Solzhenitsyn

“Los dirigentes bolcheviques que tomaron Rusia no eran rusos, ellos odiaban a los rusos y a los cristianos. Impulsados por el odio étnico torturaron y mataron a millones de rusos, sin pizca de remordimiento… El bolchevismo ha comprometido la mayor masacre humana de todos los tiempos. El hecho de que la mayor parte del mundo ignore o sea indiferente a este enorme crimen es prueba de que el dominio del mundo está en manos de sus autores“. Solzhenitsyn

Izquierda-Derecha

El espectro político Izquierda-Derecha es nuestra creación. En realidad, refleja cuidadosamente nuestra minuciosa polarización artificial de la sociedad, dividida en cuestiones menores que impiden que se perciba nuestro poder - (La Tecnocracia oculta del Poder)

martes, 26 de junio de 2018

El Plan de la super-élite

Pongo un post que he encontrado en un foro de Internet, me ha parecido verosímil e interesante.
Amplío el post para resumir todo lo que me contaron mis abuelos y mi padre.
Para que no haya dudas, resumo: Cuando tenía 13 años, en mi cumpleaños, fui a casa de mi abuelo, que iba a llevarme a dar un paseo para comprarme el regalo de cumpleaños. Me compró un juego de ordenador: The Secret of Monkey Island II. Luego mi abuelo me acompañó de vuelta a mi casa para hablar con mi padre. 
Yo estaba sentado en el PC instalando el juego, y mi padre me llamó y me dijo que fuera a su despacho. Estaban allí los dos y me dijeron más o menos que ya era suficientemente mayor y que tenían que contarme algo muy importante, que no debía olvidarlo nunca porque me ayudaría a comprender muchas cosas cuando creciera.
Me contaron que existe una supra-élite, a la que ellos llaman, en las altas esferas, simplemente "ellos". Se cuidan mucho de no criticarla. No me contaron cómo sabían de su existencia exactamente, pero sí que opera desde hace mucho y que, al menos, lleva interfiriendo con la política y las finanzas internacionales desde comienzos del siglo XVIII. Que nuestros parientes y antepasados sabían de ellos y alguno ha estado en posiciones importantes de poder donde ha tenido constancia de su existencia. Que todavía opera y que mucho de lo que ocurre en el mundo es fruto de "ellos", sobre todo en el mundo de las altas finanzas.
Me contaron que la élite es supersecreta y que es completamente anónima, que, posiblemente, sus miembros ni siquiera conviven con el resto de la sociedad, sino que viven aislados en algún lugar o lugares. Me contaron que la élite tiene alta tecnología, más avanzada que la nuestra y que, gracias a ella, se asegura el control y obediencia de algunos elementos clave de nuestra sociedad. Me dijeron que la élite no suele actuar directamente, sino indirectamente, que lo que hace no son cosas concretas, sino influir para crear las condiciones necesarias para que sus planes se lleven a cabo o triunfen, pero que la han cagado en el pasado varias veces y sus planes se han torcido, aunque siempre han conseguido "reconducir" la situación para sacar provecho del resultado. Según ellos, la élite tiene la costumbre de, en determinadas ocasiones, notificar algunos eventos por adelantado. Por carta o por telegrama o de alguna otra forma "clásica", de forma que aquellas personas que saben de su existencia sepan que algunas cosas que pasan han sido porque ellos están detrás o han querido que pasen. Lo hacen para advertir a lo mejor.
Según mi abuelo, otros directivos de Barclays sabían de ella y, al menos el padre de uno, en varias ocasiones durante la II Guerra Mundial, tuvo que obedecer alguna orden suya, pero estas órdenes no son claras, es decir, esa persona no recibía una carta explicándole lo que tenía que hacer, sino que esto le era sugerido de forma indirecta. No recuerdo mucho exactamente sobre ese tema, porque yo tenía 13 años y de eso hace ya mucho, pero me quedó más o menos claro que la élite actúa a través de algunas personas que no se sabe cómo reciben las órdenes y estas sugieren, de forma indirecta a los que han de ejecutarlas, qué tienen que hacer. No se los menciona, pero se les hace entender que las órdenes o lo que hay que hacer está "sugerido por ellos".
