Solzhenitsyn

“Los dirigentes bolcheviques que tomaron Rusia no eran rusos, ellos odiaban a los rusos y a los cristianos. Impulsados por el odio étnico torturaron y mataron a millones de rusos, sin pizca de remordimiento… El bolchevismo ha comprometido la mayor masacre humana de todos los tiempos. El hecho de que la mayor parte del mundo ignore o sea indiferente a este enorme crimen es prueba de que el dominio del mundo está en manos de sus autores“. Solzhenitsyn

Izquierda-Derecha

El espectro político Izquierda-Derecha es nuestra creación. En realidad, refleja cuidadosamente nuestra minuciosa polarización artificial de la sociedad, dividida en cuestiones menores que impiden que se perciba nuestro poder - (La Tecnocracia oculta del Poder)

viernes, 12 de febrero de 2010

Libelo de sangre (II): El Holocausto como pretexto

Viene de aquí.
Yehuda Hiss, el guardián de la morgue
Quizás uno de los casos más duraderos y de alto nivel de robo de órganos -que afecta tanto a palestinos como a israelíes- se refiere a un funcionario de muy alto nivel: Dr. Yehuda Hiss, patólogo principal de Israel y, desde 1988 hasta 2004, el director de la morgue del estado de Israel, el Instituto Greenberg, L. de Medicina Forense de Abu Kabir.

Una indicación temprana de actos ilícitos salió a la luz en 1998 y se refería a un hombre escocés llamado Alisdair Sinclair, quien murió bajo circunstancias sospechosas tras haber sido detenido en el aeropuerto de Ben-Gurion en Israel.

El relato israelí, según informó la revista de noticias de Israel, Jerusalem Report, es que Sinclair había confesado transportar drogas, aunque no se le encuentra ninguna, y estaba en posesión de 9.000 marcos alemanes ($ 5.000). A continuación, el relato policial, se ahorcó haciendo un lazo con los cordones de los zapatos y la camiseta alrededor de una barra de toalla a un metro del suelo, y se puso la improvisada soga al cuello. Desde una posición en cuclillas, según la historia de la policía, lanzó varias veces su cuerpo hacia abajo, ahogándose a sí mismo.

Sinclair no murió, sin embargo, y los médicos fueron capaces de restablecer su ritmo cardiaco. Fue trasladado a un hospital donde, según el informe de la revista, el director asociado del hospital, el Dr. Yigal Halperin, dijo que Sinclair "había sufrido un daño cerebral irreversible, y había poco que los médicos pudieran hacer por él. A la izquierda en una esquina de la sala de emergencia, murió a las 7 pm [No se sabe si se le aplicó algún sistema para mantener su vida.] Su cadáver fue trasladado al Instituto de Medicina Forense de Abu Kabir para una autopsia. "


Posteriormente, las autoridades israelíes localizaron a la familia Sinclair y les dieron tres semanas para disponer del cuerpo. Se sugirió que se le enterrara en un cementerio cristiano en Israel, señalando que esto sería un tercio del costo de enviar el cuerpo de vuelta a Escocia. Sin embargo, la familia en duelo obtuvo el dinero para llevarlo a casa.

Hubo una segunda autopsia realizada por la Universidad de Glasgow, y es cuando se descubrió que el corazón de Sinclair, y un pequeño hueso en la garganta llamado hioides, faltaban. La Embajada del Reino Unido presentó una queja a Israel, y un corazón fue enviado a Escocia. Según el Jerusalem Report, la familia "deseaba que el Instituto Forense pagara una prueba de ADN para confirmar que ese corazón era efectivamente de su hermano, pero el director del Instituto, Prof. Jehuda Hiss, se negó, citando el costo prohibitivo.

A pesar de la protesta del gobierno británico, Israel se negó a suministrar los resultados de patología de Hiss o el informe de la policía. Según el gobierno británico y un informe en la prensa israelí, en la época de la muerte de Sinclair, Ichilov un médico del hospital de Tel Aviv pidió un hueso hioides con fines de investigación y, finalmente, recibió una factura por gastos de envío.24 Israel retuvo 5.000 dólares de Sinclair.

