Solzhenitsyn

“Los dirigentes bolcheviques que tomaron Rusia no eran rusos, ellos odiaban a los rusos y a los cristianos. Impulsados por el odio étnico torturaron y mataron a millones de rusos, sin pizca de remordimiento… El bolchevismo ha comprometido la mayor masacre humana de todos los tiempos. El hecho de que la mayor parte del mundo ignore o sea indiferente a este enorme crimen es prueba de que el dominio del mundo está en manos de sus autores“. Solzhenitsyn

Izquierda-Derecha

El espectro político Izquierda-Derecha es nuestra creación. En realidad, refleja cuidadosamente nuestra minuciosa polarización artificial de la sociedad, dividida en cuestiones menores que impiden que se perciba nuestro poder - (La Tecnocracia oculta del Poder)

sábado, 8 de diciembre de 2007

Educación para la tiranía

A través de Freelance de Red Liberal me entero que la FAES ha publicado un análisis del libro de texto para la Educación para la Ciudadanía. Nadie se atreve a llamar a las cosas por su nombre, se trata de una conspiración, que ya viene de antiguo, para adoctrinar al público en ciertos valores de la izquierda. Esta conspiración no solo tiene carácter nacional, sino internacional y empezó al menos a principios del siglo pasado.


Los jóvenes creerán que el capitalismo es claramente malo, pero nadie les informará de los crímenes del Comunismo, su historia sangrienta, la negación de la libertad individual, la pobreza, el hambre, las colas para obtener comida y otros bienes básicos, la falta de libertades, la prohibición de la homosexualidad y tantas otras cosas.

Los jóvenes creerán que la civilización occidental es la única mala, que las demás culturas son mejores, nadie les informará de la falta de libertades de las otras culturas, su violencia, la opresión de la mujer, la persecución de la homosexualidad y en general la represión de los valores que la civilización occidental defiende. Se les hará creer que todos los males del Tercer Mundo son culpa nuestra, nadie les informará de la tremenda corrupción de sus dirigentes y de las dificultades que sus propias culturas les imponen para desarrollarse.

Los jóvenes creerán que no es necesario esforzarse, que mejor es divertirse, sumergirse en la noche con todos los peligros que ello conlleva para su salud y su libertad, principalmente por el abuso de drogas y alcohol.


Los jóvenes percibirán a las personas que pretendan inculcarles los valores del esfuerzo y la responsabilidad como autoritarias, fascistas y votantes del PP, o sea los malos a los que hay que evitar, ridiculizar y marginar.
Publicar un comentario