Según mi abuelo, existe una especie de agencia o servicio de inteligencia especial, que es nutrido por militares pertenecientes a los ejércitos de la OTAN. Cuando un oficial llega a cierto rango, si esta élite o sus agentes o quien quiera que se encargue de esos temas, considera que puede ser de valor, afín y manipulable, se aproximan a él y de alguna forma lo reclutan. Mi abuelo no sabía mucho acerca de eso creo, pero tenía una ligera idea de que eso era así.
No me acuerdo bien qué más me contó ese día. Eso fue en el año 92.
Me abuelo volvió a Londres, y mí me mandaron allí al año siguiente para empezar el instituto. Una tarde fui a verlo a su casa. Nos sentamos junto a la chimenea y le pregunté sobre el tema ese de la élite, le dije que eso me parecía una película y que si era una broma lo que me había contado el año pasado. Mi abuela, que estaba allí también, me dijo que nada de broma, que era muy importante y que tenía que saberlo y no contárselo a nadie. Pero que cuando fuera mayor iba a agradecer saber esa información. Le pregunté entonces que qué había hecho esa élite exactamente, que cual era su objetivo realmente. Mi abuela me dijo que el objetivo de la élite era conseguir un gobierno mundial, concentrar el poder y eliminar ciertas razas humanas, favoreciendo a la raza blanca, crear una nueva raza dominante.
No recuerdo qué más hablé con ellos ese día. Mi abuelo era un tío muy ocupado y yo también tenía cosas que hacer, no pude ir a verlo muchas más veces, además, él siempre estaba fuera de viaje.
Al año siguiente mi abuelo murió de cáncer y mi abuela al cabo de unos pocos años. Mi abuela era 10 años mayor que mi abuelo. Mi abuelo tenía unos 87 años cuando murió y mi abuela murió con 99 años. Evidentemente eran gente muy mayor y mi pobre abuela estaba ya un poco senil y no se acordaba de algunas cosas, mezclaba otras, cosas de su juventud, hablaba sola, etc.
Luego unos pocos años después, en el 96, salimos a hacer un viaje a Madeira en el hasta hace poco velero de mi abuelo. Mi padre era un crack de la navegación, había sido teniente de la Armada antes de dedicarse a la jurisprudencia. Allí en medio del Atlántico me contó más cosas, me contó que la élite ha hecho varias intentonas de conseguir un gobierno mundial, pero que ha fracasado porque la época no era propicia o los medios no eran adecuados, que actuaron demasiado pronto. Me contó que la élite utiliza a una sub-élite o, mejor dicho, a un conjunto de sub-élites, algunas enfrentadas entre sí. El sistema financiero mundial, según mi padre, estaba diseñado por la élite e implementado por las sub-élites. La élite había prometido algo muy importante a algunos miembros de estas sub-élites para asegurarse su obediencia, pero no sabía qué exactamente y que mucha gente en las altas esferas de la política y la banca sospechaba eso. Estas sub-élites son los directivos de los mayores bancos del mundo, con sede en Londres y Nueva York, también algunas sociedades secretas, familias de millonarios y de políticos. Me dijo que estas sub-élites, con tal de agradar a la élite, a la cual tienen VERDADERO TERROR, no dudan en asesinar, cometer genocidio, robo o declarar la guerra. Según él, la gente actúa por egoísmo pero también porque temen por sus familias y, en el mundo de los ricos, la familia es siempre lo primero, la gente de esa posición no siente aprecio o cariño por los de abajo, simplemente piensa en protegerse a sí misma, su poder, su familia, su dinero, su estatus, etc. Esa gente tiene mucho que perder y no pueden arriesgarse.
Mi padre me contó que nuestra familia había estado metida en fregados políticos y financieros desde hacía mucho. Yo sabía que éramos pudientes y que algunos de nuestros parientes eran gente importante del PSOE, el PP y de la banca, pero no sabía nada más. Me dijo que, por ejemplo, su tatara-tatara abuelo había tenido que chantajear al rey Fernando VII para que jurara en 1820 la constitución de Cádiz de 1812 (La Pepa) y de esa forma pudieran gobernar los liberales. Me contó también que parientes nuestros pertenecen a la Orden de Malta, pero que ni él ni su padre habían querido tener nada que ver con ellos porque sospechan que está bajo el control de la élite y que yo no debía tener mucha relación con ninguna sociedad así, si algún día él faltaba. Me dijo que casi todos en nuestra familia eran unos trepas, sobre todo en estas dos últimas generaciones, que su abuelo era un tío legal y con ideales, pero que ahora sus primos eran todos unos putos corruptos y que mejor no me juntara demasiado con ellos.
