naik», por Benoít Califano, Pierre Trouillet y Guilhem Rondot (coproducción ITV - Dokumenta, octubre de 2001) no difundida.

15.-El asesinato de Shah Masud se mantuvo en secreto varios días y no fue revelado hasta después de los atentados en Estados Unidos. Entonces fue atribuido a Osama bin Laden. Ahora bien, la versión actual de su muerte no se corresponde del todo con los testimonios recogidos en caliente por la periodista francesa Francoise Causse. En ese momento, el entorno de Shah Masud atribuía más bien el asesinato a los servicios secretos pakistaníes

16.-Los mejores trabajos de síntesis sobre «Libertad duradera» son los del servicio de estudios del Parlamento británico: «11 September 2001, the Response» (Research Paper O1/72, 3 de octubre de 2001), «Operation Enduring Freedom and the Conflict in Afghanistan, an Update» (Research Paper 01/81, 31 de octubre de 2001) y «The Campaign against International Terrorism, Prospects after the Fall of theTaliban» (Research paper 01/112). Estos documentos se pueden descargar respectivamente en

17.-Para un análisis de los compromisos, estado por estado, cf. Operation Enduring Freedom: Foreign Pledges of Military & Intelligence Support, Congressional Research Service (The Library of Congress, 17 de octubre de 2001). Descargable en: http://www.fpc.gov/CRS REPS/crsfree.pdf.

18.-The Global War on Terrorism, The First 100 Days, documento oficial de los Coalition Information Centers. Descargable en: http://www.whitehouse.gov/news/releases/2001/12/100davreport.pdf

19.-Noticia AFP del 6 de diciembre de 2001

20.-Operation Enduring Freedom: Why a Higher Rate of Civilian Bombing Casualties, Projet on Déjense Altematives, Briefing Report #11 (18 de enero de 2002), http://www.comw.ors/oda/0201oef.html: «US Silence and Power of Weaponery Conceal Scale of Civilian Toll», en Sydney Morning Herald del 26 de enero de 2002, http://www.smh.comau: «Afghans are Still Dying as Air Strikes Go On. But No One Is Counting», por Ian Traynor, en The Guardian, http://www.guardian.co.uk: y «Civilian Toll in US Raids Put at 1,000», por John Donnelly y Anthony Shadid, en Boston Globe del 17 de febrero de 2002, http://www.boston.com/globe

21.-Las BLU-82 no fueron concebidas inicialmente para la lucha, ya que los daños que provocan son importantes y ciegos, sino para la ingeniería. Servían enVietnam para desforestar la selva y despejar zonas de aterrizaje de helicópteros

22.-Resolución 1378 del Consejo de Seguridad, descargable en: http://www.un.org/spanish/docs/sc01/sresl378.pdf

23.-Página oficial de las negociaciones de Bonn: http://www.uno.de/frieden/afghanistan/talks.htm Texto de Acuerdo de Bonn descarhable en: http://www.uno.de/frieden/afghanistan/talks/agreement.pdf

24.-«Strange Victory: a Critical Apraisal of Operation Enduring Freedom and the Afghanistan War», por Cari Conetta, Project on Defense Alternatives, monograph #6 (30 de enero de 2002). http://www.comw.org/Dda/0201strangevic.html

25.-«Afghanistan, the Taliban and the Bush Oil Team», por Wayne Madsen, en Democrats.com del 23 de enero de 2002. http://www.democrats.com

26.-Resolución 1383 del Consejo de Seguridad. Descargable en: http://www.un.org/spanish/docs/sc01/sres1383.pdf

27.-«The Roving Eye, Pipelineistan», investigación en dos partes de Pepe Escobar, en Asia Times de los 25 y 26 de enero de 2002, http://atimes.com

28.-Véase su perfil en «Bush's Favorite Afghan», de Jacob Weisberg, en Slate del 5 de octubre de 2001. http://slate.msm.com. y «New US Envoy to Kabul Lobbied forTaliban Oil Rights», por Kim Sengupta y Andrew Gumbel, en The Independent del 10 de enero de 2002, http://www.independent.co.uk. Léanse con atención los escritos de Zalmay Khalilzad: «Speech before the Los Angeles World Affairs Coun-cil» (9 de marzo de 2000) y el artículo coescrito con Daniel Byrman, «Afghanistan:The Consolidation of a Rogue State», en The Washington Quaterly (invierno 2000).

29.-«Opium Farmers Rejoice at Defeat of theTaliban»,por Richard Lloyd Parry en The Independent del 21 de noviembre de 2001, http://www.independent.co.uk: y «VictoriousWarlords Set to Open the Opium Floodgates», por Paul Harris, en The Observer del 25 de noviembre de 2001 (mismo URL que The Guardian, http://www.guardian.co.uk

30.-«Musharraf, Karzai Agree Major Oil Pipeline in Cooperation Pact» en Irish Times del 9 de febrero de 2002, http://ireland.com
Publicar un comentario