Con el transcurso de los años Hiss y el Instituto de Abu Kabir de medicina forense sigue siendo acusado de robo de órganos. En 2000, el periódico israelí Yediot Ahronot publicó un informe de investigación en el que se alega que Hiss había extraído órganos sin el permiso y luego embalaba los organismos con palos de escoba y un algodón para rellenar las cavidades antes del entierro. El informe dice que con Hiss el Instituto ha participado en la venta de órganos de partes del cuerpo-"las piernas, los muslos, los ovarios, el pecho y los testículos", supuestamente para instituciones médicas.
En 2001 un juez de distrito determinó que el Instituto había realizado cientos de autopsias y había eliminado las partes del cuerpo sin permiso de las familias y, a veces en oposición directa a los deseos expresados.25 Un informe describió como un "museo de calaveras" el instituto.
Poco se ha hecho, sin embargo, y ha habido constantes quejas -a menudo de los padres de los soldados israelíes muertos horrorizados al descubrir que las partes del cuerpo habían sido sacadas de sus hijos. Por último, en 2004 el ministro de Salud de Israel transfiere la dirección de la morgue y cesa a Hiss, sin embargo, conservó su posición como patólogo principal de Israel, un puesto que parece que mantiene hasta el día de hoy.26, 27
Hiss, también se había vinculado a dos escándalos nacionales anteriores, en los cuales puede haber participado gente poderosa de Israel, lo que puede explicar su longevidad en el estamento médico de Israel a pesar de años de mala conducta demostrada.
La primera controversia se refería al "affair yemenita de niños", una situación, en gran parte de la década de 1950, en la que miles de bebés y niños pequeños de los nuevos inmigrantes de Israel habían "desaparecido". Cuando los inmigrantes habían llegado a Israel como parte del "crisol de las diásporas", los bebés fueron quitados de inmediato a sus madres y se llevaron a casas para niños. Muchos fueron hospitalizados por una variedad de enfermedades, y murieron cientos de personas, las muertes se produjeron en cantidades tan grandes que se anunciaron por los altavoces.

Los padres angustiados a menudo nunca vieron el cuerpo ni recibieron un certificado de defunción, y hubo cada vez más sospechas de que no todos habían muerto, se creía, que habían sido "dados" a padres Ashkenazi. Un autor escribe: "Fue un hecho bien conocido dentro de la comunidad judía en los Estados Unidos que si una familia quería un hijo podía acudir [a los traficantes de bebés o a los rabinos] y simplemente pagar la cuota necesaria."
28
Algunos investigadores israelíes han encontrado pruebas considerables para estos cargos, y las indicaciones de complicidad en varios niveles de la estructura de poder. De hecho, uno de los cargos de los investigadores: "La gente en posiciones de poder en el momento en que el Estado de Israel fue establecido se aprovecharon y lo utilizaron para el secuestro y la venta de niños de familias pobres de inmigrantes
." 29
La conexión con Hiss llega en 1997, cuando en Israel finalmente se había formado un comité para investigar la desaparición de niños yemenitas y otros niños judíos en los años 1948-1954. Entre los que testificaron ante la Comisión estaba una mujer de California que había llegado a Israel en busca de su madre biológica y, según las pruebas de ADN por un genetista de la Universidad Hebrea, la había encontrado.

El comité exigió que otra prueba de ADN se realizara en el Instituto Forense de Abu Kabir. Al menos un observador predijo antes de tiempo, que la prueba de Hiss daría negativo, y el gobierno sería exonerado, a pesar de que el genetista que ha llevado a cabo las primeras pruebas se mantuvo en sus resultados.30

Hiss, también juega un papel en algunas teorías de conspiración sobre el asesinato en 1995 del Primer Ministro Itzjak Rabin, que había comenzado un proceso de paz con los palestinos. En marzo de 1999 un grupo de académicos presentó los resultados alegando que Hiss había presentado pruebas falsas a la comisión que investigó el asesinato.31

Las víctimas palestinas

Los israelíes también han atacado a los palestinos, una población particularmente vulnerable en numerosos niveles.