Luego le pregunté cómo exactamente la élite la había cagado con anterioridad, cómo sus planes habían fracasado y me dijo que el problema de la élite siempre ha sido uno: Rusia.
Según él, las élites necesitan el control del estado ruso para poder triunfar, pero es algo que siempre se les ha resistido.
Pego ahora un resumen de las cagadas de la élite, según lo que me contó mi padre, cosa que he puesto en otros hilos. La información es puramente histórica, según he podido constatar con los años. Cuando digo "La Internacional Financiera", me refiero a la sub-élite, ya sean los directivos de los principales bancos o a miembros de sociedades secretas, etc.
Cómo la élite ha intentado llevar a cabo su plan
La Internacional financiera lleva al menos desde el siglo XVIII trabajando para debilitar a los imperios occidentales, fragmentándolos y sustituyéndolos por gobiernos "democráticos". A la Internacional Financiera le interesa la existencia de formas de gobierno aparentemente democráticas basados en partidos políticos. Estas formas de gobierno son más adecuados para sus intereses porque, de cara a la plebe, parece que representan a los ciudadanos, con lo cual se consigue menor disentimiento. También, por otro lado, son más fáciles de manipular, dado que el poder no es hereditario y, mediante el control de los medios de comunicación, la opinión pública puede ser dirigida para cambiar a los líderes incómodos por otros afines.
El objetivo de la Internacional Financiera ha sido mantener divididos a los países occidentales en estados no muy grandes (pero tampoco muy pequeños) hasta el tiempo en el que pudiera imponer una unificación internacional que estuviera completamente bajo su control. ¿Por qué? Porque si hubieran permitido la continuidad del Imperio Británico, el Imperio Autro-húngaro o el Imperio Otomano, si alguien lo suficientemente capaz y fuerte se hubiera hecho con el poder de dichos imperios y les hubiera hecho oposición, su plan se habría visto seriamente perjudicado (cosa que ha ocurrido precisamente en estos últimos años con Putin). Manteniendo estados pequeños, si uno se rebela, la solución es poner a los demás en su contra, bombardearlos a sanciones o invadirlos y así volver a tomarlos bajo su control.
Para destruir a los imperios, primeramente, que se sepa, se valieron de La Revolución Francesa, para derrocar a la monarquía en Francia. Luego, mediante Napoleón, intentaron tomar toda Europa para poder asegurarla y evitar una alianza del imperio Británico y del imperio Austriaco con Rusia, que era su objetivo principal. Lo que pasa es que jugaron demasiado fuerte y al final les salió el tiro por la culata. Consiguieron tomar casi toda Europa, pero se vieron obligados a firmar la paz con Rusia, al no tener Napoleón suficiente fuerza para invadir Rusia. Al poco, cuando se creyeron fuertes, lanzaron a Napoleón contra Rusia. Los rusos, como tienen un país muy grande, tras sufrir un par de derrotas importantes, los dejaron incursionar hacia el este y simplemente dificultaron el avance francés lo suficiente como para que se les echara el invierno encima. A medida que iban retrocediendo iban quemando los cultivos y dejando guerrillas tras las filas napoleónicas para dificultar sus vías de abastecimiento. Cuando los franceses estaban cerca de Moscú, la evacuaron y la quemaron. Napoleón entró en una ciudad en llamas vacía, sin alimento y a miles de kilómetros de París. Napoleón se instaló en el Kremlin e intentó buscar al ejército ruso para combatirlo, pero no lo encontró. Mientras tanto, sus tropas iban cayendo poco a poco en pequeñas emboscadas y el alimento escaseaba. El invierno se le echaba encima y no tuvo más remedio que abandonar e intentar volver a Francia, de dónde llegaban rumores de intentos de golpe de estado. En ese momento, los rusos avanzaron e intentaron aniquilar a un Napoleón en fuga. Este fue el principio del fin de Napoleón, fue derrotado por los rusos y eso hizo fracasar este primer intento de tomar Rusia.
Rusia es la pieza clave que La Internacional Financiera necesita controlar antes de poder avanzar más en su plan, es un país inmenso con grandes recursos naturales, es casi un continente. Al no poder controlarlo mediante invasión, lo intentaron mediante infiltración. Para ello tomaron las ideas de Marx y las promocionaron, de forma que pudieran crear un movimiento revolucionario internacional con el que esperaban poder derrocar a los zares de Rusia y, después, al resto de monarquías y gobiernos que no estaban todavía bajo su control. El plan era, una vez estas revoluciones triunfasen, hacer fracasar la economía de dichos países y transformar el comunismo en socialdemocracia. De tal forma se conseguiría desalentar el ideal comunista, que sólo habría sido un medio para conseguir el poder, no un fin en sí mismo.
