Solzhenitsyn

“Los dirigentes bolcheviques que tomaron Rusia no eran rusos, ellos odiaban a los rusos y a los cristianos. Impulsados por el odio étnico torturaron y mataron a millones de rusos, sin pizca de remordimiento… El bolchevismo ha comprometido la mayor masacre humana de todos los tiempos. El hecho de que la mayor parte del mundo ignore o sea indiferente a este enorme crimen es prueba de que el dominio del mundo está en manos de sus autores“. Solzhenitsyn

Izquierda-Derecha

El espectro político Izquierda-Derecha es nuestra creación. En realidad, refleja cuidadosamente nuestra minuciosa polarización artificial de la sociedad, dividida en cuestiones menores que impiden que se perciba nuestro poder - (La Tecnocracia oculta del Poder)

viernes, 7 de marzo de 2008

El Poder de las élites

En el libro The Power Elite, el sociólogo C. Wright Mills describe a estos individuos poderosos (pp. 3-4):

La élite en el poder se compone de individuos cuyas posiciones les permite trascender el ambiente de la gente ordinaria, están en situaciones de tomar decisiones que tienen importantes consecuencias...Pues están al mando de las principales jerarquías y organizaciones de la sociedad moderna. Gobiernan las grandes corporaciones. Conducen la maquinaria del Estado y tienen sus prerrogativas. Dirigen el poder militar. Ocupan los puestos de mando estratégicos de la estructura social, donde ahora se concentran los medios efectivos del poder y la riqueza y la celebridad que disfrutan. Hablar de oligarcas puede conjurar imágenes de los señores feudales. Sin embargo, un estudio de la Federal Reserve señala que el elitismo sigue bien vivo, en la "Tierra de los Libres", los EE.UU.
En Secrets of the Temple, el antiguo editor del Washington Post William Greider cita el siguiente estudio (p. 39):
...El 54 % del total neto de los activos financieros lo poseían el 2 % de las familias... y el 86 % por el 10 %; el 55 % de las familias de la muestra tenían una riqueza neta nula o negativa ...
Esta concentración de riqueza en tan pocas manos ciertamente sugiere que hay una clase dirigente. Es extremadamente ingenuo creer que esta élite no ejerece una gran influencia sobre la civilización.
El antiguo Director de la CIA, William Colby, reconoció la existencia de una red de "sangre azul". Cuando el antiguo Senador de Nebraska y héroe de la guerra de Vietnam, John W. DeCamp, investigaba la implicación de las élites en el abuso de niños, tráfico de drogas, tráfico de armas, y asesinato ritual satánico, Colby le advirtió sobre la aristocracia oculta y su poder (DeCamp, pp. ix-x):
"Lo que tienes que entender, John, es que en ocasiones hay fuerzas y acontecimientos demasiado grandes y poderosos, con tanto en juego para otras personas o instituciones, que no puedes hacer nada en relación a ellos, no importa lo malvados o equivocados que estén o lo que te impliques o lo sincero que seas o las pruebas que tengas. Esta es una de las duras realidades que debes afrontar. Has hecho tu parte. Has intentado exponer el mal.
Te ha herido terriblemente. Pero aún no te ha matado. Te digo, no sigas con esto antes que te maten."
Seguramente la mayor fuente de información como "insider" procede del difunto profesor de Oxford (y mentor de Bill Clinton) Carroll Quigley. Después de estar cerca de la facción de la élite pro-Británica, Quigley escribió en Tragedy and Hope (p. 950):

Existe una red international Anglófila que opera, hasta cierto punto, de la misma forma que la Derecha radical cree que lo hace el Comunismo. De hecho, esta red, que podemos identificar como los Round Table Groups, no tiene aversión en cooperar con los Comunistas, o cualquier otro grupo, y frecuentemente lo hace. Sé de las operaciones de esta red porque las he estudiado durante 20 años y se me permitió durante 2 años, a principios de los años 1960, examinar sus archivos secretos. No tengo aversión a ellos ni a muchos de sus fines, pues mucha de mi vida la he pasado junto a ellos y muchos de sus instrumentos.
He objetado, tanto en el pasado como ahora, a algunas de sus políticas (principalmente a su creencia de que Inglaterra es una Potencia Atlántica, no Europea, y debe aliarse, o incluso federarse, con los EEUU y debe permanecer aislada de Europa), pero en general mi principal diferencia de opinión es que desean permanecer desconocidos, y yo creo que su papel en la Historia es suficientemente significativo y debe conocerse.
Quigley también nos informa que la clase dirigente tiene una baja opinión de la gente común (pp. 1243-1244).

El profesor de Oxford revela que una élite:
"Reemplazará al votante en el control del sistema político" (p. 866).
...
La libertad del individuo se controlará en el marco de alternativas muy estrechas, pues desde el nacimiento el individuo será un número, será controlado durante todo el sistema educativo, durante su servicio militar u otro servicio público, por sus contribuciones tributarias, su salud y requerimientos médicos, y su jubilación final.
Publicar un comentario