En su testimonio en el subcomité del Congreso, Scheper-Hughes, informó que antes de irse al extranjero, el jefe de trasplantes hospitalarios de Israelí, Zaki Shapira, había localizado a vendedores de riñones "entre los trabajadores palestinos en Gaza y Cisjordania." Ella dijo que su "mano fue abofeteada por un comité ético ", y trasladó sus prácticas al extranjero.

Durante décadas, numerosos palestinos y otros, han acusado a Israel de tomar las partes del cuerpo de los palestinos que habían resultado heridos o muertos.

En su testimonio ante el subcomité, Scheper-Hughes declaró que hacia el final del período del apartheid en Sudáfrica "grupos de derechos humanos de la Ribera Occidental se quejaban del robo de tejidos y órganos de palestinos muertos, robo ejecutado por los patólogos israelíes en el Instituto Nacional de medicina legal de Israel en Tel Aviv ".

Un artículo de Mary Barrett para el informe de Washington para Asuntos del Medio Oriente (ver autopsias y ejecuciones", abril 1990, Washington Report, página 21) informó de "la ansiedad generalizada sobre robos de órganos que se ha apoderado de Gaza y la Ribera Occidental desde que comenzó la intifada en diciembre de 1987 ".

Barrett cita a un médico forense: "Hay indicios de que por una razón u otra, los órganos, especialmente los ojos y los riñones, fueron extraídos de los cadáveres durante el primer año o año y medio. Había demasiados informes de personas dignas de crédito para creer que algo estaba pasando. Si alguien recibe un disparo en la cabeza y regresa a casa en una bolsa de plástico sin los órganos internos, ¿qué ha de pensar uno?

Una historia del 2.002 de la agencia de noticias IRNA informó de que tres niños palestinos entre 14 y 15 años habían sido asesinados por fuerzas israelíes el 30 de diciembre, sus cuerpos finalmente fueron devueltos para ser enterrados el 6 de enero. Según el informe: "poco antes del entierro, las autoridades médicas palestinas examinaron los cuerpos y encontraron que los principales órganos vitales habían desaparecido de los cuerpos."
En una entrevista en Al Jazeera, el Presidente Yasser Arafat levantó las fotos de los chicos, diciendo: "Ellos matan a nuestros niños y utilizan sus órganos como piezas de repuesto".

El periodista Khalid Amayreh, en una investigación de este tema posterior, encontró que "varios palestinos dieron un relato similar, contando cómo habían recibido los cuerpos de sus familiares asesinados, la mayoría de los hombres en la veintena, con órganos vitales robados por las autoridades israelíes".

Israel siempre ha caracterizado las acusaciones de "antisemitas", y numerosos otros periodistas las han rechazado como exageraciones. Sin embargo, de acuerdo con la revista pro-Israel, Forward, la verdad de estas acusaciones fue, de hecho, confirmada por una investigación gubernamental israelí durante una serie de años.

En un artículo reciente crítico con el artículo sueco, Forward confirmó su punto principal, que Israel había estado tomando las partes del cuerpo de los palestinos muertos. El artículo de Forward informó que una de las investigaciones gubernamentales sobre Hiss había revelado que "parecía que para Hiss todo cuerpo que acabara en su depósito, ya fuera israelí o palestino, era apropiado para la extracción de sus órganos".32

Con los años, muchos cuerpos palestinos han "terminado" en la morgue de Israel. En muchos casos las fuerzas de ocupación israelíes han tomado la custodia de los palestinos heridos o muertos. A veces, sus cuerpos no son devueltos a sus afligidas familias.
Organizaciones no gubernamentales palestinas dicen que hay al menos 250 de esos casos.

En otros casos los cuerpos han sido devueltos a las familias días más tarde, con incisiones desde el ombligo a la barbilla. En muchas ocasiones los soldados israelíes han entregado los cadáveres por la noche y las afligidas familias han debido enterrar a sus hijos, esposos, hermanos, de inmediato, bajo custodia militar israelí, a veces con la electricidad apagada.