Financiaron a Lenin y a un grupo de revolucionarios y los mandaron a Rusia. Allí se hicieron con el poder y, tras una guerra civil, instauraron un gobierno comunista. Todo iba según el plan e iban a extender esa revolución a otros países pero, en ese momento, ocurrió algo inesperado, Lenin murió y Trotsky, que era su sucesor, se puso enfermo, Stalin, al que habían dado el cargo de Secretario General del Partido, tomó el poder. Aquí Lenin y Trotsky la cagaron porque ellos se habían valido de las masas para llegar al poder, pero detestaban tratar con ellas y veían el tema de los soviets (asambleas) como aburrido. Ellos se habían afianzado en la poltrona y no tenían ganas de tratar con las bases del partido. Por lo tanto, ninguno de los altos gerifaltes del partido quería el puesto de secretario general. Stalin era un hombre muy capaz y profundamente inteligente y entendió que ese puesto, aunque detestado por sus compañeros, encerraba muchísimo poder y potencial. Por lo tanto aceptó el cargo y, cuando se produjo un vacío de poder, se sirvió de él para trasformarlo, de facto, en la máxima magistratura del estado.
Una vez que Stalin tomó el poder, inmediatamente dio comienzo a una purga para eliminar a todos los lugartenientes y seguidores de Trotsky. Stalin entendía perfectamente que no podía dejar a ninguno vivo, porque si no, tarde o temprano lo derrocarían. Trotsky huyó, pero al final, con los años le dieron caza y lo mataron en México. Este fue un duro revés para la Internacional Financiera, puesto que Stalin no era alguien que estuviera bajo su control.
La Primera Guerra Mundial había servido para fragmentar al Imperio Autro-húngaro y al Imperio Otomano y, a la vez, como catalizador de la revolución bolchevique.
Stalin cortó en seco todos los planes de extender la revolución comunista a otros países. Esto fastidió a la Internacional Financiera lo suficiente como para obligarles a rediseñar toda su estrategia.
En aquel momento, el período de entreguerras, Alemania estaba en la más absoluta ruina. El país sufría una hiperinflacción descomunal, los países vencedores de la Primera Guerra Mundial habían obligado a Alemania a pagar unos costes enormes como reparación. La economía alemana estaba en la más absoluta ruina y la gente era desahuciada de sus casas a diario. La Internacional Financiera descartó utilizar al Imperio Británico contra Rusia por varios motivos. Principalmente porque su centro de operaciones se encuentra en Londres y, en caso de derrota, habrían sufrido serios daños en su red financiera internacional. También porque, aunque El imperio Británico tenía tropas en Asia que podrían haber sido utilizadas para atacar a Rusia por el sur, habría sido francamente difícil convencer a la opinión pública británica de que dicha guerra era necesaria ahora que se estaba disfrutando de un período de paz tras la Primera Guerra Mundial como vencedores. Necesitaban un país con el suficiente coraje y resentimiento como para poder lanzar una guerra a gran escala a vida o muerte. Eligieron a Alemania y se sirvieron del resentimiento de su pueblo por la derrota en la Primera Guerra Mundial y la posterior humillación. Para ello, promocionaron y financiaron a los elementos más radicales y anticomunistas. Utilizaron al partido nazi. Lo financiaron con una cantidad inmensa de dinero y diseñaron un plan, llevado a cabo por los efectivistas económicos, para reconstruir la economía alemana utilizando una nueva moneda respaldada por el trabajo y no por el oro (del que carecía Alemania). En pocos años consiguieron convertir a Alemania en la 2ª o 3ª potencia mundial y, violando todos los tratados internacionales y, especialmente, los términos del Tratado de Versalles, la dotaron de un ejército formidable.
Stalin, mientras tanto, viendo cómo Alemania se preparaba para la guerra y, sabiendo que los países occidentales tarde o temprano intentarían invadir la URSS, tomó medidas drásticas e impulsó a marchas forzadas una reconversión económica e industrial brutal. Utilizó todas las ganancias de la producción agrícola para, aprovechando la crisis económica internacional de aquel entonces, comprar a precio de saldo maquinaria y dotar al país de toda la industria posible. Fue bastante eficiente en ese sentido, para cuando Alemania estaba preparada para atacar, Stalin había conseguido industrializar al país y dotarlo de un poder bélico considerable.