En 2005 un soldado israelí33 describió a un médico militar que dio "lecciones médicas de anatomía”, usando los cuerpos de palestinos muertos por las fuerzas israelíes El diario Haaretz publicó: "El soldado dijo que el cuerpo del palestino había sido acribillado a balazos y que algunos de sus órganos internos se habían derramado. El médico 'sacó un cuchillo y comenzó a cortar partes del cuerpo", dijo el soldado. "Nos describió las diversas partes, la membrana que cubre los pulmones, las capas de la piel, el hígado, cosas así ", el soldado continuó. "Yo no dije nada porque yo era nuevo en el ejército. Dos de los médicos se alejaron, y uno de ellos vomitó. Todo fue muy brutal. Se trata simplemente de desprecio por el cuerpo."34

Si bien la mayoría de los israelíes en las investigaciones de robo de órganos han ignorado en gran medida el componente de Palestina, una serie de hechos significativos son conocidos:

  • Órganos palestinos fueron recogidos durante años en un sistema sorprendentemente laxo, en el que las partes del cuerpo, incluso de los israelíes judíos fueron extraídas ilícitamente en la morgue nacional por el patólogo jefe y cambiados por dinero.
  • Los Palestinos de la Ribera Occidental y Gaza son en gran parte una población cautiva. Numerosos informes de organizaciones israelíes e internacionales de gran reputación han documentado una situación en la que los palestinos tienen pocos derechos civiles en realidad, las fuerzas israelíes han matado con impunidad, encarcelado a gran cantidad de personas sin juicio, y de forma rutinaria abusaron de prisioneros.
  • Las autoridades israelíes han llevado a cabo numerosas autopsias de palestinos sin permiso de sus familias, sin siquiera una apariencia de transparencia pública, y sin que, al parecer, haya informes. Por ejemplo, no se ha facilitado informe alguno a las familias de aquellos que fueron detenidos con vida en el que se acredite el tiempo y causa de la muerte.
  • Una minoría muy pequeña, pero significativa de israelíes, incluidos los oficiales militares y ministros de gobierno, mantienen una posición supremacista y extremista sobre la extracción de órganos. En 1996, Jewish Week informó que el rabino Yitzhak Ginsburgh, líder de la secta Lubavitch del judaísmo y decano de una escuela religiosa judía en un asentamiento en Cisjordania, declaró: "Si un Judio necesita un hígado, ¿puede tomarse el hígado de un inocente no Judio para salvarlo? La Torah probablemente lo permitiría ". Ginzburgh explicó:" la vida judía tiene un valor infinito. Hay algo infinitamente más santo y único en la vida judía que la vida no judía."[Jewish Week,26 de abril 1996, pp. 12, 31]

Aunque la mayoría de los israelíes repudian enérgicamente tales creencias, el rabino Moshe Greenberg, un académico israelí sobre las escrituras judías y su relación con el racismo y el chauvinismo étnico, ha dicho: "Lo triste es que estas declaraciones son parte de nuestros libros." Greenberg, quien fue profesor de hebreo en la Universidad, señaló que tales textos talmúdicos eran "puramente teóricos" en el momento de su escritura, porque los Judíos no tenían el poder para llevarlas a cabo. Ahora, señaló, "son puestos en práctica en los casos en los que Judíos pueden hacerlo".

Aunque es imposible saber si los israelíes han actuado alguna vez con el permiso religioso para matar a un no-Judío a fin de proporcionar las partes del cuerpo a Judíos, algunos observadores han considerado esta posibilidad.

La Dra. A. Clare Brandabur, una distinguida estudiosa norteamericana que ha vivido y viajado extensamente por Palestina, escribe que la información publicada en el artículo sueco "resuena con los informes de los palestinos en Gaza, que he oído durante la primera Intifada".

Ella comenta, "Cuando me entrevisté con el Dr. Haidar Abdul Shafi, jefe de la Media Luna Roja en Gaza, le mencioné los informes de los disparos a niños palestinos en momentos en que no había combates. Un niño de 6 años que entraba en el patio de la escuela por la mañana con su mochila a la espalda fue herido y secuestrado por los soldados a punta de pistola, posteriormente su cuerpo sería devuelto a los pocos días de haber sido sometido a una "autopsia en el hospital de Abu Kabir".

Ella dice: "Le pregunté al Dr. Shafi si había considerado la posibilidad de que estos asesinatos se estuviera haciendo para el trasplante de órganos, ya que (como Israel Shahak escribe en Historia Judía, Religión Judía), no está permitido tomar órganos judíos para salvar a un judío, pero se le permite tomar los órganos de no-Judíos para salvar vidas judías. El Dr. Shafi dijo que sospechaba esas cosas, pero ya que no tenían acceso a los registros del hospital Abu Kabir, no había manera de verificar estas sospechas."

Scheper-Hughes, en su testimonio ante el Congreso, describe el peligro de "la obtención de órganos por cualquier medio posible, incluyendo (me lo dijo alguien con un sentimiento de culpa profesional) químicamente, induciendo signos de muerte cerebral en los pacientes terminales sin acceso a un mínimo de apoyo social o a la vigilancia de la familia ".

Haya o no haya asesinatos por órganos en Israel, parece que los hay en otros lugares, numerosos grupos de todo el mundo están pidiendo una investigación internacional sobre el manejo de Israel de los cuerpos palestinos en su custodia.

Sin embargo, el gobierno israelí y sus poderosos abogados en el extranjero, que regularmente bloquean las investigaciones sobre las acciones israelíes, están haciendo todo lo posible para evitarlas.35, 36 Varias demandas presentadas contra el periódico sueco han sido archivadas, la mayor parte de ellas proceden del abogado israelí y oficial de las fuerzas armadas de Israel, Guy Ofir, qui presentó una demanda de $ 7,5 millones en Nueva York contra el periódico y contra Bostrom. Ophir declaró que Israel debe "silenciar alreportero y al periódico."37

Las investigaciones internacionales, por supuesto, tienen dos resultados: los inocentes son absueltos, los culpables son descubiertos. Es evidente la categoría en la que Israel cree estar.


Alison Weir es directora ejecutiva de If Americans Knew (Si América supiera) y está en la junta directiva del Consejo para el Interés Nacional.

Puede consultarse una petición por internet pidiendo una investigación en http://www.ipetitions.com/petition/investigateorgantheft/

Notas:
24 “Scottish Tourist’s Family Rejects Out-of-Court Settlement,” Netty C. Gross, The Jerusalem Report, Jan. 29, 2001
25“Attorney-General lodges complaint against Abu Kabir coroner,” Dan Izenbert, Jerusalem Post, Dec. 11, 2003
26 “Hiss fired for repeated body-part scandals,” Judy Siegel, Jerusalem Post, May 11, 2004
27 “Infamous Chief Pathologist to Once Again Evade Punishment,” Ezra HaLevi, Arutz Sheva Israel National News, Sept. 26, 2005
28 “Were the Children Sold?” Yechiel A. Mann, Stop-Abuse.net
29 “The Missing Children,” Yechiel A. Mann, Stop-Abuse.net
30 “Infamous Chief Pathologist to Once Again Evade Punishment,” Ezra HaLevi, Arutz Sheva Israel National News, Sept. 26, 2005
31“Infamous Chief Pathologist to Once Again Evade Punishment,” Ezra HaLevi, Arutz Sheva Israel National News, Sept. 26, 2005
32“Illicit Body-Part Sales Present Widespread Problem,”
By Rebecca Dube, Forward, Published Aug. 26, 2009, issue of Sept. 4, 2009
33“Palestinian corpse used for IDF anatomy lesson,” Amos Harel, Haaretz, Jan. 28, 2005
34 “The Swedish canard—not only smoke, but also fire,” Shraga Elam, Aug. 25, 2009 (posted Sept. 4, 2009)
35 “Israeli lawyer sues Swedish paper,” JTA, Aug. 27, 2009
36 “Israeli lawyer sues ‘Aftonbladet’ in NY Court,” E.B. Solomont, Jerusalem Post, Aug. 26, 2009
37 “Israeli Reservists To Sue Swedish Newspaper,” David Bedein, The Bulletin, August 30, 2009

Publicar un comentario