En este momento pasó algo inesperado. El plan de La Internacional Financiera era lanzar a Alemania contra Rusia. Para ello, hicieron con Hitler lo mismo que con Napoleón. Poco a poco Hitler fue tomando países de Europa para asegurarlos antes de la contienda. Tomó Austria, Checoslovaquia y los países occidentales no movieron un dedo porque la Internacional Financiera así lo quería, pero cuando tomó la mitad de Polonia, que tenía un tratado con Inglaterra que, en caso de invasión obligaba a Inglaterra a intervenir, tampoco hicieron nada. Solamente hicieron algo cuando la URSS tomó la otra mitad de Polonia.
Esto disparó las alarmas de La Internacional Financiera, vieron claro que Stalin y Hitler habían pactado (Pacto Ribbentrop-Mólotov) y que no podrían utilizar a Hitler contra la URSS. Se dieron cuenta de que Hitler estaba empezando a pensar por su cuenta y que el plan se les había ido de las manos. En lugar de atacar a la URSS en un futuro lo que estaban viendo es que Hitler les atacaría a ellos y, posiblemente, con el apoyo de la URSS. Por lo tanto tuvieron que tomar una decisión e hicieron que los países occidentales declarasen la guerra SOLO a Alemania. No declararon la guerra a la URSS porque sabían que no podrían ganar luchando contra dos potencias al mismo tiempo y esperaban que la URSS se mantuviera neutral mientras derrotaban a Alemania.
Esta fue la segunda gran cagada de La Internacional Financiera.

Eso es lo que me contó mi padre. Básicamente, es todo información histórica, un pelín ampliada con lo que él sabía, pero esto ha sido ampliamente discutido por muchos historiadores y teóricos de la conspiración. Básicamente estarían en lo cierto según esta historia.
No mucho tiempo después mis padres se mataron en un accidente de coche en Marruecos, cuando yo tenía 18 años, no conducían ellos, iban en taxi. Yo estaba en aquel momento viviendo en Sevilla.
Al ser hijo único y tener a mis abuelos ya fallecidos, no guardo mucha relación con tíos ni parientes, sólo con primos, algunos de los cuales trabajan en Bruselas en las instituciones y en el parlamento europeo.
Bueno, y sobre lo que está pasando ahora, creo que a la luz de esto está más claro que el agua por qué existe una clara agresividad por parte de la Unión Europea y los EEUU hacia Rusia. La Internacional Financiera, tras la caída de la URSS planeaba por fin tomar el control del país y posteriormente dividirlo en estados más manejables. Para ello financiaron a los elementos más radicales y extremistas religiosos en el Cáucaso para desestabilizar el país. También se valieron de los políticos corruptos para hacerse con el control de los recursos naturales, a través de la privatización ilegal de las empresas públicas, vendidas por tres perras gordas a los famosos oligarcas. Todo iba según sus planes pero, inesperadamente, Putin llegó al poder. Putin es un patriota, ex-agente de la KGB, escaló posiciones, seguramente ayudado y aupado por elementos internos de la antigua KGB y del GRU, hasta que Yeltsin, que buscaba una salida y un cabeza de turco al que poder endiñarle el desaguisado y el berenjenal en el que se había metido, lo nombró presidente y renunció. Eso cogió por sorpresa a la Internacional Financiera del mismo modo que pasó con Stalin. Un hombre no controlado por ellos llegó al poder y, desde entonces, con un gran país bajo su mando, se ha dedicado a volver a hacerlo fuerte, a recomponerlo, igual que hizo Stalin en el periodo de entreguerras.
Hay que tener en cuenta que mucho de lo que se ha teorizado sobre el Nuevo Orden Mundial tiene su base en los años '80 y '90, cuando la situación era muy distinta. Los planes de la élite se han frustrado seguramente y han tenido que ser modificados.
Por lo que yo sospecho, ellos querían haber avanzado mucho más rápidamente en la primera década de este siglo, pero la falta de control sobre Rusia se lo ha impedido. Entonces lo que han hecho ha sido ir cercando a Rusia utilizando a los EEUU y a la OTAN, de la misma manera que crearon y utilizaron a Hitler (o eso pensaron hacer) contra la URSS. El escudo antimisibles, la invasión de Afganistán, Irak, las revoluciones de colores no tan conocidas anteriores a las árabes en países de Asia central y Ucrania, las revoluciones de la primavera árabe, la guerra de Libia, el financiamiento y creación del Estado Islámico, el golpe de estado en Ucrania por parte de la extrema derecha, etc, tiene todo que ver con esto. También la reciente caída en los precios del petroleo y de las materias primas.
Pero también, sospecho, y también con un poco de conocimiento de causa por lo que me han comentado mis primos sobre la política europea, que ahora mismo, la situación es bastante compleja. Para empezar, la Alemania de hoy en día no es la de los años '80 y '90, que estaba completamente controlada por la élite. Ahora Alemania está empezando a actuar de nuevo (igual que con Hitler) por su cuenta, no sé hasta qué punto, pero lo suficiente como para poner en peligro los planes que pueda tener la élite. Las élites alemanas, al ver la debilidad del resto de las élites, han decidido no seguirles el juego y, posiblemente, pactar en un futuro con Rusia, al igual que hizo Hitler inicialmente con Stalin (aunque luego rompió el trato y atacó la URSS). Esto habrá hecho saltar de nuevo las alarmas de la élite y habrán lanzado a la Internacional Financiera, a las sub-élites, en una nueva misión: Crear el Caos total.
Una vez que ha sido claro para la élite que la toma de Rusia sólo podría hacerse mediante una guerra nuclear, la élite ha puesto en marcha la desestabilización de la economía mundial para intentar así debilitar a Rusia y a la Unión Europea. Los efectos de la crisis del 2008 se han sentido especialmente en la UE, otras partes del mundo no han tenido los problemas que hemos experimentado aquí, por lo tanto es lógico pensar que ha sido utilizada para crear, en un futuro, las condiciones sociales necesarias que a ellos les benefician.
Ahora mismo, mi teoría, y digo teoría porque evidentemente no tengo pruebas, sólo indicios y rumores, es que la élite planea, ante el problema que supondría una Alemania, y por ende, una UE fuera de su control, destruir la UE, Oriente Medio y el norte de África. Para ello se han valido de sus títeres en Ucrania y han creado el Estado Islámico. Han usado a Jordania y Turquía para permitir la entrada a Siria e Irak de mercenarios de todo el norte de áfrica y oriente medio, que son básicamente guiados por ex-militares del ejército iraquí y radicales utilizados en Argelia en los años '90. Su objetivo no es ya sólo Rusia, sino también la Unión Europea (UE). Han utilizado a Turquía para inundar la UE de refugiados y crear un problema político, económico y dentro de poco también cultural y étnico. Todo ello ha sido simultaneado con varios escándalos políticos, el problema de Volkswagen, la exposión del Deutsche Bank a derivados, etc, para, dentro de no mucho, desestabilizar la UE y conseguir destruirla. Quieren limpiar el tablero antes de iniciar otro plan.
Según lo que sospechan algunos en Bruselas, dentro de poco se iniciará una "revolución" orquestada. Desplazarán armamento en containers por vía marítima y los introducirán en la UE. También introducirán a agentes que servirán para prender la mecha creando grupos radicales al estilo ucraniano. Copiarían el modus operandi de los prorusos en Ucrania, iniciarán el asalto a comisarías y toma de cuarteles militares para hacerse con armas, etc. Pero para ello puede que todavía falte algún tiempo, será necesario que la crisis se agudice y que el problema de los refugiados también empeore, es necesario, primeramente, que la población esté en un estado anímico correcto para crear el caldo de cultivo adecuado. La revolución en Europa, iniciada por un descontento popular ampliamente visibilizado en los medios de comunicación las 24 horas durante el tiempo suficiente en el que la gente, por efecto de la crisis, alcance el grado de cabreo y desesperación óptimo, tendría como objetivo debilitarla para después lanzar a los países árabes contra ella. Los países árabes intervendrían al ver a la UE debilitada, así se asegurarían que sus antiguos explotadores, colonizadores y patrocinadores de revoluciones de colores no puedan seguir jodiéndoles en el futuro. Pero para que eso pase, es necesaria primero la disolución de la OTAN, de forma que cuando la guerra empiece, los EEUU no estén obligados a intervenir. A lo mejor, la propia revolución sirve con ese propósito y acaba de facto con la OTAN.

Fuente.
Publicar un comentario